Extrañas convergencias ideológicas en la Nueva Guerra Fría

Ayer pasó algo curioso. “Barbijaputa”, la columnista de ElDiario.es, mencionó en su Twitter que Susan Sarandon había dicho que Hillary Clinton es peor que Donald Trump. Y que ella se fiaba mucho del criterio de Susan Sarandon. “Barbijaputa” tiene una larga trayectoria tratando de epatar con sus artículos y comentarios en Twitter pero me parece interesante ese giro de tuerca, en la línea del hipsterismo político del que ya he hablado aquí, en el que personas de izquierdas defienden ideas radicales en busca de la “distinción”, en los términos de Pierre Bourdieau.

La política ya no es un espacio de transformación social, sino un espacio de identidad personal. Uno es las causas a las que hace retuit o comparte en su muro de Facebook. Pero precisamente, como el umbral del compromiso social es tan bajo, quienes quieren sentirse parte de una élite ilustrada y concienciada frente a la masa borrega tienen que buscar causas exóticas o defender las causas más extravangates.

Pero la anécdota de “Barbijaputa” tiene un giro interesante. Buscando argumentos con los que sustentar su posicionamiento, o quizás buscando ejemplos de que Susan Sarandon no son las únicas en pensar así, enlazó a un artículo de Diana Johnstone titulado “Por qué Hillary Clinton es mucho peor que Trump” publicado por Katehon. ¿Quién es Diana Johnstone y qué es Katehon?

Diana Johnstone es una escritora estadounidense, autora de un libro bastante polémico sobre las guerras en la antigua Yugoslavia. Según ella, la OTAN intervino en Bosnia-Herzegovina en 1996 contra las fuerza serbo-bosnias como un nuevo episodio del enfrentamiento geopolítico de Estados Unidos contra el mundo cristiano-ortodoxo apoyando a las fuerzas islamistas, siendo el primero la Guerra de Afganistán. Podemos encontrar artículos suyos en Voltairenet, cómo no, entre los cuales hay uno donde defiende al humorista francés Dieudonné M’Bala M’Bala, célebre anti-semita que ha actuado en actos del Front National y fundó el Partido Antisionista con dinero de Irán. Escribí de él por cierto, en “Antisemitismo y odio a Israel en Europa”.

Katehon por su parte es un sitio web con versiones en varios idiomas, incluyendo el español, vinculado al movimiento político euroasianista, una corriente neofascista e imperialista rusa del que su máxima figura es Alexander Dugin, del que en su momento hablé brevemente aquí y sobre el que tendré que volver en el futuro porque los euroasianistas articulan una verdadera ideología antioccidental en el contexto de la Nueva Guerra Fría. Dugin visitó España en 2013, por cierto, invitado por el partido neofascista Movimiento Social Republicano.

Que “Barbijaputa” haya enlazado un artículo de Katehon es accidental. Podría haber enlzado a cualquier artículo de Counterpunch, donde Diana Johnstone colabora habitualmente. Por ejemplo, tenemos una entrevista a Johnstone que Counterpunch ha titulado con la frase “Clinton is truly dangerous”. [Actualización: Enlazó una entrevista a Johnstone en La Marea]. Pero lo significativo aquí es que los discursos en ambos extremos del espectro político sean indistinguibles. Ya sucedió durante los comienzos de la crisis de Ucrania, que medios de izquierda española reproducían artículos de autores de la ultraderecha francesa defendiendo el punto de vista ruso. Posiblemente los editores de esas publicaciones no tuvieran ni idea de quién era el autor. Simplemente les gustó el discurso “crítico” contra Estados Unidos y la Unión Europea.

Según contaba Russia Today el pasado mes de junio, se aprobó en Rusia una ley que “prohíbe cultivar y criar especies genéticamente modificados”. Mientras que F. William Engdahl contaba en New Eastern Outlook que el pasado día 25 de julio Vladimir Putin había decidido dar un giro a la economía rusa, abandonando la doctrina neoliberal occidental para lanzar una estrategia de “Desarrollo Nacional”. A Engdahl, cómo no, le podemos leer en Voltairenet y Rebelión.org. Seguro que muchos izquierdistas despistados aplaudirán a un político que renuncia al neoliberalismo y prohíbe los Organismos Modificados Genéticamente en su país, aunque se llame Vladimir Putin.

