El futuro eléctrico

El otro día en las jornadas Tenerife Isla Colaborativa coincidí en la mesa redonda con alguien que cree en el pico del petróleo. Habló de que hace pocos años se cruzó ese punto en el que el petróleo que queda por extraer del subsuelo es inferior al que la Humanidad ya ha consumido. La solución pasaba por renunciar a seguir creciendo económico, lo que se conoce como Decrecionismo. Uno de sus comentarios me llamó la atención. Dijo que era ingenuo confiar en que la tecnología mágicamente nos salvaría del destino catastrófico que nos aguarda. Y me llamó la atención porque la tecnología ya nos ha abierto el camino hacia una menor dependencia del petróleo. Es una revolución incipiente cuyos primeros síntomas son ya evidentes.

La primera pista de la revolución energética la ofrece el coche eléctrico. Evidentemente hablamos de la irrupción en el mercado del Tesla S, un coche eléctrico que aúna prestaciones y diseño. Recordemos que ya en los años 90 se lanzó el General Electric EV-1. Hay un documental, Who Killed the Electric Car?, sobre su fracaso. El EV-1 tenía una autonomía de 120km. La versión de más autonomía del Tesla S alcanza 426km. Y su aceleración se ha hecho famosa.

EV_Rally_Trollstigen_Tesla_Model_S
Tesla S en Noruega

Los coche eléctricos han dejado de ser juguetes caros o engendros, para ofrecer una experiencia de conducción superior que en un coche de motor de combustión. La tecnología seguirá evolucionando y llegará el momento en que el coche eléctrico ofrezca más prestaciones costando menos que un coche de motor de combustión, que será una reliquia del pasado como las locomotoras de vapor. El Tesla S es una berlina premium pero el siguiente coche de Tesla será más económico. El primer surtidor eléctrico de Tesla ya funciona en la provincia de Gerona. El camino está marcado.

La siguiente cuestión es la producción de energía. Pensar en el coche eléctrico como un vehículo ecológico es completamente erróneo si no tenemos en cuenta de dónde procede la energía eléctrica que lo alimenta. Pensemos en un coche eléctrico que recarga sus baterías enchufado a una red que se alimenta de una central nuclear o de ciclo combinado (donde se quema gas natural). La revolución vendrá cuando se generalice el uso de coches eléctricos que recarguen sus baterías con energías renovables.

Ahora mismo la energía fotovoltaica ha alcanzado tal desarrollo que es competitiva sin necesidad de primas o subvenciones. En noviembre de 2013, Sara Acosta escribía en el periódico Cinco Días: “Los avances de la tecnología solar fotovoltaica han reducido los costes hasta un 80% en los últimos cinco años”.  Pocas semanas después se conectaba a la red en la provincia de Sevilla la “la primera planta solar de España sin primas”.

En España los problemas de la energía fotovoltaica tienen que ver con la normativa y las primas. El resultado es que según Nuri Palmada, la responsable de proyectos de la cooperativa Som Energia, a pesar de que España disfruta de 65% más de irradiación solar que Alemania, en esta última se produce un 600% más de energía fotovoltaica que España. Lo afirmó durante la presentación del proyecto de una nueva planta fotoeléctrica en la provincia de Sevilla, que se llevará a cabo sin primas y afrontando el nuevo impuesto de 7% a la producción fotoeléctrica.

Así que es obvio imaginar que el desarrollo tecnológico de las energías fotoeléctrica, eólica, maremotriz, etc. seguirá su curso y en un futuro serán más competitivas que otras fuentes. Pero se enfrenta a un problema. La producción de energía fotoeléctrica o eólica no es continua. Es el gran obstáculo que siempre se cita entre los escépticos. Pero nos encontramos que el desarrollo del coche eléctrico ofrece la solución. Las baterías de Tesla Motors han alcanzado tal desarrollo que ha lanzado un modelo de bajo costo para ser instalados en los hogares, la Tesla PowerWall. El propósito es almacenar la energía eléctrica generada por fuentes renovables.

