Hillary Clinton y el Estado Islámico

Estos días he estado debatiendo en las redes sociales con unos cuantos putinbots y conociendo los argumentos con los que ellos sustentan la teoría conspirativa de que el Estado Islámico fue creado por Estados Unidos, un enemigo mortal y declarado. Uno de los argumentos más repetidos y de los que primero sale en toda conversación es que Hillary Clinton lo confesó todo en una entrevista de televisión. Es un tema confuso porque si Hillary Clinton contó que el Estado Islámico fue creado por Estados Unidos imagino que tuvo que ser un escándalo nacional. Alguien pudo haber tirado del hilo y ganar un Pullitzer. Y seguro que una película como “The Post” o “Spotlight” estaría en producción. Sin embargo, la información de que Hillary Clinton destapó un secreto tan sucio del gobierno de Estados Unidos parece que sólo la maneja la gente que se nutre informativamente con cierta clase de medios de comunicación. Así que tenía que ir a la fuente.

TeleSur, el consorcio público de varios países hispanoamericanos, ofrece el vídeo titulado “Hillary Clinton admite que EE.UU. creó Al Qaeda”. Se trata del fragmento de una entrevista a Hillary Clinton en Fox News el 18 de julio de 2010.

En los archivos de la página web de la Secretaría de Estado aparece la transcripción de la entrevista. El fragmento seleccionado por TeleSur es el siguiente:

QUESTION: So you think if we walked away from this, didn’t give them money today, it would be worse for us from a security standpoint?

SECRETARY CLINTON: I do. I do. We’re building a relationship that just did not exist. I said in our last trip when you were with me that we had a huge trust deficit, in part because the United States had – to be fair, we had helped to create the problem we’re now fighting.

QUESTION: How?

SECRETARY CLINTON: Because when the Soviet Union invaded Afghanistan, we had this brilliant idea that we were going to come to Pakistan and create a force of mujaheddin, equip them with Stinger missiles and everything else, to go after the Soviets inside Afghanistan. And we were successful. The Soviets left Afghanistan. And then we said great, goodbye – leaving these trained people who were fanatical in Afghanistan and Pakistan, leaving them well armed, creating a mess, frankly, that at the time we didn’t really recognize. We were just so happy to see the Soviet Union fall and we thought, okay, fine, we’re okay now, everything’s going to be so much better. Now you look back; the people we’re fighting today we were supporting in the fight against the Soviets.

La entrevistadora habla de las relaciones con Afganistán y Pakistán. Hillary Clinton dice que no es tan sencillo como mandar esos países a la mierda y desentenderse del problema porque en el fondo Estados Unidos tiene una responsabilidad histórica. Cuenta que Estados Unidos apoyó a los muyahidines hasta que los soviéticos se retiraron de Afganistán, para luego desentenderse del país. [Hace el gesto de limpiarse las manos]. Afganistán quedó en manos de milicianos fanáticos y armados que crearon un desastre. [Recordemos que tras la caída del gobierno comunista de Kabul en 1992, los muyahidines empezaron una guerra civil]. En aquel entonces la satisfacción por la derrota soviética hizo que no se prestara atención a la situación del país. Y así dice “the people we are fighting today, we were supporting in the fight against the Soviet”. Está claro que habla de los antiguos muyahadines, que luego se fragmentaron en diferentes bandos. Unos terminaron en la Alianza del Norte, como Ahmed Shah Masud. Y otros en los talibán, como Gulbuddin Hekmatyar. Está claro que no habla de Al Qaeda, habla de Afganistán. Pero atención a cómo tradujo y subtituló TeleSur la primera pregunta:

TeleSur traduce la pregunta “So you think if we walked away from this, didn’t give them money today, it would be worse for us from a security standpoint?” por “Ud. dice que si no hubiéramos financiando a Al Qaeda, hoy sería peor para nosotros en materia…?” Han metido un Al Qaeda con calzador para que luego parezca que cuando habla de milicianos fanáticos está hablando de terroristas de Al Qaeda. La gracia es que la presentadora de TeleSur remata “¿Qué tal? Ahí lo tienen, clarito”.

