Argeliana

Dije la semana pasada que iba a dedicarme por unos días a hablar de cine y libros. Los días y la actualidad atropellaron mis planes.

Quería comentar Syriana, la película por la que George Clooney ha ganado un Óscar como mejor actor de reparto, y resulta que el fin de semana pasado tuvimos a Vladimir Putin en Argelia.

MiG-25Se trata de la primera visita de un presidente ruso a Argelia tras el fin de la Guerra Fría. En ella se han firmado acuerdos que confirman lo que circuló este año y el pasado como filtraciones interesadas a la prensa: Argelia actualizará sus fuerzas armadas con un paquete importante de armamento comprado directamente a Rusia. Tras el fin de la Guerra Fría Argelia se había limitado a comprar excedentes de segunda mano a Bielorrusia y Ucrania, a la par que buscaba nuevos suministradores de tecnología militar en Estados Unidos, España y Sudáfrica. Pero la jugada de Putin es a varias bandas.

Durante los 90 Argelia se había ido acercando paulitanemente a EE.UU. El interés fue recíproco tras el 11-S. La guerra civil argelina fue interpretada entonces en clave global y los posibles reproches al régimen de Argel pasaron a segundo plano. Se empezó a especular que Argelia podría mirar a Europa para modernizar sus fuerzas armadas. Quizás fueran sólo las fantasías de algunos argelinos, quizás de algunos franceses, pero sonaba el nombre del cazabombardero francés Rafale. Barcos de la OTAN empezaron a visitar puertos argelinos para realizar ejercicios conjuntos.

T-72 argelinoDe pronto, el acuerdo entre los gobiernos de Bouteflika y Putin hacen que Argel mire de nuevo a Moscú en cuanto suministro de armamento. Y dé un salto que lo aleja considerablemente de sus países vecinos, Marruecos y Libia. Casi me atrevería a decir que cierra parte de la brecha frente a su vecino al otro lado del Mediterráneo, nosotros, con la compra de cazabombarderos Su-30MK y baterías de misiles antiaéreos S-300.

En el plano económico la compra de armamento, posible gracias a las divisas por la exportación de hidrocarburos, lleva aparejado la liquidación de la deuda que Argelia contrajo con la extinta Unión Soviética. Y lo que es más importante, van en paralelo con los acuerdos de la empresa estatal argelina Sonatrach con las petroleras rusas Gazprom y Lukoil.

Rusia ha visto amenazada su posición de principal suministrador de gas natural a Europa tras el conflicto a cuenta de los gaseoductos con Ucrania. La Unión Europea sacó la conclusión de que debía diversificar sus fuentes de suministro. Argelia es su tercer suministrador (y principal de España). Y ahora ha tomado posiciones conjuntas con Rusia.

Como decían en la promoción de Syriana, todo está conectado. ¿Quién se anima a hacer una película?

4 thoughts on “Argeliana

  1. claro! syria, syriana. argelia, argeliana.

    me ha costado, pero en la segunda lectura lo he entendido.

    por fin he visto la pesadilla de darwin.

    ¿por qué se hacen presidentes y ministros los abogados y economistas en lugar de sociólogos e ingenieros técnicos?

  2. ¿Te costó? Je, je… Pues “La pesadilla de Darwin” la tengo en la lista de cosas por comentar.

Los comentarios están cerrados.