El pasado 1 de agosto el blog Agenda Roja Valenciana titulaba “No era un helicóptero militar” a propósito del helicóptero Mil Mi-8AMTSh de la fuerza aérea rusa derribado en Siria. Según informaron las autoridades rusas, realizaba una misión de reparto de ayuda humanitaria. Los restos del aparato mostraban que llevaba lanzaderas B-8V20A para cohete S-8 de 80mm. En cualquier caso, se trataba de un blanco militar legítimo porque un aparato para gozar de inmunidad por su misión humanitaria tendría que haber llevado un distintivo característico, como una cruz roja, y no llevar armas. El caso es que tenemos a un comunista español más putinista que Putin. Uno de tantos. Y todos revueltos. Pero remando para el mismo lado.

La Nueva Geopolítica del Mediterráneo Oriental

2016_01El número de enero/febrero de 2016 de la Revista General de Marina, que publica la Armada Española, incluye mi artículo “La Nueva Geopolítica del Mediterráneo Oriental” (PDF) en el que explico la reaparición de Rusia como actor relevante en esa región. Repaso las relaciones de Rusia con Grecia, la república greco-chipriota y Siria. Lo escribí en el verano de 2015, antes de la intervención militar rusa en Siria. Así que no refleja las últimas novedades, pero por otro lado aporta un contexto que sigue siendo relevante y tiene el mérito de haber señalado en la dirección correcta antes del desarrollo de los acontecimientos. El asunto de fondo, para mí, es la Nueva Guerra Fría, pero no encontrarán una sola referencia al término en el artículo. He optado por trabajar en darle sustancia a mis argumentos y dejar la batalla semántica para más adelante.

El papel del régimen sirio en el auge del Estado Islámico

Foto: AFP / Joseph Eid
Foto: AFP / Joseph Eid

Resulta curioso leer a los fans de al-Assad en España defender su como baluarte ante el horror del Estado Islámico, cuando la actuación del régimen sirio ha sido muy ambigua. De hecho, hizo la vista gorda cuando el país se convirtió en la ruta fundamental de paso de todos los chiflados que querían luchar en la yihad contra la ocupación de Estados Unidos en Iraq (2003-2011). Luego, ante el estallido de las protestas en el país decretó una amnistía general que benefició exclusivamente a los islamistas radicales, que nutrieron las filas de los rebeldes. Así trató de presentar la represión como una lucha contra el yihadismo. Por último, el Estado Islámico y el régimen sirio no mantuvieron excesivas hostilidades mientras el primero dirigía su esfuerzo a arrebatarle territorios a los grupos que luchaban contra el régimen. Al-Assad ha jugado en su país al papel de bombero pirómano. Lo cuento en la revista El Medio en “Del Irak de Sadam y la Siria de Asad al Estado Islámico (y 2).

Entrevista en Mírame TV

Recientemente David Cuesta me entrevistó en en canal regional canario Mírame TV para hablar de Siria y el Estado Islámico. Tenía su gracia que tras los atentados del viernes 13 en París había sido entrevistado por radios y televisiones de EE.UU., Francia, Colombia y Ecuador pero no por una cadena española. Al final, he sido profeta en mi tierra: Tenerife.

Jesús M. Pérez CAD 03.12.15 from Mírame TV on Vimeo.

Del régimen de Saddam Hussein al Estado Islámico

Kyle Orton ha dedicado especial atención en su blog Syrian Intifada a cómo el régimen de Saddam Hussein lanzó un programa de reislamización del país para apuntalar su legitimidad ante el agotamiento ideológico del socialismo árabe y los nuevos vientos en el mundo árabe. Aquel proceso sentó las bases para que figuras del régimen, militares y miembros del aparato de seguridad, terminaran en la insurgencia yihadista y hoy formen parte de la cúpula del Estado Islámico. Cuento el proceso en mi último artículo para la revista El Medio.

Una guía de mis textos sobre el Estado Islámico y Siria

He escrito varias veces sobre el origen y expansión del Estado Islámico.