Curiosamente el discurso de Hillary Clinton en la anterior entrevista es muy parecida a su testimonio como Secretaria de Estado en 2009 ante el Congreso.

La explicación de Hillary Clinton en 2009 de cómo Estados Unidos se implicó en la Guerra de Afganistán y luego le dejó un problema a Pakistán es muy parecida. Incluye hasta el gesto de lavarse las manos. Pero hay un detalle interesante. Habla de ISI, el servicio secreto pakistaní: el Inter-Services Intelligence. La pregunta es si alguien poco conocedor del contexto pakistaní entendió ISIS y aquí tenemos el origen de la “confesión” de Hillary Clinton.

Los dos vídeos anteriores al estallido de la guerra civil siria. Así que la mención a Siria y el Estado Islámico tiene que haber tenido lugar en una fecha posterior. Por ejemplo, el diario británico The Guardian publicó esta entrevista el 4 de julio de 2014.

En la entrevista le preguntan a Hillary Clinton qué haría para derrotar al Estado Islámico. Y entra a hablar de su auge tras la retirada estadounidense en diciembre de 2011, contando cómo la población árabe sunní de Iraq se sintió marginada por el gobierno chií del primer ministro Al Maliki. Luego la entrevistadora le pregunta por un plan para entrenar rebeldes sirios y cuenta que ella estaba a favor de filtrar y entrenar a combatientes sirios para luchar contra el gobierno de Al Assad. Pero que el plan fue desechado y que en el momento de la entrevista estaba claro que de un plan así no podían garantizarse resultados en un contexto donde se había hecho fuerte el Estado Islámico y otros grupos “aspirantes a Al Qaeda”.

Jeffrey Goldberg, el actual director de la revista The Atlantic la entrevistó un mes después. En la introducción cuenta que había hablado con el presidente Barack Obama y le había expresado su escepticismo sobre un programa de entrenamiento de rebeldes sirios. Mientras que Hillary Clinton sí pensaba que Estados Unidos debió implicarse más en Siria.

JG: Do you think we’d be where we are with ISIS right now if the U.S. had done more three years ago to build up a moderate Syrian opposition?

HRC: Well, I don’t know the answer to that. I know that the failure to help build up a credible fighting force of the people who were the originators of the protests against Assad—there were Islamists, there were secularists, there was everything in the middle—the failure to do that left a big vacuum, which the jihadists have now filled.

They were often armed in an indiscriminate way by other forces and we had no skin in the game that really enabled us to prevent this indiscriminate arming.

La postura de Hillary Clinton es que, al no implicarse Estados Unidos en apoyar a la oposición siria, su debilidad permitió que los yihadistas alcanzaran la hegemonía dentro de las fuerzas de oposición. Y lo que es más importante, tal como especifica en la última frase, eso permitió a otros países que sí se implicaron en Siria armar a los yihadistas.

Esta entrevista fue reseñada por Russia Today en español:

En este sentido, Clinton también dijo en la entrevista que la situación en Siria podría estar desarrollándose de un modo muy distinto “si hubiéramos tardado menos en entrenado y equipar al grupo central del Ejército Libre de Siria”. De haber sido así, EE.UU. “por un lado habría tenido un mejor conocimiento de lo que estaba pasando en el terreno y, por otro, habría ayudado a poner en pie a una oposición política creíble”.

“En este tipo de conflictos son los hombres duros y armados los que tienen más posibilidades de convertirse en los principales actores de una transición, y no aquellos que solo hablan desde el exterior”, afirmó la exsecretaria del Departamento de Estado en referencia a “un grupo de sirios que pretendieron erigirse como la oposición política en el exilio” mientras los insurgentes “luchaban y morían” en el país.

“Por tanto, era necesario averiguar cómo podíamos apoyarlos [a los insurgentes] en el terreno, equiparlos mejor”, dijo. Sin embargo, EE.UU. no empezó a aplicar el plan en el momento apropiado, perdió tiempo y su ‘lugar vacante como patrocinador’ fue ocupado por los yihadistas. Los grupos radicales ‘convirtieron’ a los rebeldes en sus aliados y actualmente están ganando más terreno en Oriente Medio, concluyó Clinton.

