La conexión euroasiática

Ayer martes 16 de septiembre, tanto el parlamento ucraniano (rada suprema) como el Parlamento Europeo firmaron un acuerdo de asociación. La dimensión económica del acuerdo se ha dejado pendiente para 2016. Recordemos que la oposición rusa a tal acuerdo llevó al Kremlin a lanzar el año pasado una guerra económica contra Ucrania, como magnificamente explicó Andres Rodríguez en su blog “Ciencia y cosas”. El presidente ucraniano se vio empujado a reconsiderar la decisión y el rechazo de una parte de la ciudadanía ucraniana a su marcha atrás generó una importante movilización popular. El resto, ya saben ustedes, es historia.

volt-201x300
“Paris-Berlin-Moscou-Pékin : vers l’alliance continentale?”, artículo en el primer número de la revista francesa Voltaire, vinculada con el régimen sirio, el Frente Nacional y la Nouvelle Droite francesa.

En el Parlamento Europeo, 535 eurodiputados sobre 697 votaron a favor. “Oritxupolite” tuvo el detalle de llamar mi atención sobre el listado con el sentido del voto. En el apartado de votos en contra encontré una combinación jocosamente previsible: Los partidos de la eurodiputada Le Pen, el eurodiputado Iglesias, el eurodiputado Papadakis (Partido Comunista de Grecia) y el eurodiputado Epitideios (Asociación Popular – Amanecer Dorado) votaron lo mismo. Lástima no haber apostado con alguien cuando vaticiné que veríamos a Le Pen e Iglesias votando a menudo en el Parlamento Europeo lo mismo, porque hoy habría bebido unas cuantas cervezas gratis.

Cuando el otro día hice mi primera aproximación a la Nueva Guerra Fría, afirmé que el eje tradicional izquierda-derecha no nos sirve para ubicar la posición de gobiernos y fuerzas políticas en este nuevo conflicto global. Uno de los bandos se caracteriza por gobiernos autoritarios con retórica nacionalista-populista que mantienen un fuerte culto al líder. Y esas características las encontramos en gobiernos “socialistas” como los de Siria y Venezuela, en gobiernos de “centroizquierda” como el de Argentina, “centro” (sic) como el de Rusia y “conservadores” como Irán en tiempos de Ahmadineyad. Las simpatías y vínculos tanto personales como intelectuales del núcleo duro del partido Podemos (recordemos, por ejemplo, las repetidas referencias de Pablo Iglesias a Ernesto Laclau) hacía fácil anticipar su posicionamiento en el conflicto de Occidente con Rusia y sus aliados. Está de más recordar en qué canal se emite el programa “Fort Apache” y la función con la que nació (This new Spanish network will have a major role in reflecting the ideological legitimacy of our system to the world”).

41yNqnIPRvLEl euroasianismo renació como ideología en Rusia en el vacío político producido por la disolución de la Unión Soviética. En aquellos días, el belga Jean-François Thiriart visitó Moscú, donde conoció a Alexander Dugin. Thiriart era el autor de la idea de una Europa que rompiera vínculos con Estados Unidos para unirse de “Dublin a Vladivostok”. En los últimos años de su vida había ido evolucionando hacia posiciones cercanas al naciente nacional-bolchevismo ruso. Mientras tanto, en España, se publicaba en 1992 El Sueño Eurosiberiano de Jorge Vestrynge, que retomaba el sueño de De Gaulle de “una Europa entera con Rusia”. Vestrynge, por lo general un personaje bastante incomprendido aunque se haya explicado de forma meridiana en su obra (Memorias de un maldito, Rebeldes, revolucionarios y refractarios), pasó de ser dirigente en Alianza Popular a militar en el Partido Socialista Obrero Español precisamente por su incapacidad de encajar en los partidos tradicionales. Sus posturas estaban cercanas a quienes derivaron del gaullismo al nacionalismo económico (bolchevique-bonapartistas). De ahí que Vestrynge encontrara encaje en la Venezuela chavista y finalmente entrara en Podemos, para escándalo de quienes no han leído a Vestrynge y/o no han entendido la verdadera naturaleza de Podemos.

40 thoughts on “La conexión euroasiática

  1. Una cosa es lo que Vestrynge cuenta de sí mismo y otra muy diferente la que no cuenta.

    Tú vienes de su facultad, pero eres demasiado joven. Las pistas de su propia juventud se han enfriado para quien no lo ha vivido o para quien prefiere olvidar. Pero hay dos organizaciones que deberías tener en cuenta: CEDADE y Guerrilleros de Cristo Rey. Los segundos forman ya parte de la historia… como tales. CEDADE sigue más viva que nunca, aunque bajo otros nombres. De CEDADE podemos saltar a Skorzeny, por ejemplo, pero diría que el nombre CEDADE es más que suficiente.

    Y sí, esto nos habla mucho de Podemos. También. Podemos es un pastel demasiado goloso como para que los “círculos” entrecomillados, cercanos a lo que significó CEDADE, no traten de infiltrarse aprovechando la feliz circunstancia de que Podemos “dirige sus propuestas a todo el mundo, no sólo a la izquierda”.

    Si a esto le sumamos que el núcleo duro de Podemos (no las personas de buena voluntad a las que se ha reclutado por su nombre o por hacer bulto) tiene vínculos inconfesados pero innegables con el aparato bolivariano, el cuadro no puede ser más tenebroso.

    Vuelvo al tema inicial. La ÚNICA manera que tiene un nazi de dejar de serlo es reconocerlo. Eso debería bastar para saber qué ocurre realmente.

    1. A mí me pareció curioso que Verstrynge a Le Pen hija la considere “soberanista populista.” El gobierno argentino se define a sí mismo como “nacional y popular” (nac & pop)

  2. Decir que Podemos y el Frente Nacional son lo mismo porque votan en contra de algo, es como decir que el PP y Batasuna son lo mismo porque votaron en contra de algo tanto en Euskadi como en el Parlamento español.
    Lo que se le olvida al que escribe son las razones, totalmente contrapuestas, para votar en contra.
    Un poco más de rigor no vendría mal.
    Querer hacer creer que occidente es bueno buenísimo y Rusia mala malísima no se sostiene por ningún lado.

      1. La (in)comprensión lectora de la gente nunca deja de sorprenderme.

        El otro día encontré un artículo de un tal Roberto Centeno en El Confidencial repitiendo las tesis de la propaganda rusa sobre el vuelo MH17. Averigüé sobre el personaje y encontré que está furibundamente en contra de Podemos.

        Es decir, podemos encontrar grupos y personas que apoyan las tesis e intereses rusos pero que a su vez estén enfrentados. Como Amanecer Dorado y los comunistas.

      2. Pues a lo mejor la incomprensión lectora está buscada por el escribiente que ahce un ejercicio de equilibrismo tal que dice sin decir para poder hacer mutis por el foro.
        “Los partidos de la eurodiputada Le Pen, el eurodiputado Iglesias, el eurodiputado Papadakis (Partido Comunista de Grecia) y el eurodiputado Epitideios (Asociación Popular – Amanecer Dorado) votaron lo mismo. Lástima no haber apostado con alguien cuando vaticiné que veríamos a Le Pen e Iglesias votando a menudo en el Parlamento Europeo lo mismo”,
        Si lo que quiere decir es que tienen intereses comunes que se diga… pero que se vote lo mismo no quiere decir que sus intereses sean comunes, ni mucho menos.
        El único interés del FN es el poder y la expulsión de los inmigrantes.
        El de Podemos, el poder… pero no creo que entre sus medidas esté el expulsar a nadie.
        Ahora el sesgo antiruso, proisraelí del escribiente está claro… que a mi me da igual, pero por muchas citas que ponga… yo tambien puedo vaticinar que el FN al final tendrá muchos más votos que los que ahora están gobernando.
        Lo mismo que Podemos… y no creo que sus intereses sean convergentes.

