¿El comienzo del fin del “Imperio estadounidense”?

Una vez le preguntaron al ministro de asuntos exteriores chino Zhou Enlai sobre los acontecimientos de Mayo de 1968 en París. Contestó que le parecía pronto para valorar su significado. En algún momento la frase se tergiversó y hoy en día se cita la respuesta en una versión en la que Zhou Enlai de lo que se mostraba reacio a emitir una valoración era de la Revolución Francesa de 1798. Normalmente quien atribuye esa cita apócrifa a Zhou Enlai señala la tradicional prudencia china y su visión a largo plazo. La misma que llevó a Den Xiapoing a plantear reformas que alejaran a China del modelo soviético para convertir al país en potencia mundial avanzado el siglo XXI.

Llevo interesado en los asuntos de seguridad y defensa desde finales de los 80 y recuerdo en aquel entonces cómo todo lo que fabricaba China era una evolución de tecnología soviética recibida antes de la ruptura con la URSS. China llegó a ofrecerle a Brasil el F-7M Airguard, su copia del MiG-21, a cambio de dos turbohélices EMB-312 Tucano por ejemplar. Hoy, China desarrolla su propio caza de quinta generación (Europa no está ni se le espera en ese campo) mientras Brasil pone como condición a los ofertantes de su programa FX-2 altas transferencias tecnológicas.

Chengdu-J-XX-VLO-Prototype-27S
Siempre insisto en que lo importante respecto a China no es dónde está hoy, sino dónde va estar. Cada paso tecnológico dado es acogido con comentarios negativos por algún pretendido escéptico que señala lo que a China le queda por recorrer y lo improbable de que alcance ese hito. Tiempo después ese hito es superado y de nuevo escuchamos que el desarollo chino es un espejismo carente de bases sólidas porque se dan las circunstancias para que el siguiente hito tecnológico nunca sea superado. Y así desde finales de los años 80 hasta el presente y más allá.

El ascenso chino no presenta ningún problema de acotación temporal a los historiadores. Su inicio está bien delimitado en el tiempo. Pero en estos días, siguiendo la posible intervención estadounidense en Siria, me he empezado a preguntar si lo que hemos vistos son síntomas de lo que en un futuro y con la perspectiva del tiempo señalaremos como el comienzo del declive de la condición de Estados Unidos como solitaria híper potencia. No tanto porque hayan mermado los medios con los que Washington pueda actuar, pero sí porque haya disminuido su capacidad de actuar de forma unilateral.

Al contrario que en la guerra de Kosovo, ya no tenemos a una Rusia débil pendiente de la renovación de créditos por parte del Banco Mundial y por tanto dispuesta a dejar pasar en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas una resolución contra un aliado. Putin lanzó una renovación de sus fuerzas armadas a raíz de las lecciones de la guerra con Georgia en 2008 que en el futuro seguro aumentará el perfil internacional del país, como estamos viendo ahora en el Mediterráneo.

2219579019_a16cf000dc_o

La invasión de Iraq en 2003 y su posterior ocupación agotó por largo tiempo la disposición de la opinión pública estadounidense de embarcarse en aventuras en el extranjero. La idea de invadir un país para cambiar su régimen político está totalmente fuera del debate político. Irónicamente, la mentira que se usó para justificar la invasión de Iraq sobre las armas de destrucción masiva del régimen de Hussein han retornado como un bumerang. A pesar de las informaciones ofrecidas por Médicos Sin Fronteras sobre el presunto ataque con armas químicas del 21 de agosto en Ghouta existe una desconfianza generalizada a pesar de que los indicios sean de que efectivamente se usaron armas químicas o al menos armas termobáricas. La crisis en Siria es un ejemplo de que hay problemas que superan la capacidad de Estados Unidos de generar orden a bombazos y que tenemos ahora crisis con demasiados actores internacionales implicados para que una accción unilateral sea capaz de ofrecer resultados. Pero antes de que alguno arranque a aplaudir el comienzo del fin del imperio estadounidense habría que recordar que asistiremos en paralelo al ascenso del nuevo imperialismo ruso y un creciente imperalismo chino.

3 thoughts on “¿El comienzo del fin del “Imperio estadounidense”?

  1. Jesús,

    En realidad el imperialismo unipolar (Estados Unidos) está dando paso al imperialismo multipolar (Estados Unidos, Rusia y China). Eso no significa que estemos asistiendo al fin del imperio estadounidense, sencillamente la primera potencia occidental ha dejado de controlar el monopolio imperialista en beneficio de las potencias emergentes.

