“Memorias de África: A orillas del Níger” de Rubén Juárez Miranda

La lista de libros dedicados a los militares españoles en misiones internacionales es bastante corta. Lo que me hace pensar que sería interesante, otro día, tratar de confeccionarla e ir actualizándola. Así que en ese panorama desierto de novedades editoriales, la publicación de Memorias de África: A orillas del Níger de Rubén Juárez Miranda resulta bastante interesante.

Rubén Juárez Miranda es suboficial del ejército español. En 2013 era sargento 1º, estaba destinado en la Brigada Paracaidista y había participado en misiones internacionales en Bosnia, Afganistán y Líbano. En el año 2013 se incorporó como instructor en la misión europea EUTM Mali, ejerciendo esa labor durante más de medio año..

El sargento 1º Juárez en un acto de promoción de su libro en octubre de 2019 en Cádiz (Foto: Ateneo de Cádiz).

Recordemos que en 2012 tras el colapso del ejército maliense en el norte del país, los rebeldes tuareg tomaron el control de esa esa zona del país para verse desplazados por una coalición de varios grupos yihadistas. Cuando esos grupos avanzaron desde el norte hacia el interior del país, Francia intervino con carácter urgente lanzando la Operación SERVAL. Véase al respecto mi artículo en la revista Ejército del Ejército de Tierra español “Operación SERVAL o el modo francés de hacer la guerra“.

Derrotados los yihadistas y recuperado el control del norte del país, se vio necesario reconstruir el ejército maliense con instructores extranjeros. Para ello, asemejando al despliegue francés durante la Operación SERVAL, se decidió crear varias agrupaciones tácticas interarmas (“groupement tactique interarmes” en francés) formadas originalmente por tres compañías de fusileros, una compañía mecanizada, una batería de artillería, una compañía logística y personal especializado (comandos, zapadores, desactivadores de explosivos y controladores aéreos avanzados).

Organización teórica de un GTIA del ejército maliense. (Foto: Por Tierra, Mar y Aire. ABC.es).

Al contrario que en la Operación SERVAL, el esfuerzo militar sobre el terreno fue repartido entre los países de la Unión Europea. Con la particularidad de que de la instrucción de cada elemento de los nuevos GTIA del ejército maliense se encargaron militares de países europeos diferentes. A finales de 2013, estaban destinados en la misión EUTM Mali 550 militares europeos de 23 nacionalidades diferentes. El sargento 1º Juárez estuvo encargado de la instrucción del personal de las armas de apoyo. En concreto, lanzacohetes monotubo Grad y morteros ligeros de 60mm.

Se hace evidente que la materia prima del libro Memorias de África: A orillas del Níger es un diario personal que el autor elaboró en la zona. Así que tenemos un relato detallado de la vida cotidiana en la misión EUTM Mali día a día, desde los ojos de un militar español. No creo que le haga un spoiler a futuros lectores si cuento que no van a encontrar “hazañas bélicas” en este libro. La labor de instructor del autor tuvo lugar en un campamento militar de Kulikoró, a 59 kilómetros de Bamako y lejos de las zonas de combates con insurgentes. Su vida en Mali transcurrió entre la base, campos de ejercicios cercanos y alguna escapada en su tiempo libre a lugares como la capital de país.

Lo que encontramos en el libro es un estupendo retrato de cómo piensa, trabaja y vive un militar español desplegado en una misión internacional. Pero sobre todo, el libro sirve para abrirnos los ojos sobre las condiciones de vida y trabajo de los militares malienses, barrera contra el yihadismo en el Sahel. Hablamos desde retrasos en el pago de los sueldos hasta prácticas de tiro con munición defectuosa. Pero también obstáculos como la existencia de un buen número de soldados malienses analfabetos. Pensemos los problemas que supone formar así tropa que tiene que manejar armas de tiro indirecto y hacer cálculos. La solución fue destinar esos soldados a tareas físicas, como asentar las piezas.

Ceremonia de finalización de la formación del GTIA 3 “Sigui” del ejército maliense en diciembre de 2013. Foto: Ministerio de Defensa francés.

Una de las cosas interesantes del libro es el choque cultural de trabajar en una Torre de Babel de soldados franceses, alemanes, italianos, portugueses, belgas, etc. que dan instrucción a soldados malienses superando las diferencias culturales y las barrera idiomáticas. Esto último requirió traductores locales que, cómo no, también tuvieron problemas en el cobro de sus sueldos.

Si bien el autor del libro insiste repetidamente la eficiencia demostrada por la tropa local a pesar de los obstáculos, uno no puede evitar pensar en su desempeño en el campo de batalla dadas las particularidades culturales. Los soldados malienses expresan su contrariedad cuando se les instruye a romper el contacto con el enemigo para reagruparse. La idea de rehuir el combate frente a un enemigo superior lo asimilan a cobardía. Y cuando reciben formación en las leyes de la guerra preguntan si el respeto a los prisioneros enemigos se aplica también a aquellos que han cometido atrocidades. Al final, el primer GTIA formado por militares europeos fue enviado de vuelta al centro de instrucción tras su primer despliegue en el norte del país para luchar contra las fuerzas yihadistas.

Foto vía Ediciones El Drago.

Como ya dije, no se trata de un libro de “hazañas bélicas”, género que se ve alimentado frecuentemente por la imaginación del autor, sino que es un registro minuciosos de la vida diaria en la misión EUTM Mali. El libro tiene formato de diario y llega a ser monótono a ratos, precisamente porque refleja la vida rutinaria en un centro de instrucción, por el que van pasando sucesivos GTIA malienses, y que se ve interrumpida por celebraciones de cada contingente, algún evento deportivo televisado o alguna salida de permiso.

Memorias de África: A orillas del Níger ha sido editado por Ediciones el Drago y pasó primero por una frase de promoción en el que si el proyecto reunía suficientes apoyos de potenciales lectores la editorial lanzaba el libro. Imagino que por ser una editorial pequeña y por la naturaleza del proyecto no se contó con el trabajo de un editor severo. Mi impresión personal, leyendo el capítulo donde se habla de la salida de España, es que el autor escribe para otros militares familiarizados con términos y siglas, muchos propios de la brigada paracaidista y que posiblemente no sean usados en el Ejército de Tierra u otras ramas de las fuerzas armadas. Imagino que siempre está presente el dilema de poner el texto en manos de un profesional que lo pula, perdiendo frescura por el camino.

3 comentarios sobre ““Memorias de África: A orillas del Níger” de Rubén Juárez Miranda

Agrega el tuyo

  1. Está bien dar a conocer el día a día de una de estas misiones. Me ha resultado interesante la reacción de los malienses al tener que reagruparse.

  2. Voy más o menos por la mitad del libro y si que es un tanto reiterativo. Y luego se queda corto en otras cosas. Por ejemplo, cuando dice que el soldado X se ganó a pulso el premio de mejor soldado de la semana, no explica porqué, y eso sería muy interesante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: