Llegó la hora de poner FlancoSur.com en hibernación

Flanco Sur nació en 2002 como una página web hecha a mano picando código HTML en el bloc de notas y subida vía FTP a un espacio de servidor que mi proveedor de Internet me proporcionaba. Yo llevaba con la idea de algo así desde hacía tiempo pero el conflicto por el islote de Perejil aceleró que la pusiera en práctica. Por aquel entonces, yo había acumulado algo de información sobre las fuerzas armadas de Marruecos, Argelia, Túnez, Libia y la República Árabe Saharaui Democrática sacada de los foros de Internet. No había mucha información disponible en Internet porque era la época previa a la proliferación de cámaras digitales y redes sociales. Mi intención inicial era redactar pequeños artículos. El primer cambio vino en 2005 cuando hice el salto a WordPress gracias al servicio gratuito Blogsome. Empecé entonces a publicar noticias. Recuerdo que la primera fue sobre la compra marroquí del sistema antiaéreo de origen ruso Tunguska.

En el primer año como blog pasó una cosa. Yo había llegado al tema del Magreb porque era el principal foco de tensión para España. Pero mi conclusión, evaluando la disparidad de fuerzas y las amenazas no estatales compartidas, fue que no existía tal riesgo de un conflicto armado y que en cambio la verdadera preocupación era lo que pasaba más al sur del Magreb: el Sahel constituía el Flanco Sur Profundo.

En 2008 acudí a Granada a un congreso académico a presentar una comunicación titulada “Un Flanco Sur Profundo: El Arco de Inestabilidad de África Occidental“, contando con el patrocinio de la empresa UC Global. Mi idea era que la debilidad de los estados de la fachada atlántica de África Occidental (lugar de paso hacia Europa de la cocaína de Sudamérica) y la proyección de Al Qaeda en el Magreb Islámico hacia los países limítrofes de Argelia (principalmente Mauritania) debían ser motivo de preocupación en España, que debía adoptar una estrategia preventiva asesorando a los países de la región y preparando a sus fuerzas para intervenir en la región.

Sobra decir que en aquel entonces mis ideas sólo me ganaron una condescendiente palmadita en la espalda. África Occidental no era una región relevante para España, que no tenía vocación de proyectar sus fuerzas armadas para algo que no fueran misiones de paz y ayuda humanitaria. Sin embargo, yo extendí el interés del blog del Magreb a África Occidental, dividiéndola en tres regiones: fachada atlántica (de Senegal a Costa de Marfil), Golfo de Guinea y Sahel. Más tarde Nigeria se convertiría en una categoría propia de noticias en el blog.

Un helicóptero de ataque Tigre escoltando un convoy francés en el norte de Mali durante la operación SERVAL.

La intervención de la OTAN en la guerra civil de Libia (2011) y la crisis en Mali que llevó a la Operación SERVAL (2012-2013) fueron dos grandes acontecimientos en el área de interés para FlancoSur.com. Hice un seguimiento casi diario y logré más lectores diarios que nunca. Incluso fui plagiado o citado por medios. Alcancé algunos hitos. Mi artículo “Operación Serval: el estilo francés de hacer la guerra” para la revista Ejército entró dentro de los finalistas que se otorgan a los tres mejores artículos cada año y fui invitado en 2016 por Casa África a unas jornadas sobre yihad en África. Pero, si tuviera que hacer autocrítica, diría que nunca saqué provecho a aquel conocimiento en artículos que me creara un perfil de “experto en el Sahel”. En cambio, como todos sabéis, fui saltando de tema en tema. Y en septiembre de 2014, cuando decidí que iba a enfocarme en unos pocos temas para tratar de tener un currículum de publicaciones coherente, me tropecé con la Nueva Guerra Fría.

El problema es que el Flanco Sur Profundo explotó. La guerra civil libia se convirtió en un conflicto eterno que salpicó Túnez, donde sufren una insurgencia yihadista que en Argelia nunca desapareció. Tras la intervención francesa en Mali, se desplegó en el país una misión de Naciones Unidas y otra de la Unión Europea. Pero la violencia yihadista ha ido a más en los últimos tiempos, extendiéndose a Níger y  Burkina Faso. Nigeria sufre la violencia no solo del terrorismo yihadista, con varias escisiones del grupo conocido en Occidente como Boko Haram, sino otros fenómenos, como el conflicto de los pastores fulani. La cuestión es que la insurgencia yihadista se ha expandido en la zona del lago Chad a los países vecinos, afectando seriamente a Camerún. Por su parte, la piratería en el Golfo de Guinea es un problema con periódicos repuntes que ha llegado a ser estadísticamente más significativo que en el Cuerno de África.

Mientras tanto, los problemas de seguridad y defensa en África Occidental dejaron de ocupar un lugar testimonial en la acción exterior del Estado. España participó desde el primer momento en la misión EUTM Mali de la Unión Europea, ha contribuido a la formación de militares de países como Senegal y Cabo Verde, ha desplegado buques en el Golfo de Guinea, etc. Curiosamente el conflicto de Ucrania y las tensiones con Rusia popularizaron el concepto de “Flanco Este de la OTAN”, así que desde el gobierno español se trató de recordar a los aliados de la Alianza Atlántica la importancia del “Flanco Sur” y el término se hizo popular en la prensa en septiembre de 2014. Por aquellas fechas tuvo lugar en Granada un congreso académico donde se presentaron comunicaciones con títulos como “Por qué es importante Malí para la Seguridad Nacional”, “Desafíos para la seguridad española respecto a la inestabilidad en el Sahel” y “Desafíos y vulnerabilidades para la seguridad española derivados de la franja del Sahel”. En marzo de 2015 el Ejército de Tierra organizó las jornadas “El Ejército de Tierra y los retos futuros” que dedicó un día al Sahel con el título “Frontera Avanzada”. Es decir, diez años (y siete días) después de que yo lo había planteado, el Ejército de Tierra asumía plenamente el concepto de Flanco Sur Profundo.

Si durante años pude decir que fui una voz que clamaba en el desierto, la realidad es que África Occidental atrae hoy la atención de bastantes expertos. El Observatorio Internacional de Estudios sobre Terrorismo recopila datos sobre “Yihadismo en el Magreb y el Sahel”. El Real Instituto Elcano ha incorporado a Sergio Altuna como colaborador, habiendo publicado recientemente por ejemplo “La contribución española actual a la lucha contra el terrorismo en el Sahel”. En el mundo académico encontramos a Pilar Rangel y colaborando con los medios a Iñaki Méndez. No se puede decir que sin el blog FlancoSur.com el panorama informativo en español quedaría desatendido. Es más, tenemos en otros idiomas blogs como MENA Defense en francés y The African Military Blog, además del portal DefenceWeb y publicaciones como la African Defence Review.

La realidad es que seguir la actualidad de las fuerzas armadas y las insurgencias tanto en el Magreb como África Occidental requiere a día de hoy un trabajo a jornada completa. Y yo no tengo ya ni el tiempo libre ni la energía para atender dos blogs como Guerras Posmodernas y Flanco Sur, pretendiendo además que me sobre tiempo para escribir colaboraciones en medios y artículos para distintas publicaciones. Supongo que es el ciclo de vida natural de los que empezamos proyectos así. Cuando no tenemos un trabajo a jornada completa nos volcamos en crear algo que nos dé visibilidad. Cuando la logramos obtenemos una oportunidad laboral y dejamos el terreno abierto para otra generación dispuesta a volcar su tiempo y energía en un proyecto que le abra puertas.

El blog FlancoSur.com seguirá ahí y lo usaré próximamente como cuaderno de notas para un proyecto concreto porque tengo varias cosas pendientes que escribir. Así que no abandonaré el Flanco Sur y el Flanco Sur Profundo. Simplemente no seguiré haciendo una recopilación de noticias. Y no pretendo que sea un adiós para siempre porque nunca se sabe las vueltas que da la vida.

 

Bibliografía sobre la yihad argelina

Estoy trabajando en la presente crisis de Mali. Y puestos a buscar los orígenes históricos de la actual situación en el Sahel se hace inevitable tirar de uno de los hilos hasta el origen de la yihad argelina en el contexto de la guerra civil que vivió el país en los años 90. Podría parecer que un asunto que convulsonió un país tan cercano y cuyas ramificaciones llegan hasta el 11-M habría sido bien cubierto desde el punto de vista editorial en español. Pero no. Lo que tenemos son fragmentos dispersos por varias obras sobre la crisis argelina de finales de los 80, el ascenso del Frente Islámico de Salvación, el abrupto cerrojazo a al apertura política y la posterior guerra civil.

Estos días he estado recopilando fragmentos de esa historia. He encontrado información en estos libros:

El gran Magreb: Desde la independencia hasta el año 2000 de Paul Balta (1995).
El estado árabe : crisis de legitimidad y contestacion islamista de Gema Martín Muñoz (1999).
La yihad: Expansión y declive del islamismo de Gilles Kepel (2001).
Guerras profanas: Afganistán, Estados Unidos y el terrorismo internacional de John K. Cooley (2002).

Encontré un cuarto, En el nombre de Dios de Sami Naïr (1995). Es el único dedicado específicamente a Argelia, pero en su brevedad y por la perspectiva del autor poco me aportó.

Sé de la existencia de dos más, dedicados a las atrocidades cometidas durante aquella la guerra civil. Precisamente las matanzas perpetradas por los yihadistas argelinos socavaron el apoyo de las masas y muchas fuentes acusan al estado argelino de realizar operaciones de bandera falsa:

La muerte en Bentalha. Guerra y manipulacion politica en Argelia de Nesroulah Yous (2001) y La Guerra sucia de Habib Souaidia (2002).

¿Algún lector podría recomendarme alguna otra obra en español con el que completar mi bibliografía? Sé que en inglés y especialmente en francés hay todo un universo de publicaciones. Precisamente esta semana me llegó The Algerian Civil War, 1990-98 de Luis Martinez (2000), la que puede que sea obra definitiva sobre el asunto. Se trata de una tesis doctoral dirigida por Gilles Kepel y es obra de un franco-argelino que publicó bajo pseudónimo.

Sobre la yihad en el Sahel encontramos dos libros diametralmente opuestos en español. Por un lado tenemos Terrorismo internacional en África del incombustible Jesús Núñez Villaverde junto con Balder Hageraats y Malgorzata Kotomska. Como conté en mi reseña, el libro desprecia la amenaza yihadista en el Sahel presentándola como una excusa inventada por Estados Unidos para intervenir a favor de sus intereses petroleros en el continente. Al menos queda el consuelo de saber que el profesor Núñez Villaverde habla ahora de “una amenaza que ya había sido identificada como tal al menos desde 2008”. (2008 es, por cierto, en el que acudí a Granada a presentar mi comunicación “Un Flanco Sur Profundo: El arco de inestabilidad de África Occidental”). Por otro lado, tenemos La yihad a nuestras puertas: La amenaza de Al Qaeda en el Magreb Islámico de David Alvarado. Y ese es el panorama editorial en español. La yihad no existe o es una amenaza tocando en nuestra puerta. Creo que hay hueco para un análisis sosegado sobre el tema.

Ofensiva mediática marroquí

En mi recorrido por los kioskos en busca del número de febrero de Fuerzas de Defensa y Seguridad me encontré el semanario Marruecos Siglo XXI y el mensual Kántara.

Marruecos Siglo XII ya lo conocía y he comprado varios ejemplares. Es un semanario de información general que trata temas españoles y marroquíes. Me fue imposible encontrar página web alguna más allá de un perfil de Facebook donde aparece la portada de un número 0 de la revista que copia el diseño de Monocle. Su cuenta de Twitter no parece mucho más activa. La revista fue lanzada en junio. El número que tengo en mis manos es el 30 y corresponde a la semana del 3 al 9 de febrero de 2010. En sus 68 páginas sólo encontraremos tres páginas completas de publicidad y las tres pertenecen al Groupe Crédit Agricole du Maroc. No entiendo mucho del negocio editorial pero no creo que una publicación alcance medio año de existencia saliendo a la calle todas las semanas con sólo tres páginas de publicidad. Evidentemente alguien está financiado a pérdidas la aventura editorial.

El caso de “Kántara”, que también sólo cuenta con perfil en Facebook, es aún más llamativo. Lo vi en su momento anunciado en la contraportada de El Mundo y El País poniendo toda la carne en el asador en su segundo número: “La cara oculta del Frente Polisario: Financiación, pirateria, terrorismo”. En la portada, en medio de dos personajes que supongo del Frente Polisario, aparece la imagen más conocida de Abdelmalek Drukdel, líder de Al Qaeda en el Magreb Islámico. El intento de vincular al Frente Polisario con Al Qaeda es un objetivo permamente de la prensa marroquí de un tiempo a esta parte. Y está consiguiendo tener resonancia en medios y think tank conservadores de Estados Unidos, donde la maquinaria del lobby marroquí está bien engrasada. Ya hay quien allá en Estados Unidos advierte del riesgo de un hipotético “estado débil” saharaui convertido en nido de terroristas.

El último número de Kántara, el tercero y correspondiente a febrero de 2011, tiene como portada “¿Por qué los españoles odian a los marroquíes?” Claro y directo el objetivo de lo que en término militares se denomina “Operación de Influencia”.

Argelia y el tablero de juego del gas

La creación de una “OPEP del gas” ya tiene fecha tras negativas y dudas expresadas de cara a la opinión pública por unos y otros. Informa el diario ruso Kommersant que la constitución de la organización de países exportadores de gas natural tendrá lugar el día 9 de abril en Doha, capital de Qatar. La organización la formarán Rusia, Irán, Qatar, Venezuela y Argelia.

Rusia es a día de hoy el principal proveedor de gas la Unión Europea. Argelia el tercero y el primero de España. Ambos países han firmado acuerdos en materia energética… y de armamento. Argelia sufraga su sustanciosa cesta de la compra en Moscú con concesiones especiales a las empresas energética rusas. Sólo así puede permitirse una modernización tecnológica que deja muy atrás a Marruecos y Libia. En Rabat y Trípoli deben andar preocupados. Eso explica los rumores y desmentidos de la venta de cazabombarderos franceses Rafale de última generación a Marruecos y Libia.

Mientras tanto, nuestros oráculos patrios tienden a creer que todo lo que pasa en Marruecos gira en torno a Ceuta y Melilla. Cada tuerca, tornillo y arandela que entra en dotación de las Fuerzas Armadas Reales de Marruecos se considera una amenaza para las ciudades españolas. Como si Argelia no existiera. Como si el Flanco Sur español concluyera en las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla. Sólo así se explica que entendieran la subida del precio que Argelia cobra a España por el gas como obra de la perfidia y torpeza de Rodríguez Zapatero.

MiG-29SMT argelinoPor los habituales canales OSINT sólo ha llegado noticias de la entrega de los primeros MiG-29SMT, uno de los cuales vemos en la foto antes de su envío a Argelia. De los Sujoi Su-30MK argelinos no hay noticias. Sólo podemos hacer dos apuntes. Que el paso de un prototipo por Malta en febrero de 2002 demuestra lo viejo del interés argelino por el avión. Y constatar que los primeros Sujoi Su-30MK venezolanos sí que han llegado a su destino. De esta manera la recién rebautizada Aviación Militar Venezolana da su particular salto tecnológico.

Argeliana

Dije la semana pasada que iba a dedicarme por unos días a hablar de cine y libros. Los días y la actualidad atropellaron mis planes.

Quería comentar Syriana, la película por la que George Clooney ha ganado un Óscar como mejor actor de reparto, y resulta que el fin de semana pasado tuvimos a Vladimir Putin en Argelia.

MiG-25Se trata de la primera visita de un presidente ruso a Argelia tras el fin de la Guerra Fría. En ella se han firmado acuerdos que confirman lo que circuló este año y el pasado como filtraciones interesadas a la prensa: Argelia actualizará sus fuerzas armadas con un paquete importante de armamento comprado directamente a Rusia. Tras el fin de la Guerra Fría Argelia se había limitado a comprar excedentes de segunda mano a Bielorrusia y Ucrania, a la par que buscaba nuevos suministradores de tecnología militar en Estados Unidos, España y Sudáfrica. Pero la jugada de Putin es a varias bandas.

Durante los 90 Argelia se había ido acercando paulitanemente a EE.UU. El interés fue recíproco tras el 11-S. La guerra civil argelina fue interpretada entonces en clave global y los posibles reproches al régimen de Argel pasaron a segundo plano. Se empezó a especular que Argelia podría mirar a Europa para modernizar sus fuerzas armadas. Quizás fueran sólo las fantasías de algunos argelinos, quizás de algunos franceses, pero sonaba el nombre del cazabombardero francés Rafale. Barcos de la OTAN empezaron a visitar puertos argelinos para realizar ejercicios conjuntos.