La propia revista The Atlantic publicó un artículo valorando la entrevista en el que se incide en las críticas  a las políticas para Siria de Barack Obama porque para el autor es destacable que Hillary Clinton pensara que la tibieza y las excesiva prudencia impidiera frenar a tiempo la expansión del Estado Islámico.

A Hillary Clinton la encontramos en abril de 2016 entrevistada por la CNN. Le preguntan por las acusaciones de algunos políticos, como Bernie Sanders, de que su actuación al frente del Departamento de Estado fue responsable del auge del Estado Islámico.

Tenemos una transcripción de la entrevista aquí.

JAKE TAPPER: Jeff Weaver, Sen. Sanders’ campaign manager said that your foriegn policy, and you support a foreign policy that helped give rise to ISIS

HILLARY CLINTON: That is beyond absurd. They’re saying a lot of things these days, and I’m just going to let them say whatever they choose to say.

ISIS was primarily the result of the [power] vacuum in Syria caused by Assad first and foremost, aided and abetted by Iran and Russia.

Supongo que podría pasarme más tiempo buscando en Internet otras entrevistas a Hillary Clinton donde hable del Estado Islámico. Pero hemos podido conocer su punto de vista sobre Afganistán y Siria. No hay nada que indique que un día confesó que el Estado Islámico fue una creación o fue apoyado por los Estados Unidos. He de confesar que me imaginaba que si encontraba el dichoso vídeo la frase iba a estar sacada de contexto o el vídeo iba a estar editado. No imaginaba que fuera algo tan tonto. Si uno busca, encuentra en Internet un montón de titulares escandalosos como lo siguientes:

Oficial: Gobierno de Estados Unidos de América confirma que creó y entrenó a ISIS.

EE.UU. creó el Estado Islámico y planeó la caída de Mosul.

Secret Pentagon Report Reveals US “Created” ISIS As A “Tool” To Overthrow Syria’s President Assad.

Estados Unidos confiesa oficialmente que apoyó a los terroristas en Siria: secretario de estado John Kerry.

Exagente de CIA reconoce el obvio papel de EEUU en la creación del EIIL.

Como ven, un putinbot podría pasarse la vida saltando de página web en página web leyendo cómo antiguos Secretarios de Estado, informes desclasificados o antiguos agentes de la CIA demuestran el papel de Estados Unidos en “crear” el Estado Islámico (que ya había sido creado antes de la guerra de Siria, pero él no lo vio). Una auténtica realidad paralela de bulos, que cuando se rascan te llevan a medios de comunicación como Russia Today, HispanTV, TeleSur, Al Manar, etc. Sin embargo, nuestro putinbot tendrá la sensación en todo momento de ser un mente librepensadora que se informa en medios de comunicación críticos e independientes lejos del rebaño de borregos que sigue la actualidad por los medios de masas.  Por eso son tan pensados e insufribles.

El bazar sirio

En los últimos años me he encontrado algún tuitero mostrando ufano una foto de Siria donde se ve a miembros del Estado Islámico con un saco de la organización humanitaria gubernamental USAID al fondo o material de guerra de origen estadounidense capturado por las fuerzas progubernamentales al Estado Islámico  ¡La prueba irrefutable de que Estados Unidos ha suministrado material al Estado Islámico! La realidad, como veremos, es que en la guerra civil siria mucho material ha cambiado varias veces de manos. En las posiciones de fuerzas progubernamentales hemos podido ver tiendas de campañas proporcionadas por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (UNHCR en inglés). Y no creo que nadie piense que Naciones Unidas suministra materiales a los combatientes sirios.

Posición de las fuerzas progubernamentales sirias. Una de las tiendas de campañas tiene el logo de ACNUR (UNHCR).
Posición sin identificar techada con materiales con el logo de ACNUR.

