Desde el estallido de la crisis financiera de 2008 no ha habido región del planeta sin protestas callejeras. La lista es larga y el occidente desarrollado no es ajeno, arrancando por el 15-M español o el Occuppy Wall Street estadounidense. La Primavera Árabe, que tuvo su prólogo en El Aaiún en noviembre de 2010, sacudió desde Mauritania a Baréin. Por razones diversas, la gente salió a la calle en Argentina en 2013 y en Hong Kong en 2014. Sin olvidar Ucrania y Venezuela o más recientemente Nicaragua y Armenia.

Protestas callejeras en Egipto durante la Primavera Árabe.

Desde hace tiempo observo un fenómeno curioso. Las protestas estudiantiles y en defensa de unas pensiones públicas en Chile fueron saludadas por los mismos que aplaudían la represión de los estudiantes venezolanos y los manifestantes nicaragüenses que protestaban por la reforma de las pensiones. Me refiero a esa ultraizquierda parlamentaria española que se dedica, como la ultraderecha, a hacer metapolítica desde las redes sociales. Entonces caí en la cuenta de un indicador curioso que permite anticipar si una protesta social recibirá apoyo como ejemplo del pueblo en lucha o por el contrario será denunciada como una conspiración golpista de la CIA o una “primavera sorosiana”: los intereses geopolíticos rusos y los contratos de venta de armamento.

Desfile de elementos del sistema antiaéreo S-300VM en Venezuela.

Casi podemos anticipar mecánicamente que allí donde la agencia ROSOBORONEXPORT haya firmado contratos relevantes para Rusia desde el punto de vista económico, geopolítico o ambos cuando surjan protestas contra el gobierno en las calles la legión de fans de Putin denunciará su falta de legitimidad y su falta de espontaneidad. Repasen la prensa y las redes sociales de los últimos meses y verán que la fórmula funciona como un reloj para los casos de Venezuela, Irán, Nicaragua y Armenia, sin olvidar los casos anteriores de Siria y Ucrania. Los bulos y las noticias falsas del aparato mediático del Kremlin nunca apareceren de forma inocente y son parte de una estrategia informativa.

 

 

10 respuestas a “La regla informativa sobre los amigos del Kremlin

  1. Recuerdo que tampoco se le dio especial relevancia al asesinato de Boris Nemtsov por parte de los seguidores de Putin en Occidente . Y es algo bastante grave, un destacado miembro de la oposición política rusa tiroteado en una céntrica calle de Moscú.

  2. La verdad es que con un poco de observación parece confirmarse la triste situación que se denuncia en esta entrada: hay mucha gente que considera que es imposible que haya una revuelta social real (o que ésta tenga justificación) si va contra un gobierno que a su vez va contra el ”sistema”, que lógicamente se asocia con la Unión Europea o Estados Unidos. Habría que preguntarse cómo se ha llegado a la situación de tener a tanta gente en esa burbuja ideológica… y lo de Soros roza ya la enfermedad mental… esos rollos de la conspiración feminista-musulmana-LGTB-judía-marxista cultural que defienden tantos en internet no es otra cosa que un ”remake” de la Dolchstoßlegende, ¿es que nadie se da cuenta?

    Pero hablando de delirios de la primera mitad del siglo XX, me gustaría saber por qué el autor de este blog no tiene otra página mejor a la que poner enlace que a la ”metapedia”; dejo un enlace a su artículo destacado de este mes y creo que será evidente por qué me horroriza que justo aquí pongan un enlace inocente a semejante web: http://es.metapedia.org/wiki/Campos_de_exterminio

    De verdad que me gustaría leer alguna explicación de esa absurdez.

    1. En mi opinión el enlace a Metapedia es muy oportuno, ya que precisamente demuestra que “metapolítica” es una de las palabras en clave que utilizan los neonazis. Lo mismo que “marxismo cultural” o las típicas referencias a Soros para evitar referirse explícitamente a los judíos. Tened en cuenta que han desarrollado mucho el arte de la disimulación.

      1. Tras leer su explicación no puedo más que darle la razón, Gondomar, y me disculpo por no haberlo visto antes.

        Desgraciadamente no puedo más que reiterarme en el primer párrafo de mi mensaje. ¿Realmente no hay alguna especie de plan para combatir toda la ignorancia y conspiranoia que hay por internet? Que tantos chalados y gobiernos esquizofrénicos puedan colar sus trolas a tantas gentes y los más razonables no sean capaces de responder me parece algo terrorífico…

        1. No. El plan en todo Occidente y no me da que en muchos países fuera de el, es precisamente todo lo contrario. En aras de la igualdad degradar la educación, eso si, dando muchos títulos. Y sin educación no hay criterio para nada, ni científico ni político ni histórico…………..

          1. Pues no sé bien cómo, ni quién, pero algo hay que pensar: es cierto que si Putin, Le Pen o alguien así en el futuro logra imponer su influencia en Europa será un dominio tan breve como el de Epaminondas, pero temo por todo el caos que pueda provocar y el esfuerzo de la reconstrucción posterior…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s