T-72 argelinoDe pronto, el acuerdo entre los gobiernos de Bouteflika y Putin hacen que Argel mire de nuevo a Moscú en cuanto suministro de armamento. Y dé un salto que lo aleja considerablemente de sus países vecinos, Marruecos y Libia. Casi me atrevería a decir que cierra parte de la brecha frente a su vecino al otro lado del Mediterráneo, nosotros, con la compra de cazabombarderos Su-30MK y baterías de misiles antiaéreos S-300.

En el plano económico la compra de armamento, posible gracias a las divisas por la exportación de hidrocarburos, lleva aparejado la liquidación de la deuda que Argelia contrajo con la extinta Unión Soviética. Y lo que es más importante, van en paralelo con los acuerdos de la empresa estatal argelina Sonatrach con las petroleras rusas Gazprom y Lukoil.

Rusia ha visto amenazada su posición de principal suministrador de gas natural a Europa tras el conflicto a cuenta de los gaseoductos con Ucrania. La Unión Europea sacó la conclusión de que debía diversificar sus fuentes de suministro. Argelia es su tercer suministrador (y principal de España). Y ahora ha tomado posiciones conjuntas con Rusia.

Como decían en la promoción de Syriana, todo está conectado. ¿Quién se anima a hacer una película?

Argelia se va de compras

En agosto de 2002, un mes después de la crisis por el islote de Perejil, el periódico La Razón publicaba una noticia que arrancaba con la frase “Silenciosamente, Marruecos está dotándose del armamento más moderno disponible en el mercado”. La frase había que entenderla como parte de ese “miedo al moro” de la derecha española pero no dejaba de ser mentira. Las compras de armamento de Marruecos en los últimos años han sido escasas y tecnológicamente le separa una enorme brecha de España.

Mientras tanto Argelia ha ido en los últimos años renovando los materiales de sus fuerzas armadas sin que ella fuera motivo de ningún titular alarmista. Ciertamente las relaciones de Argelia con Estados Unidos y Europa no son las de los tiempos de la Guerra Fría, cuando Argelia estaba en la órbita soviética. Pero no está de más estar al corriente de los contratos argelinos.

Estos días ha saltado la noticia del anuncio ruso de un contrato millonario con Argelia. Un anuncio parecido en el mes de mayo de 2005 fue desmentido por Argelia al poco tiempo. Este vez se trata de una información “filtrada” desde la industria rusa de armamento. Se habla de un contrato ya cerrado por 36 cazabombarderos MiG-29SMT, que podría en un futuro ser seguido por 28 cazambombarderos Su-30, 8 sistemas de defensa antiaérea S-300PMU2 y un lote de carros de combte T-90S. Además de la posible modernización de los dos submarinos diésel de la clase Kilo, 50 aviones de entrenamiento Yak-130 y 30 sistemas de defensa antiaérea Tungushka-M1 (como los que ya tiene Marruecos).

Si la noticia se confirmara en toda su extensión Argelia daría una salto cualitativo que dejaría muy atrás a sus países vecinos. Marruecos apenas ha reunido fondos para modernizar 27 de sus Mirage F-1 y Libia sigue en el limbo a pesar del levantamiento del embargo internacional. Será interesante ver qué movimientos se producen en la zona. De momento, Putin visitará Argelia el próximo mes de marzo.

Nuestra próxima guerra con Marruecos

La Razón es un periódico que dedica especial atención a Marruecos y es, creo, el único medio español en el que es habitual encontrar información de lo que pasa en nuestro vecino del sur. Su encomiable celo por mantener a los lectores informados es tal, que cuando no hay noticias se las inventa.

Tras la crisis del islote de Perejil La Razón se sacó de la manga un supuesto “rearme marroquí”. El rearme sería gentileza de Arabia Saudí, que regalaría a Marruecos cazabombarderos F-16 y helicópteros de combate Apache. El bulo tenía toques de “Expediente X”: Los Apache esperaban en una “base secreta en Arabia Saudí” su traslado hasta Marruecos junto a los F-16, procedentes de los inventarios de la Real Fuerza Aérea Saudí. Esto último era algo un tanto difícil, ya que Arabia Saudita jamás ha tenido ese avión. Pero la idea caló, y periódicamente en los foros de debate españoles sobre temas militares alguien aparece preguntando por el temible “rearme marroquí”.