Tras el reciente ataque con armas químicas en Guta, el grupo yihadista Jaish Al Islam rindió el reducto de Qalamoun Oriental y entregó material de guerra intacto. Supongo que eso formaba parte del trato, cuando en otras ocasiones los grupos yihadistas han destruido el material pesado antes de abandonar el lugar rumbo a Idlib en autobús.

La agencia de noticias ANNA ha mostrado el material pesado entregado a vista de dron.

También tenemos otros vídeos.

La agencia de noticias siria SANA ha mostrado en vídeo también el material  entregado.

Imagen: The New York Times.

El vídeo de la agencia SANA muestra lanzadores de misiles TOW, de los que recordemos Arabia Saudita compró a EE.UU. unos 15.000 para luego entregarlos a una lista vetada por la CIA de grupos opositores al régimen sirio. Luego, algunos de esos misiles fueron capturados por el Estado Islámico o las fuerzas gubernamentales. Algunos terminaron a la venta en Internet, tal como reveló un reportaje de The New York Times sobre la venta on-line de armas en países en conflicto. En España tenemos a un buen conocedor del tema, Yago Rodríguez.

Pero aparte de los lanzadores de misiles de fabricación estadounidense TOW vistos en el vídeo de la agencia SANA aparecen al final unos enormes cilindros verdes: se trata de cohetes Zelzal-2 (“Terremoto”) de fabricación iraní.

Cohetes iraníes Zelzal-2 capturados al grupo yihadista Jaish Al Sham.

Los cohetes habían sido vistos en manos de Jaish Al Islam al menos desde diciembre de 2016.

Stijn Mitzer y Joost Oliemans le dedicaron un artículo bastante interesante, “Striking from the Dark, Jaish al-Islam fires Iranian Zelzal-2 rockets“, en marzo de 2017 en Oryx Blog. Recientemente South Front, citando a Hezbolá, informó del uso de los cohetes Zelzal-2 contra un barrio del norte de Damasco en febrero de 2018. Especificaba que los misiles eran la copia local siria Maysalun y que habían impactado contra un bloque de viviendas. ¿Se imaginan ustedes lo intensitos que se habrían puesto los putinbots en las redes sociales si Jaish Al Islam hubiera usado armamento de origen estadounidense o europeo para atacar barrios de Damasco? Pero se trata de armamento de diseño iraní y capturado al ejército sirio.

La realidad es que los grandes arsenales convencionales del ejército sirio han sido la principal fuente de armamento del esfuerzo de guerra de los grupos opositores al régimen y el Estado Islámico. Cada bando ha usado material capturado a otro bando y alguno ha sido recapturado por un tercero o por su dueño original, de tal forma que cuando en un almacén de un grupo armado aparece material estadounidense, sirio, ruso o iraní no significa necesariamente que los gobiernos de Washington, Damasco, Moscú y Teherán han armado directamente a ese grupo. Hay abundantes fotos en las redes sociales mostrando el botín de guerra (الْغَنيمَة).

Estos días pasó una cosa curiosa. Fuerzas de la Guardia Republicana siria asaltaron posiciones del Estado Islámico en el campo de refugiados palestino de Yarmouk, cerca de Damasco. Y emplearon material capturado recientemente a Jaish Al Islam con el logo del grupo yihadista en el ataque. Ese material cayó en manos del Estado Islámico que lo ha mostrado, entre sorprendido y molesto.

Creo que el trasiego de material militar de un bando a otro le ha quedado claro a todo el mundo que haya seguido de cerca la guerra civil siria. Pero siempre hay alguien dispuesto a darle una interpretación retorcida a la realidad. Julián Jiménez, alias “Profe Rojo” en Twitter, apuntaba una teoría conspiranoica: el colapso del ejército iraquí a las puertas de Mosul en 2014 fue parte de una estrategia deliberada de Estados Unidos para entregar disimuladamente montañas de material al Estado Islámico.