En 2013, del total de productos petrolíferos consumidos en España, un 65% era destinado en transporte. Así que la introducción del coche eléctrico tendría un impacto enorme. Ahora imaginemos un mundo donde todos los hogares tuvieran electricidad procedente de plantas o fuentes de energía renovable y tuvieran baterías para almacenarlas. Y todos los coches eléctricos fueran eléctricos. Es previsible que el actual desarrollo tecnológico nos lleve a ese mundo. El consumo de hidrocarburos decaerá y por tanto el horizonte de uso de las reservas de hidrocarburos se alejará más en el tiempo. El precio del petróleo bajará irremediablemente. Imaginen las consecuencias de ello para Rusia, Irán y Venezuela.

9 thoughts on “El futuro eléctrico

  1. Frente a la persona que “cree” en el peak oil nos encontramos a un autor que “cree” en la salvación por tecnología.
    ¿De donde se van a extraer los metales y tierras raras necesarias para electrificar todo el consumo? Esto es, para construir baterías, motores, sistemas de transporte… Es inviable sustituir toda la energía del petroleo por energía eléctrica de origen renovable y baterías. O, al menos, eso “creo”.

    Un saludo!

  2. A lo que hay que añadir que en los motores más convencionales también se están probando tecnologías que revolucionarán el consumo de combustibles fósiles. Un ejemplo de ello es la bujía láser. Si da todo lo que promete, pronto tendremos motores de gasolina con un ahorro de hasta el 30%. Seamos cautos y dejémoslo solamente en un 25%. ¡Un cuarto menos en consumo! Que cada uno haga los cálculos que crea pertinentes.

  3. Aunque todos los coches fueran eléctricos. ¿Qué pasaría con los camiones y furgonetas?

  4. A ver si soy capaz de explicarme con suficiente claridad para contestar a todo lo anterior.
    Las energías renovables autónomas tienen innumerables enemigos.
    Los oligopolios de energía actúan en simbiosis con los gobiernos, son monopolios a cambio de recaudar altos impuestos en áreas que el personal no se puede escapar, luz. combustible, gas.
    El problema para cualquier alternativa es que el petroleo es la energía mas abundante y barata y su cadena logística es la mas eficaz del mundo. Cuando algo les amenaza pueden bajar precios hasta asfixiar a la energía emergente o pagar lobbys para agitar “las cosas” como en el caso de fracking.
    Ninguna energía renovable tiene un tiempo suficiente para desarrollarse masivamente, y cuando lo consigue, es asfixiada por las normas, la financiación, o los impuestos.

    SOLAR:
    La financiación no se consigue a menos que demuestres la vida util durante el periodo de amortización de los créditos. Solo les valen los aprobados por el
    TÜV Rheinland.http://es.wikipedia.org/wiki/T%C3%9CV_Rheinland

    Sin esos certificados no hay financiación y las pruebas duran 10 años minimo.De momento los paneles solares instalables son tecnología de hace 20 años, rinden un 16%de la energía que reciben
    y deben ser grandes y ocupar mucha superficie.

    En los satélites se estan poniendo paneles solares con un rdto de mas del 40%, pero no son” bancables”.

    Otro peligro que tienen que sortear los pioneros es la compra de patentes por parte de grupos como Spectra financial y muchos otros, casi todos parte de las grandes corporaciones, que mantienen las inversiones en la investigación, pero con el control de los resultados y las patentes de aplicación, que terminan congeladas.
    Los gobiernos occidentales apoyan estos movimientos de control, pues sin los impuestos a la energía estarían en quiebra. Tienen pánico a una generación eléctrica autónoma y descentralizada. Llevan 200 años metiendo a la gente estabulada en las ciudades para que pierdan su independencia de alimentos, energía y paguen impuestos, y de repente todo eso se puede volver en contra con la economía colaborativa y autosuficiente en energía doméstica.