Esos mismos foros han estado bastante revueltos las últimas semanas. Todo a partir de la publicación en La Razón, cómo no, el domingo 1 de mayo de una noticia según la cual España iba a vender 20 carros de combate M60A3 a Marruecos. Los carros de combate en cuestión, para más inri, saldrían de las unidades de Ceuta y Melilla según se sustiyeran sus M-60A3 por Leopard 2E.

Si la noticia no era suficiente, La Razón insistió al día siguiente. Pero la situación había cambiado en 24 horas. Ya no se trataba de vender los M60A3 una vez se sustituyeran por Leopard 2E. Se venderían sin ser sustituidos, porque ya no se consideraba necesario que hubiera carros de combate en Ceuta y Melilla. Y de paso, se anunciaba el deseo (yo diría sueño) marroquí de dotarse con 60 cazabombarderos franceses de última generación Rafale. El pifostio esta servido.

Los comentarios virulentos de los siguientes días siguieron una línea semántica muy habitual de la derecha nacionalista española: La Patria traicionada y mancillada, el moro taimado y traicionero, “España se acaba”… Salpicados por los comentarios de algún troll radikal-guay furtivo acerda de que el ejército español es de chiste y perderíamos seguro la guerra, bla, bla, bla… Curiosamente los únicos que matizaron el alcance de la noticia tanto en los foros como ante la opinión pública fueron militares de carrera.

El M60A3 es el último modelo de un carro de combate que entró en servicio por primera vez en el U.S. Army ¡en 1960!. España recibió los suyos tras el fin de la Guerra Fría y la reducción de fuerzas convencionales en Europa. Por aquel entonces ya eran viejos y fue una parche en tiempos de vacas flacas para el Ministerio de Defensa. En España están siendo sustituidos por el Leopard 2E, una versión española (mejorada) del diseño alemán Leopard 2A6. Un elemento del salto tecnológico que las fuerzas armadas españolas han dado en los últimos veinte años (cazabombardero EF-2000, carro de combate Leopard 2E, fragatas F-100, etc.)

Marruecos, en cambio, ha quedado muy atrás respecto a sus vecinos España y Argelia (que tiene un programa de rearme real e importante). Según la fuente que se consulte Marruecos cuenta con un número limitado de carros de combate de primera línea (entre 60 y 120 M60A3 y 100 T-72 llegados de 2ª mano desde Bielorrusia). Así que esa supuesta venta de 20 carros de combate, y los que podrían haber seguido más tarde, venían a confirmar las sospechas de la limitada capacidad de Marruecos de comprar en el mercado internacional materiales de primera línea. Además la jugada cobraba tintes maquiavélicos: Mejor que nos compren a nosotros, y así saber perfectamente con qué armas cuentan, que se dirijan a los mercados de la antigua U.R.S.S. y no tener ni idea qué modelos han comprado y en qué estado están.. Y es que a día de hoy posiblemente sólo en la carretera de La Coruña tengan fotos y datos de esos T-72 ex-bielorrusos.

Sin embargo durante los siguientes días surgieron varios desmentidos. ¿Estábamos ante un bulo? ¿Se trataba de un globo sonda? No importa. La bola de nieve en los foros estaba servida y durante semanas hemos discutido sobre la eventualidad de una guerra con Marruecos por Ceuta y Melilla.

Paradójicamente conocer las capacidades militares de Marruecos es darse cuenta que antes de jugar a la guerra convencional Marruecos llegaría a la misma conclusión que Joshua: Curioso juego, Dr. Falken. Parece que la único forma de ganar es no jugar. ¿Jugará Marruecos a la guerra no convencional? Es más, si una de las características de los conflictos actuales es el auge de actores no estatales, ¿necesariamente el enemigo tiene que ser el estado marroquí? Puede que la situación más factible sea el estado español y marroquí enfrentados a una amenaza no estatal común. Quizás esa guerra ya ha empezado. Y algunos todavía no se han enterado.