Si tomáramos en serio esa teoría, el ejército ruso la repitió en Palmira en diciembre de 2015 abandonando blindados y montañas de material. La estampida rusa fue tan precipitada que hubo militares que se dejaron objetos personales sobre las mesas. Un tuitero llamó la atención al Tinkoff Bank sobre una tarjeta de banco y el CM le contestó diciendo que había dado aviso para que la cancelaran.

czot3a_xcaayj5q

Así que la próxima vez que alguien les muestre una foto de un lanzador de misiles TOW en Siria como prueba irrefutable de que fue entregado directamente por la CIA guarden un sano escepticismo sobre la materia si no conocen las aventuras vividas por ese cacharro en particular. Es más, podría tratarse de un Toophan (“Tormenta”), su copia iraní y usado también por el bando progubernamental en Siria.

Y si alguien les cuenta que el ejército iraquí se colapsó en junio de 2014 a las puertas de Mosul le pueden recomendar la lectura de ISIS: El retorno de la yihad de Patrick Cockburn, un autor al que no creo que nadie pueda reprocharle ser un periodista otánico globalista sorosiano.

Avalancha de libros sobre yihadismo, terrorismo y Oriente Medio

Voy anotando los libros que compro y leo en la página “Biblioteca” de este blog. Esa costumbre me sirvió para tomar conciencia de la montaña de libros que compraba cada año y frenar la compra compulsiva. Así, pasé de comprar más de 80 libros en 2015 a 43 en 2016. Además, llevar la cuenta de los libros que leía me permitió ver el escaso ratio de libros sobre los comprados, culpa de pasar ahora más tiempo leyendo delante de una pantalla. Así que llevo un tiempo intentando mantener un equilibrio entre compras y lecturas, frenando mi costumbre de comprar libros sobre temas que me interesan pero en los que no estoy trabajando en ese preciso momento.

Uno de los temas que sigo más allá de la coyuntura es el yihadismo. Tras la muerte de Osama Bin Laden y el estallido de la Primavera Árabe el yihadismo global perdió temporalmente protagonismo hasta que el Estado Islámico tomó Mosul en 2014. Desde entonces hemos sufrido en Europa una ola de atentados terroristas en los que los yihadistas proclaman su lealtad al califa Ibrahim mientras Al Qaeda ha quedado relegada a un segundo plano. Todos esos cambios en el panorama general del yihadismo han generado una catarata de libros de autores de referencia de los que ya tenía libros.

Lawrence Wright, autor de The Looming Tower, tiene nuevo libro: The Terror Years: From al-Qaeda to the Islamic State.

Jason Burke, autor de Al-Qaeda: The True Story of Radical IslamOn the Road to Kandahar, tiene nuevo libroThe New Threat from Islamic Militancy.

Ali Soufan, autor de The Black Banners (que reseñé aquí), tiene nuevo libro: Anatomy of Terror: From the Death of Bin Laden to the Rise of the Islamic State.

David Kilcullen, autor de The Accidental Guerrilla y Out of the Mountains, tiene nuevo libro: Blood Year: Islamic State and the Failures of the War on Terror.

Marc Sageman, autor de Understanding Terror Networks Leaderless Jihad, tiene nuevo libro: Turning to Political Violence: The Emergence of Terrorism,

Mientras tanto, en Francia, Gilles Kepel, autor de libros como Yihad y Fitna, tiene nuevo libro: La Fracture. Por su parte, Olivier Roy, con quien Kepel mantiene un debate intelectual tiene también nuevo libro: Le Djihad et la mort.

Si esto no fuera suficiente, también tenemos novedades editoriales en España, obra de periodistas.

Antonio Pampliega cuenta su cautiverio en Siria en En la oscuridad.

Javier Espinosa es otra periodista que también fue secuestrado en Siria. Es coautor con Mónica G. Prieto de Siria, el país de las almas rotas. Y ahora tienen nuevo libro: La semilla del odio: de la invasión de Irak al surgimiento del ISIS.

Mikel Ayestarán, otro corresponsal español en Oriente Medio, tiene nuevo libro: Oriente Medio, Oriente Roto.

Considerando que a veces escribo en este blog entradas largas y densas, como “La Conexión Iraní” y “La Conexión Siria”, que suponen tanto tiempo como los artículos que sí son remunerados, me planteé hace unos meses poner en el blog un botón para “propinas”.  Y viendo cómo no para de crecer la lista de los libros pendientes de comprar a lo mejor me animo hacerlo porque a este paso voy a tener que atracar un banco. Mi compromiso sería entonces hacer una reseña aquí para orientar al que venga detrás y quiera profundizar en estos temas.