Tres de mis colaboraciones con Sesión de Control fueron sobre ese tema:

Escribí sobre cómo la invasión de Afganistán en 2001 podría servir de modelo para derrotar al Estado Islámico y también de los obstáculos actuales para llevarlo a cabo:

Tras la ola de refugiados, alguno quizó culpar a Europa de darle la espalda a personas que huían una guerra provocada y alimentada por ella misma, cuando el papel occidental ha sido secundario. Expliqué las complejidades de la guerra en Siria en:

Cierta periodista española escribió sobre el mismo tema. Traté el asunto, haciendo hincapié en quién vende las armas que se usan en Siria y en la mayoría de los conflictos armados.

Expliqué la internacionalización de la guerra civil en Siria en Sesión de Control:

He reseñado tres libros sobre el Estado Islámico que me han parecido relevantes y que dan una perspectiva bastante interesante con informaciones sobre el terreno y testimonios de testigos privilegiados.

En la revista El Medio he escrito tres artículos sobre los intereses rusos en Siria.

Un tema que me enfada bastante es la propagación de bulos de forma interesada. He tratado algunos.

Observatorio de la Nueva Guerra Fría #8

Hace poco Mario Noya me pidió una lista de diez libros sobre la Nueva Guerra Fría. La verdad es que hay pocos libros específicos sobre un tema que está abierto, con la crisis ucraniana congelada y la guerra siria en marcha. Pero creo que la lista que confeccioné es sobre todo una guía de lectura para entender la Nueva Guerra Fría, que es lo importante. Aquí tienen la entrevista que me hizo Mario Noya.  Si tienen curiosidad de los libros escogidos, aquí las portadas de los libros.

imperial_gamble_banner2_990x450

Mientras tanto, estoy atento a las novedades editoriales sobre la Nueva Guerra Fría. La Brookings Institution ha publicado el último libro de Marvin Kalb que lleva por título Imperial Gamble: Putin, Ukraine, and the New Cold War.

9781610396202

Esta semana saldrá a la venta el último libro de Gary Kasparov en su vertiente de activista político y crítico del régimen ruso. Lleva por título Winter is coming: Why Vladimir Putin and the Enemies of the Free World Must Be Stopped. La referencia juegotronista me ha parecido algo oportunista pero me ha hecho gracia. Comentaban en el perfil de Facebook de Con Ucrania que el lanzamiento del libro de Kasparov no ha tenido repercusión en los medios españoles. Es habitual. En el mercado editorial anglosajón no paran de salir libros de temas de actualidad y sin embargo, apenas llegan unos pocos traducidos a España. Algo que he podido comprobar recientemente a propósito de la bibliografía sobre el Estado Islámico, pero que podríamos hacer extensivo a la guerra en Ucrania, Boko Haram, las empresas militares privadas y tantos otros temas. Al menos, como recogieron en Con Ucrania le hicieron una entrevista a Kasparov que salió publicada en el diario madrileño ABC el mes de mayo pasado.

Como les conté aquí, creí que había llegado el momento de profundizar en los temas relacionados con la Nueva Guerra Fría. Las primeros entradas del blog sirvieron para presentar el asunto y el Observatorio de la Nueva Guerra Fría ha servido para comprobar cómo se iban sucediendo noticias que daban sentido al marco y encajaban en él. Uno de los asuntos que traté fue el papel de Rusia en la guerra civil de Siria. Me pareció que estaba pasando desapercibido y era relevante porque Rusia apoyaba a Bahar al-Assad durante una guerra en la que Estados Unidos y sus aliados apoyaban una de las facciones en lucha contrarias al régimen. Escribí al respecto en la revista ElMed.io en “Armas rusas para al-Assad” y salió publicado el 12 de agosto de este año. Siguiendo el tema por Internet, me llamó la atención las pistas que apuntaban a un mayor papel de Rusia en la guerra siria. Así que escribí, de nuevo para la revista ElMed.io, “Putin aumenta su apuesta en Siria” y salió publicado el 15 de agosto. Dos semanas después se produjo (¡¡sorpresa!!) la intervención militar rusa. Hice un repaso a la situación y adelanté el acercamiento ruso-iraní también en la revista ElMed.io en Rusia en Siria y la alianza Moscú-Teherán.

Armeros rusos preparando bombas guiadas por satélite KAB-500S en la base aérea de Latakia.
Armeros rusos preparando bombas guiadas por satélite KAB-500S en la base aérea de Latakia.

Quienes hayan leído mis artículos en la revista ElMed.io quizás caigan en la cuenta de que no empleo en ningún momento el término Nueva Guerra Fría. He decidido no distraer al lector con el debate sobre el término y centrarme en la exposición de los acontecimientos. Mientras tanto, el tema ha sido tratado por varios autores.

“La geopolítica del conflicto en Siria: ¿Una nueva guerra fría?” de  (desde México).
“Rusia en Siria: la guerra fría en su fase más caliente” de Marcelo Cantelmi (desde Argentina).
“Trident Juncture: Toward a Mediterranean Cold War?” por Esteban Villarejo (desde España para Defense News).

Y por último destacar “Siria: el Viejo Topo y la Nueva Guerra Fría” de Mario M.G. y una entrada en el blog de Jaume BertránSiria en la “Nueva Guerra Fría”. La blogsfera española se estaba quedando despoblada y siempre hay que darle la bienvenida a nuevos miembros, especialmente si tratan Oriente Medio.

CRvuDWgVAAAXonZ
“Apoyo a Assad” reza una camiseta a la venta en la tienda de merchandising oficial de las fuerzas armadas rusas en Moscú. Vía Xavier Colás.

En las últimas semanas se han sucedido los rumores de la presencia de tropas iraníes y cubanas en Siria. Lo de las fuerzas cubanas me pareció desde el principio un rumor sin fundamento. Lo que sí podemos confirmar es la presencia de iraníes. En los últimos días han muerto 11 militares iraníes en Siria, incluyendo dos generales.

CSON94YU8AAou4c

Además, ha aparecido los todoterrenos iraníes Safir por primera vez en los campos de batalla sirios. E Hispán TV informa: “Irán aumentará despliegue de asesores militares en Siria”.

En este más de año y medio que ha pasado desde la invasión rusa de Ucrania he notado que según sople el viento o bien se acumulan los artículos de análisis que ponen al Kremlin por las nubes, con titulares del tipo “La jugada maestra de Putin” o “Por qué Rusia está ganando en no sé dónde”, o bien se repiten los artículos del tipo “El farol de Putin en no sé dónde” o “Por qué la jugada de Rusia no tendrá consecuencias”. Es decir, una semana cuentan que Rusia está “ganando” la Nueva Guerra Fría y al siguiente acontecimiento te cuentan que el poderío de Rusia es pura fachada.

CSO25ZYU8AA1iDC

Según Andrew Roth and Thomas Gibbons-Neff del Washington Post“Russia’s military is unlikely to turn the tide in Syria’s war”. Antes de la intervención rusa en Siria y la actual euforia de los fans del Kremlin, el apoyo popular de Putin se ha disparado, recopilé noticias sobre la situación económica rusa. Si la semana pasada salían artículos sobre los problemas económicos de Araba Saudita y Noruega por la caída de los precios del petróleo, es de esperar que Rusia también los tenga: “Putin economy in really bad shape”, “Putin is actually in serious trouble”, “Debunking Moscow’s myths about Western sanctions”.

Ayer hubo elecciones en Argentina. Habrá segunda vuelta entre el oficialista Schioli y el opositor Macri. Podría ser el fin del kirchnerismo al frente del país, lo cual tendría consecuencias geopolíticas. Pero mientras, Russia Today cuenta “Cómo Argentina y Rusia forjan una nueva etapa de relaciones internacionales”. Y la agencia Sputnik recoge las palabras del embajador ruso “Las relaciones entre Rusia y Argentina son excelentes y ambos países están dispuestos a fortalecerlas aún más”.

John Carlin trató de hablar de la Nueva Guerra Fría con un tono jocoso en un relato de política-ficción que le salió bastante tontorrón: “Agosto 2020”.

Por último, para terminar de una forma ligera, Juan Manuel de Prada.

España, igual que Rusia, tiene que luchar contra la tiranía de Occidente, y “será tanto más libre cuanto menos europea sea”, afirma el premiado escritor español, novelista y articulista Juan Manuel de Prada, en exclusiva para RT.

“Un país pacífico, regido por un dictador relativamente benévolo, fue convertido en un polvorín”. Así es la entradilla de su artículo de opinión “La sangre de los sirios”