      3. Que tengan intereses comunes no significa que todos sus intereses sean comunes. Significa que existen algunos intereses, comunes a ambos grupos.

      4. Más que intereses comunes, lo que tienen es soluciones parecidas para los mismos problemas.
        El abogar por el control estatal de los medios de producción es típico tanto de la izquierda radical,como de la derecha radical.

      5. Y por cierto… Tal vez sea que eso que os empeñáis en describir como izquierda y derecha hace muchos años que no existe, pero muchos.
        Ahora bien, siempre le ha interesado a alguien ponerle etiquetas a las cosas para poder encuadrarlo en algo y tenerlo bajo vigilancia.

      6. Todo esto tiene que ver con la Nueva Guerra Fría y ya dije en alguna parte que los ejes tradicionales derecha-izquierda no sirven. Clasificar gobiernos por izquierda y derecha sería inútil. Además, ¿CFK o Assad son de izquierdas o de derechas? Precisamente el mejor ejemplo está en la votación en el Europarlamento sobre la cuestión ucraniana.

        Que luego venga alguien que se declara comunista y de izquierdas a decir como parte de una estrategia electoral que en política española no sirven, es otra cosa.

      7. A ver, que lo has hecho a propósito joder. Qué no somos tontos y tú tampoco.

        Dejas caer lo de que votan lo mismo blablabla y te escudas en que no has dicho que sean lo mismo, cuando es evidente que has puesto eso para dejarlo caer…

        Como siempre en este tema, tiras la piedra y escondes la mano.

      8. Evidentemente se trata de una segunda aproximación, tras “La Nueva Guerra Fría”, a un asunto que va a ser un eje temático importante en este blog a partir de ahora. Lo iré desarrollando sobre la marcha. El profesor Carlos Taibo en su libro sobre Ucrania decía que no estábamos en una nueva Guerra Fría. Yo estoy en desacuerdo. Será interesante ver el desarrollo.

  3. Las razones que tienen Frente Nacional y Podemos para votar lo mismo en este aspecto son las mismas:
    – Rechazo al libre comercio.
    – Rechazo al vínculo transatlántico.

    Por otra parte, el autor ha proporcionado varios links que, tirando de ellos, tiene uno para bastantes meses de lecturas y reflexiones, sobre esa “cuarta vía” (social – nacional) que algunos proponen, en las que se puede profundizar sobre esa confluencia de intereses entre partidos aparentemente alejados, pero que en el aspecto económico, de estructura del estado y de control social, son muy parecidos. Únicamente diferenciados en aspectos “folklóricos”, pero muy similares en el fondo. Como son similares, casi idénticos, los “Ultra Sur” y los “Boixos”, aunque para un observador casual pudieran parecer “lo mas alejado de la galaxia”.

    Son corrientes profundas, que no se pueden despachar en un comentario de 140 caracteres, como lamentablemente sucede en estos tiempos que nos ha tocado vivir.

    1. Quizás el problema es que aquí la gente no sabe de qué va el Frente Nacional.

      Jorge Verstrynge contaba del Frente Nacional:

      Marine Le Pen, que es una chica muy lista y una gran polemista, ha pegado un giro en el partido de su padre que comienza con la guerra de Irak. Hasta entonces, el Frente Nacional había sido un partido ultraliberal, pero desde ese momento empieza a pedir nacionalización de bancos, de sectores industriales clave, proteccionismo en las fronteras… Entonces, tienes en Francia un populismo de derechas con Marine Le Pen, pero cuyo programa económico es raro, en relación con la tradición de ese segmento.