 

Los minidrones armados del Estado Islámico

Desde hace semanas colaboro en la revista que la consultora de seguridad española UC Global publica en su página web. La revista arrancó el pasado mes de enero conmigo escribiendo en solitario en su primer número sobre los atropellos con vehículos como arma terrorista tras el atentado en un mercadillo navideño en Berlín. Repasé los detalles de aquel atentado y las experiencias previas en Europa, además de recordar los llamamientos desde las revistas de Al Qaeda y el Estado Islámico a que se cometan en suelo occidental atentados de ese tipo. La revista amplía el plantel de colaboradores y apartir de ahora tendrá frecuencia mensual, siendo publicada los días 15 de cada mes.

Hoy ha salido el cuarto número de UC Magazine y en ella aparece un artículo mío sobre uno de los asuntos que más comentarios ha generado entre quienes seguimos las guerras en Oriente Medio:  Los minidrones armados del Estado Islámico. El asunto estalló el pasado mes de enero con un vídeo de propaganda en el que se veía el lanzamiento de pequeños proyectiles sobre concentraciones de combatientes y vehículos iraquíes. No es, desde luego, el primer caso de empleo de drones por un grupo armado en la región, tal como cuento en el artículo. Pero sí es un precedente llamativo que puede llevar a la transferencia de conocimientos y a la imitación. En el artículo recojo los casos documentados de talleres del Estado Islámico y repaso lo que sabemos sobre los proyectiles empleados, además de cómo las fuerzas sobre el terreno han empezado a desplegar sistemas para responder a la amenaza.

Volviendo a una teoría conspiranoica sobre el Estado Islámico

Mucho antes del debate sobre la post-verdad (post-truth) y las noticias falsas (fake news) dije repetidamente que el rebatir las metiras, falacias y bulos que se generan sobre conflictos como el de Siria e Iraq daría para llenar un blog aparte. Véase si no, todo el trabajo que generan otros conflictos para StopFake.org y Revista de Medio Oriente.

captura de 20 Minutos.
20 Minutos copió y pegó una noticia de un medio italiano que citaba otro ruso sobre que decía que Bin Laden vivía en las Bahamas. Luego pidió disculpas.

Pero por muy nuevo que parezca el asunto, de lo que hablamos no es más que de las mentiras políticas de toda la vida. Es decir, no se trata meramente de un problema de los medios por la forma en que trabajan hoy en día, con plantillas precarias y con prisas por buscar visitas a toda costa (clickbait), sino que muchas de esas tonterías tienen un objetivo político. No es casual, por ejemplo, que medios estatales rusos e iraníes o con afinidades ideológicas con los gobiernos de esos países se inventaran y reprodujeran la noticia de que helicópteros Apache estadounidenses habían sido filmados escoltando un convoy de vehículos del Estado Islámico. El objetivo es cuestionar el papel de Estados Unidos y los países de occidentales en Oriente Medio para dejar la cancha libre a Rusia, Irán y sus aliados.

Luego, capítulo aparte, tenemos la legión de tontos útiles que reproducen la propaganda rusa e iraní por motivos variados. Desde el el cuñado de turno que, en la sobremesa o de cañas, te explica con condescendencia una teoría conspiranoica hasta el desesperado por epatar con un discurso radical en una era de utopías agotadas. Como si soltar argumentos leídos en Russia Today, HispanTV, TeleSur, Voltairenet, Global Research, etc. lo convirtieran a uno en un libre pensador con criterio crítico e independiente.