    Por otra parte no deja de sorprenderme la lectura interesada que das a ciertas informaciones.

    En tu artículo citas un artículo de El País en el que Médicos Sin Fronteras denuncia la muerte de 355 sirios por agentes químicos, y a continuación insinúas que en el actual escenario multipolar existen “demasiados actores internacionales implicados para que una accción unilateral sea capaz de ofrecer resultados”.

    En otras palabras, estás denunciando que Rusia, en su nuevo papel de potencia imperialista, ha impedido una intervención unilateral -eufemismo de bombardeos- contra Siria.

    Pues bien, resulta que Médicos Sin Fronteras publicó un comunicado denunciando el uso interesado de su información por parte de los Gobiernos:

    “En los últimos dos días, los Gobiernos de Estados Unidos y de otros países se han referido a informaciones de varias organizaciones, entre ellas Médicos Sin Fronteras (MSF), para declarar que el uso de armas químicas es “innegable” y señalar a los responsables. MSF advierte que su información médica no puede ser utilizada como una prueba para certificar el origen preciso de la exposición a un agente neurotóxico, ni para atribuir la responsabilidad del suceso.”

    https://www.msf.es/noticia/2013/siria-reaccion-msf-al-uso-su-informacion-por-parte-gobiernos

    Por otra parte, la ONU ha confirmado hoy el uso de gas sarín en Siria, algo que todo el mundo se imaginaba tras la masacre de Ghouta. Lo que no aclaran los inspectores de la ONU en su informe es quién está detras de esa masacre.

    Es decir, las investigaciones de la ONU han sido completamente estériles. Sin embargo eso no es impedimento para que algunos denunciéis la culpabilidad del régimen sirio a través de Twitter, a pesar de que el informe de la ONU no aclara quiénes son los responsables de la masacre de Ghouta.

    Lo más curioso es que luego te molesta que la “izquierda” únicamente da cobertura a la información que se ajusta a su punto de vista, pero no te das cuenta de que tú eres el primero que publicas la información de manera totalmente selectiva.

    Enlazo algunas informaciones que has preferido ignorar o ningunear:

    – Los testimonios del periodista Domenico Quirico y el profesor Pierre Piccinin se suman al reportaje de Yahya Ababneh y Dale Gavlak que presuntamente inculparía a los rebeldes del ataque con armas químicas en Gouta.

    http://www.publico.es/internacional/467156/polemica-tras-la-liberacion-en-siria-de-un-periodista-de-la-stampa-y-un-profesor-belga

    – El artículo original de Mintpress News aclara explícitamente que la colaboradora de Associated Press, Dale Gavlak, únicamente participó en el proceso de documentación y redacción del reportaje.

    El posterior desmentido de Associated Press únicamente puso en evidencia la falta de rigor de los medios que atribuyeron la autoría original del reportaje a la colaboradora de AP.

    En realidad bastaba con enlazar el artículo original para aclarar el malentendido y darse cuenta de que el artículo de Mintpress News no es obra de Dale Gavlak, sino de Yahya Ababneh:

    http://www.mintpressnews.com/witnesses-of-gas-attack-say-saudis-supplied-rebels-with-chemical-weapons/168135/

    – Según Carla del Ponte, antigua fiscal del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia y actual miembro de la Comisión de Investigación de la ONU sobre Siria, “los rebeldes sirios han hecho uso de gas sarín en el conflicto que mantienen contra el régimen de Bashar Asad”.

    Poco después la misma Comisión rectificó las palabras de Carla de Ponte, asegurando que “nuestras investigaciones no nos permiten concluir que hayan sido utilizadas armas químicas por las distintas partes en el conflicto sirio”.

    http://www.elmundo.es/elmundo/2013/05/06/internacional/1367823655.html

    En resumen, a fecha de hoy nadie puede asegurar con certeza quién es el responsable de los ataques de Ghouta. Sin embargo algunos ya estáis acusando al régimen sirio, a pesar de que no existen pruebas concluyentes que puedan inculpar a ninguna de las partes implicadas.

    Afortunadamente el “imperialismo ruso” ha conseguido evitar temporalmente la intervención unilateral de Estados Unidos, y al mismo tiempo ha promovido el desarme del arsenal químico sirio para buscar una solución diplomática al conflicto. ¡Qué malvados son los imperialistas rusos!, ¿verdad, Jesús?

    Saludos.

Los comentarios están cerrados.