gGJRmwP

Esta mañana se ha producido un doble atentado terrorista en Bruselas. A las ocho de la mañana se han producido dos explosiones en el Aeropuerto Internacional de Bruselas (Zaventem). Según Peter Allen en MiddleEastEye, una primera explosión sirvió para causar pánico y empujar a la gente hacia el lugar de la segunda explosión, mucho mayor y que causó la caída de piezas del falso techo. Murieron 11 personas y 81 resultaron heridas (datos provisionales). La Radio Télévision Belge Francophone ha informado de que se encontró un AK en el lugar.

CeI6YBPWIAExHEf

A las 9:15 de la mañana se ha producido una explosión en la estación de metro de Maelbeek, en el centro de la ciudad. Murieron al menos 15 personas y 70 resultaron heridas (datos provisionales).
CeJeYRBW4AAGvO_

Estos son los datos que se disponen en el momento. El balance de víctimas seguro cambiará. Según recogía Reuters, avanzada la mañana se hablaba ya de 34 muertos (14 en el aeropuerto y 20 en el metro).

Insisto que estos son los pocos datos que tenemos porque llevo toda la mañana siguiendo reacciones en Twitter y parece que todo el mundo ha descubierto que los atentados vienen a demostrar justo las ideas que sostenía precisamente el día de ayer.
-Las personas que simpatizan con los refugiados sirios dicen que ahora deberíamos entender el horror del que huyen.
-Las personas que no simpatizan con los inmigrantes musulmanes dicen que deberíamos entender al fin la amenaza del Islam en Europa.
-Los progresistas dicen que nuestra reacción debería ser abrir un diálogo con la comunidad musulmana y atender sus necesidades sociales.
-Los conservadores dicen que deberíamos volver a las raíces cristianas de Europa
-Los simpatizantes de Putin dicen que deberíamos establecer una alianza con Rusia para luchar contra el yihadismo.
-Los favorables a una política occidental intervencionista dicen que deberíamos intervenir a fondo en Oriente Medio en la lucha contra el Estado Islámico.
-Los contrarios a una política occidental intervencionista dicen que estos atentados son una consecuencia de esa política.
Y así una innumerable lista de “lecciones aprendidas” en los atentados de hoy.


A nadie se le escapa que el pasado día viernes 18 de marzo tuvo lugar una operación antiterrorista en Bélgica que dio como resultado la detención de Salah Abdeslam, considerado el cerebro de los atentados del 13 de noviembre de 2015 en París. Abdeslam fue detenido en la comuna de Molenbeek, su lugar de residencia original y foco de radicalización islámica. Los atentados podrían ser una respuesta a esas operaciones policiales, pero considerando la complejidad de obtener y preparar los artefactos explosivos podría tratarse de un grupo que alterara sus planes para realizar un plan improvisado.

salah


 

Rescato dos párrafos del epígrafe “Bélgica como nido del radicalismo islámico europeo” del artículo  “Cinco claves de los ataques terroristas de París” que escribí para Passim.eu

La capital de Bélgica ha relevado a Londres, conocida irónicamente en su momento como Londonistán, como la capital del radicalismo islámico europeo. Bélgica es el país europeo del que más voluntarios para la yihad siria han partido si consideramos su población. Abundan las explicaciones de cómo el noveno país de la Unión Europea por población se ha convertido en el principal nodo del yihadismo europeo con el que se pueden conectar una lista larga de tramas terroristas europeas, incluyendo los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid. Se argumenta sobre cómo la población musulmana ha encontrado difícil encaje en un país polarizado identitariamente entre flamencos y valones. Lugares con mayoría de población inmigrante en torno a la capital, como Molenbeek, habrían quedado en tierra de nadie en ese pugna política y, por tanto, recibe menos recursos del gobierno. Se señala además como la fragmentación administrativa municipal en la región de la capital impide una acción eficaz del Estado. En palabras del viceprimer ministro belga y ministro del Interior, Jan Jambon, “no tenemos la situación bajo control en Molenbeek”.

Más allá de la lista de culpables de la actual situación de los suburbios musulmanes belgas, los vínculos entre los terroristas identificados nos lleva a recordar el minusvalorado papel de las redes de reclutamiento y radicalización islamistas que se nutren de los contactos cara a cara y de las relaciones cercanas. Vimos cómo en los ataques del viernes 13 de noviembre en París participaron dos hermanos, como fue el caso de los hermanos Kouachi en los ataques en enero de 2015 en París y como fue el caso de los hermanos Tsarnaev en el atentado con bomba en Boston en abril de 2013. Internet y las redes sociales se han mostrado como un medio de captación de voluntarios para unirse a grupos yihadistas en Siria, pero la perpetración de atentados terroristas en Occidente sigue siendo obra de grupos cohesionados y cercanos, cuyos planes pasan desapercibidos a las fuerzas de seguridad. Tampoco Internet ha logrado sustituir la experiencia y conocimiento de manejar armas y explosivos que los terroristas obtienen sobre el terreno en campamentos de entrenamiento o luchando en conflictos como el de Siria.


Comunicado del Estado Islámico en francés. Menciona que los terroristas emplearon fusiles de asalto, cinturones explosivos y bombas, así que estamos ante un intento del tipo de atentado que Adam Elkus y John Sullivan llaman “asedio urbano”. Por razones desconocidas no se produjo un tiroteo prolongado en el aeropuerto.

CeKsOk7W0AA_o35


 

Los hermanos Jalid e Ibrahim El Bakraoui han sido identificados como dos de los terroristas suicidas. El primero hizo detonar una bomba en el metro de Bruselas y el segundo lo hizo en el aeropuerto. El otro terrorista suicida que actuó en el aeropuerto no ha sido identificado, como tampoco lo ha sido el tercer terrorista allí presente y que está huido. Se repite así un patrón de células terroristas en la que encontramos parejas de hermanos, lo que implica un grupo cohesionado con pocas comunicaciones exteriores que puedan ser interceptadas.

Boston 15 abril 2013: Hermanos  Dzhojar y Tamerlán Tsarnáev
París 7 enero 2015: Hermanos Saïd y Chérif Kouachi
París 13 noviembre 2015: Hermanos Salah y Brahim Abdeslam.


9 thoughts on “Atentados en Bruselas – apuntes en construcción

  1. Me pregunto si ese intervalo de 1h15 es deliverado (crear sensación de descontrol, a riesgo de perder la oportunidad de atentar) o accidental.

    1. EDIT: Parece que el autor del blog va a tener que lidiar con la idea de que los más informados SÍ plantean teorías de la conspiración cuando las cosas no les cuadran.
      Llámalo desinformación o llámalo X, pero parece que no estás atrayendo al público que buscas.
      En cualquier caso, felicidades al autor de la página por la magnífica documentación e integración de noticias.
      Saludos desde Sevilla 🙂

  2. Y yo me pregunto si el intervalo de hora y cuarto no es justo lo que necesita alguien esperando en un coche frente al aeropuerto para ver cómo explota, cantar aleluyas a la muerte e ir al centro para pillar el metro y subir a encontrarse a las vírgenes del paraíso, mientras otros cuantos esperan con el mismo coche que salga humo de la estación de metro para seguir entonando cánticos y juramentos, y pirarse a Moelenbeck a festejarlo con los amiguetes del barrio y jurar ser los siguientes

  3. Hace seis años vos me decías (ante una pregunta mía) que había sólo lobos solitarios respecto al terrorismo islamico…en este año van dos atentados…si Europa no hace algo consigo misma, ¿que va a hacer de ella dentro de cinco años?
    No soy europeo, soy argentino…y desde la distancia, la pérdida de valores es pasmosa y la falta de unidad y de criterio en la clase dirigente es más que evidente. No ganó Occidente nada con olvidarse de los valores cristianos. En lo personal, me dá pena Europa (no lo estoy diciendo en forma peyorativa).

    1. Los valores cristianos no sirven de mucho. Más bien no sirven de nada, como cualquier religión. Lo que de verdad puede sacar adelante a una sociedad e incluso a la humanidad es la razón y el conocimiento. Como dijo Bertrand Russell:

      <>.

      En cuanto a la pérdida de valores yo creo que es algo generalizado en la mayor parte de los políticos del mundo. Si miramos a Sudamérica tenemos casos como el “suicidio” de Nisman, las corruptelas de Lula de Silva, etc.

      1. La cita de Bertrand Russell que ha salido en mi anterior mensaje es esta:
        “La religión se basa, creo yo, primeramente en el miedo. Es en parte el terror hacia lo desconocido, como ya he dicho, el anhelo de sentir que se tiene como un hermano mayor que siempre te protege y está ahí. […] Un buen mundo necesita conocimiento, bondad y coraje; no necesita una añoranza lastimosa del pasado o el lastre al libre uso de la inteligencia de palabras dichas hace mucho tiempo por gentes ignorantes”.

  4. “todo el mundo ha descubierto que los atentados vienen a demostrar justo las ideas que sostenía precisamente el día de ayer”

    ¡Cuanta razón!

Los comentarios están cerrados.