El caso más paradójico es el del Estado Islámico, que nació como una coalición de fuerzas insurgentes iraquíes, bajo el liderazgo de la franquicia local de Al Qaeda, para luchar contra la ocupación estadounidense de Iraq. Pero que años después, mágicamente, en la propaganda anti-occidental resulta ser un instrumento de Estados Unidos e Israel. Estos días, con la caída de Palmira en manos del Estados Islámico, me he acordado de un argumento que dio Julián Jiménez, profesor de secundaria en Valencia y conocido en Twitter como “Profe Rojo”. Se trata de la clase de persona que un día te cuenta que la Stasi tiene mala fama injustamente y se burla de sus víctimas para otro día contarte la historia de la invasión de Afganistán “a su manera”.

Dijo el “Profe Rojo” un día en Twitter que la debacle del ejército iraquí en Mosul ante la ofensiva del Estado Islámico fue una maniobra orquestada por Estados Unidos para entregarles arsenales de armas. Que EE.UU. provee de armas al Estado Islámico lo podemos leer en medios de propaganda como VeteransToday e InfoWars. Y en estas, resulta que el Estado Islámico entra en Palmira y se encuentra con bastante material militar.

cznffa9xeaakvii

Foto vía Christo Grozev.

cznfhgwxgae5jhh

Foto vía Christo Grozev.

En Palmira no sólo cayeron en manos del Estado Islámico las habituales montañas de armas y municiones, sino también vehículos blindados y artillería.

Carro de combate T-72 capturado en Palmira.
Carro de combate T-72. Foto vía Jacm.
czgniphxgaeqllf
Cañón D30 de 12mm. Foto vía Jacm.
czvqrhswgaexoj8
Lanzacohetes BM-21 Grad. Foto vía Jacm.

Entre los vehículos capturados hay una curiosidad, un KAMAZ-43269 “Dozor”. Se trata de un vehículo ruso de diseño relativamente reciente y por tanto no es un legado de los arsenales sirios de la Guerra Fría.

Dozor
KAMAZ-43269 Dozor capturado en Palmira. Foto vía Ilya A.

Pero no el único material ruso aparecido en Palmira. Tenemo cajas de munición identificadas con marcajes de JSC Rosoboronexport, la agencia estatal rusa de exportación de armamento.

cze2kr6wgaaznms
Foto vía CIT.

Y sabemos que en Palmira no sólo había material militar de origen ruso, sino también soldados rusos, que dejaron atrás pertenencias personales.

czkx_ppwgaepodl

Un soldado ruso, por ejemplo, se marchó con tanta prisa que dejó atrás sus  tarjetas bancarias. Gracias a este tuit de un analista de CIT el Tinkoff Bank anuló la tarjeta.

czot3a_xcaayj5q

Estas cosas pasan en la guerra (shit happens). Pero podemos interpretar lo que pasó en Palmira de dos formas. Podemos pensar que una ofensiva inesperada del Estado Islámico pilló por sorpresa a los defensores sirios y rusos. O podemos aplicar el criterio del “Profe Rojo” y pensar que estamos ante un hecho inaudito y que por tanto forma parte de una operación secreta sirio-rusa para transferir armamento al Estado Islámico. La ironía es que supuestamente la intervención rusa en Siria se vendió como un esfuerzo para frenar al Estado Islámico a pesar de que sus intenciones eran otras y justo en el único frente en el que Rusia combatió al Estado Islámico ha tenido lugar esta debacle.

bouongkciaajl5v

Imagino que el “Profe Rojo” dirá que hay una tercera probabilidad. Que la caída de Mosul sí fue una operación estadounidense perfectamente calculada en la que de alguna manera se logró que el ejército iraquí se desplomara mientra que la caída de Palmira fue una desafortunada derrota sirio-rusa producto de la mala suerte o la incompentencia siria. Para mí, esa clase de teorías conspiranaoicas son pura charlatanería. Y si logran eco es porque todos sabemos que el esfuerzo para refutar un tuit idiota es infinitamente superior al necesario para escribirlo.

Mientras tanto, se revela el programa industrial de armamento del Estado Islámico. Pero supongo que siempre habrá profesores de universidad en España que hablen de los intereses de las multinacionales del armamento en venderle al Estado Islámico para alimtentar la guerra.