      […] Al otro lado tienes al Partido de Izquierdas, el Parti de Gauche, de Melanchon. Tú coges los dos programas y son idénticos, excepto en un punto. Melanchon iba por delante de Marine Le Pen en las encuestas. Uno llevaba el 15% más o menos y la otra un 9. Y, de pronto, oigo a Melanchon decir en un programa de televisión: “si yo soy presidente de la República, voy a regularizar a los sin papeles”. Y a partir de ahí, te has caído con todo el equipo.

  4. Que yo sepa, la Red Voltaire de Meyssan no está vinculada con el FN ni con la Nouvelle Droite. Sí hay un vínculo indirecto en el sentido de que todos ellos trabajan para Rusia, a veces vía Irán.

    Sobre Meyssan, Soral, Dieudonné y su condición de asalariados de regímenes extranjeros, pueden resultar interesantes estos artículos:
    http://www.article11.info/?Alain-Soral-et-son-butin-de-guerre
    http://www.prochoix.org/cgi/blog/index.php/2005/05/06/465-qui-est-vraiment-thierry-meyssan

    No descartes intereses económicos en el caso del FN. Anteriormente tenían acuerdos con los ucranianos de Svoboda. Sólo muy recientemente adoptan una postura radicalmente prorrusa y -curiosamente, o quizá no tanto- proisraelí, de la mano de Marine Le Pen y Aymeric Chauprade, un turbio personaje que se encarga de la política exterior del FN. Putin les da cobertura política, mediática y posiblemente económica. A cambio ellos apoyan los intereses rusos en Europa. En el caso de Philippe de Villiers y otros políticos de la derecha francesa (incluida la moderada), se sabe a ciencia cierta que tienen importantes negocios con Rusia.

    El de Roberto Centeno parece ser un caso similar. Dirige una compañía petrolera y muy probablemente tiene negocios personales con Lukoil y Gazprom. En 2008 ya escribió un artículo en el que defendía de manera muy agresiva la compra de Repsol por parte de Lukoil o Gazprom:
    http://robertocenteno.wordpress.com/2008/11/19/lukoil-o-gazprom-una-oportunidad-historica/

    La extrema derecha europea está rendida a los pies de Putin gracias a la labor de Dugin. Pero también empieza a estarlo la derecha moderada. César Vidal y Francisco Marhuenda vienen defendiendo a Putin con pundonor. Sectores importantes de los tories, de la derecha francesa moderada y del Partido Republicano estadounidense son favorables a Putin. Hace pocos días la derecha evangélica estadounidense organizó en Moscú, con patrocinio ruso, un fastuoso Congreso de las Familias, que contó con la intervención estelar a través de cámara de Putin, que ya es recibido en esos ambientes como un mesías político, a pesar de que tiene una de las leyes del aborto más liberales de toda Europa. Por parte de España estaba invitada HazteOir, cuyos representantes se deshacen en elogios a Putin siempre que pueden. En los medios españoles de información eclesiástica hace tiempo que se ha convertido en un deporte de riesgo criticar a Putin.

    Putin ha sabido tejer una importante red de colaboradores dentro del espectro conservador. Algo así como la manoseada “Red Gladio” pero con centro en Moscú. La coartada ideológica es que Putin defiende a la familia, mete en cintura a los homosexuales y machaca a los islamistas. Pero en muchos casos lo que hay es un simple intercambio de favores.

    1. Cuando decía que estaba vinculada con el FN y la Nouvelle Droite, no me refería que estuviera en su órbita. Sino que a si te pones a buscar vínculos personales y actividades conjuntas encuentras cosas como aquel viaje en 2006 a Siria y Líbano.

      De los dos enlaces que me pasas de Meyssan juraría que uno lo incluí en alguna de mis dos entradas sobre “Voltairenet, la gran impostura”. El resto que cosas apuntas son bastantes interesantes y me ayudan a ir completando el puzzle que estoy ensamblando.

      1. Me alegro de que te hayan sido útiles algunas de las informaciones. Si necesitas enlaces que prueben algún punto, no tienes más que pedírmelo (no he querido poner muchos enlaces por evitar sobrecargar el comentario). Desde hace meses investigo a fondo los vínculos de Putin con la extrema derecha y tengo bastante información, en parte por moverme un poco en ese ámbito.

        Agradezco la labor de análisis de tu blog. Aunque sospecho que partimos de posiciones ideológicas muy distintas y tenemos conclusiones también divergentes, se nota que haces un esfuerzo por tratar los asuntos de manera objetiva, como corresponde a un periodista serio. Uno ya está un poco cansado de panfletos en clave conspiranóica.

      2. Objetivo? Para ser objetivo hay que tener equidistancia y no verlo todo a través de un solo ojo. El dinero no tiene ideologia.
        Sigue el dinero y encontrarás parejas muy extrañas.

      3. Objetividad y equidistancia no son la misma cosa.
        Ante un asesinato lo objetivo es ver quien es el asesino.
        Lo equidistante es decir que el asesino también tendría sus razones para actuar así.

      4. Si no tienes equidistancia es imposible ser objetivo. Entiendo objetividad como la forma de ver las cosas sin tomar partido… y en este caso no es así.

      5. La “Nueva Guerra Fría” será uno de los ejes temáticos de este blog y me interesa mucho el movimiento euroasianista, Dugin , sus conexiones con occidente y todos aquellos que Occidente les hacen de altavoz.

  5. La objetividad es una imposbilidad biológica. El ser humano tiene sesgos cognitivos imposibles de soslayar. Cualquier ser humano evalúa la realidad de modo personal y subjetivo (si no fuera así, no sería un ser humano).

    Lo que hay que exigir es honradez y transparencia. Y no mentir.

    1. Ya que llegamos a la metafísica, voy a entrar al trapo 😀
      Y me voy aún más al extremo… ¿objetividad en las cuestiones humanas?

      Enseñádme un átomo de justicia, o de culpa, o responsabilidad, y podré empezar a hablar de objetividad. Mientras, no entiendo esos conceptos más que como (conceptualización de) sensaciones.

    2. Cierto. Por eso hablé de un “esfuerzo por tratar los asuntos de manera objetiva”, no de la objetividad en sí, que es casi imposible.

  6. Como veis he procedido a hacer limpia. Parece que pisé algún callo cuando señalé el dato que Podemos, el Frente Nacional francés y Amanecer Dorado fueron de los pocos partidos que votaron en contra del acuerdo de asociación entre la Unión Europea y Ucrania.

    No tengo ni las ganas ni el tiempo de dedicarme a dar explicaciones pormenorizadas del sentido e intención de lo que escribo en mi blog para quienes evidentemente no están interesados en entender.

    Cierro aquí el hilo de comentarios. Creo haber dejado claro que en esta entrada de blog y otras anteriores que:
    -Afirmo que hemos entrado en una Nueva Guerra Fría
    -Que la identidad ideológica de los bloques es más difusa que en la vieja Guerra Fría.
    -Que el tradicional eje derecha-izquierda no nos es útil para posicionar gobiernos, partidos o movimientos en la Nueva Guerra Fría.
    -Que en el bando encabezado por Rusia encontramos fuerzas nacional-populistas tanto de izquierda y derecha.
    -Que un elemento aglutinador del bando anterior es el antagonismo con EE.UU., la UE, la OTAN e Israel (lo que ha llevado a más de un progresista español a tomar discursos de la Nueva Derecha francesa sin percartarse del origen)

    Cuando publiqué esta entrada lo hice sabiendo que había muchas cosas que pulir y matizar, pero la di por buena porque estaba haciendo la primera aproximación al tema. Próximamente seguiré con él.

    Si alguno tiene una diatriba que soltar sobre mis ideas, que abra su propio blog.

Los comentarios están cerrados.