    EOLICA:
    Los aerogeneradores son propiedad de las grandes corporaciones y vierten en alta tensión a la red electrica, no son renovables en sentido estricto, y menos verdes, pero están subvencionados por todos los consumidores como si lo fuesen.
    Lo que paralizan es lo que pueda ir sin contador, o con generación al margen de las compañias electricas.

    Las petroleras son enemigas de la Nuclear, la hidráulica, la solar y la eólica, pero han aprendido a convivir gracias a los ciclos combinados de gas, que son los que mayor rendimiento dan de todo el sistema y se arrancan en segundos a demanda.

    De momento en California han paralizado lo de iberdrola, y es el estado con mayor conciencia medio ambiental de USA!!

    http://jumanjisolar.com/2012/05/renovables-ganan-batalla-electricas-generaxv.html

    El ejemplo de la telefonía movil les pone los pelos de punta a gobiernos y monopolios, pensaron que era solo para la élite y derrotaron a las grandes corporaciones como Telefónica o ATT, dejándolas obsoletas en 10 años.

    Si pides la placas por internet,(y el inverter), el resto lo compras en la ferretería de la esquina, no hay mas tecnología. Ese debería ser el futuro, pero….Ja¡¡

    Después de la generación autónoma, el siguiente desafío es el almacenamiento. Hay una enorme lucha para que sigamos yendo al surtidor.
    Si tuvieses baterias pequeñas y de gran capacidad, las puedes rellenar con solar o mini eolica y no pasas por ningun surtidor dejando el 70% del precio en impuestos de paso.
    Se han desarrollado las pilas de combustible, que generan la electricidad a partir de hidrógeno. (Bmw) o los híbridos con generador de gasoleo o gasolina, pero todo sigue pasando por el surtidor.
    Las baterias delgadas , son del tamaño de las de moto , ya equipan los mercedes de alta gama, pero tienen litio y tierras raras y eso son palabras mayores, y no se pueden fabricar en masa para mover coches utilitarios.
    La importancia actual de las tierras raras es que son imprescindibles en la electrónica. Por ejemplo, el holmio y disprosio son necesarios para fabricar un láser; 15 kg de lantanio y 11 de neodimio van en las baterías del Prius: el samario es esencial para los imanes y los nuevos motores eléctricos; el europio y el itrio excitan al fósforo rojo en las pantallas LCD….ect, y China tiene las principales reservas de ellas.

    El almacenamiento de energía bajo tierra está en fase experimental por Japón, pero todo a gran escala, nada de hacerlo doméstico.

    Seguro que la tecnología existe, pero la soltarán con cuenta gotas, industria espacial alto secreto y otros 20 años por delante.

    El principal enemigo de cualquier cambio del status actual, son los gobiernos y los consejos de las corporaciones, puertas giratorias de esos gobiernos.

    Con todo el futuro será del gas, y el petroleo solo como materia prima de la industria química, no como combustible. Por eso Rusia monopoliza el gas y sus futuros, y Ukrania es el intento de romperlo.

    Las renovables serán parte del mix como eólica o descentralizadas como la solar para quitar carga a la red, pero son imparables en una sociedad libre.
    El problema son los paises con fiscalidad abusiva que dependen de eso para cuadrar las cuentas. USA lo tiene claro y guarda la tecnología para cuando la necesite y mantiene una baja fiscalidad sobre petroleo y derivados.

    Esta es la realidad sobre el terreno, no sobre el papel que todo lo aguanta y en el que se basan muchos analistas para dar sus mensajes, muchas veces interesados.
    Un saludo

  5. “Y todos los coches eléctricos fueran eléctricos.” Eso es fácil de imaginar xD. Estoy de acuerdo con tu análisis, pero si quieres ver e sinsentido del Peak Oil te recomiendo esta entrada donde se muestra que históricamente la profecía se ha retrasado, al estilo de la catástrofe malthusiana. http://www.liberalismonoespecado.com/?p=69

Los comentarios están cerrados.