Anteriormente en GuerrasPosmodernas.com

“La nueva post-verdad y las viejas mentiras” (6 diciembre 2016)

“Cuñados, comunistas y conspiranoicos” (3 mayo 2016)

“La factoría de bulos” (21 noviembre 2015)

“Las teorías conspirativas como fenómeno cultural de la Nueva Guerra Fría”. (13 febrero 2015)

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Una guía de mis textos sobre el Estado Islámico y Siria (actualizada septiembre 2016)

He escrito varias veces sobre el origen y expansión del Estado Islámico.

Tres de mis colaboraciones con Sesión de Control fueron sobre ese tema:

Escribí sobre cómo la invasión de Afganistán en 2001 podría servir de modelo para derrotar al Estado Islámico y también de los obstáculos actuales para llevarlo a cabo:

Tras la ola de refugiados, alguno quizó culpar a Europa de darle la espalda a personas que huían una guerra provocada y alimentada por ella misma, cuando el papel occidental ha sido secundario. Expliqué las complejidades de la guerra en Siria en:

Cierta periodista española escribió sobre el mismo tema. Traté el asunto, haciendo hincapié en quién vende las armas que se usan en Siria y en la mayoría de los conflictos armados.

Expliqué la internacionalización de la guerra civil en Siria en Sesión de Control:

Profundizando en la idea de la internacionalización de la guerra siria, expliqué cómo el régimen de Bashar Al Assad es sostenido por la ayuda iraní y milicias chiíes reclutadas en países como Iraq, Pakistán y Afganistán. Un asunto pendiente es hablar de cómo el régimen sirio se ha fragmentado con señores de la guerra que controlan la economía de guerra por regiones.

He reseñado tres libros sobre el Estado Islámico que me han parecido relevantes y que dan una perspectiva bastante interesante con informaciones sobre el terreno y testimonios de testigos privilegiados.

En la revista El Medio he escrito tres artículos sobre los intereses rusos en Siria.

También he escrito en la revista El Medio sobre cómo los regímenes iraquí y sirio influyeron en la aparición del Estado Islámico. El primero porque lanzó una campaña de islamización ante el declive del socialismo árabe y sus cuadros terminaron uniéndose a las filas yihadistas. El segundo porque actuó de bombero pirómano permitiendo el flujo de yihadistas hacia Iraq. Me ha quedado pendiente un tercer artículo sobre el papel de Turquía en el auge del Estado Islámico en Siria.

Un tema que me enfada bastante es la propagación de bulos de forma interesada. He tratado algunos.

Dios los cría y ellos se juntan

No tenía ni idea quién era Roberto Centeno hasta que en septiembre de 2014 encontré un artículo suyo defendiendo varias tesis rusas sobre el derribo del vuelo MH17 en Ucrania. Sus argumentos eran de segunda mano y mercancía defecutosa. Por ejemplo, que el espacio aéreo sobre Ucrania oriental estaba cerrado y había sido abierto expresamente para el vuelo MH17. La realidad es más sorprendente todavía. El gobierno de Kiev no había cerrado el espacio aéreo sobre aquella zona de guerra. Sólo había prohibido el vuelo a las alturas que dejaban los aviones al alcance de misiles tierra-aire portátiles. De hecho dos aviones, pertenecientes a aerolíneas de la India y Singapur, volaban en pasillos aéreos paralelos al vuelo de Malaysia Airlines.

Fui señalando los errores en sus argumentos aquí en el blog en “Roberto Centeno y más mentiras sobre el vuelo MH17″. Aquel era un artículo que llegaba dos meses después de la tragedia del MH17 y llegaba tarde al debate, aportando argumentos que ya habían sido desmontados. La verdad es que me olvidé del personaje.

Vía Alberto Noguera descubro que Roberto Centeno ha contado en AlertaDigital.com, un diario digital de tendencia ultraderechista,  que ha sido contratado por la campaña de Donald Trump. No hay forma de comprobar la información, no he visto más referencias en Internet, pero es sin duda algo llamativo. Centeno consideraba uno de los factores que podría dar la vuelta a la campaña el que se demostrara que el Estado Islámico fue una creación de Hillary Clinton. Desde luego, Trump y Centeno son tal para cual.