El último que apague la luz

El pasado lunes 29 de junio salió publicado en el B.O.E. el texto con la nueva reorganización del Ejército de Tierra español. Siendo este país España, algo tan importante no pudo más que dejarse en mano de dos amiguetes que una tarde, sentados en un terraza de la Castellana con un par de copas de más, trazaron las líneas maestras en una servilleta mientras no dejaban de mirarle el culo a la camarera.

i_have_no_idea_what_i_m_doing

Cuenta Eva Cervera, directora de la revista Fuerzas de Defensa y Seguridad, que el Plan META (Plan General de Modernización del Ejército de Tierra) de 1983 supuso “la reducción de aproximadamente el 50 por ciento de los efectivos” y que el plan de reorganización RETO de 1990 suposo “la disminución de efectivos […] en un 25 por ciento”. Así se explica el chiste que circuló tras el Plan NORTE (Nueva Organización del Ejército de Tierra) de 1994: la siguiente reorganización sólo podría tratarse del plan SUR (Supresión de las Unidades Restantes).

En todo este tiempo el Ejército de Tierra perdió su organización en divisiones para dejar la brigada como la unidad básica, una tendencia que podemos encontrar en el ejército francés y ruso. Las brigadas ligeras (BRIPAC, BRILAT, BRILEG…) quedaron encuadradas en 1992 en la Fuerza de Acción Rápida que pasó a ser en 2006 el Mando de Fuerzas Ligeras. Y ahora, ¡oh, sorpresa!, el Ejército de Tierra vuelve a tener el escalón de mando división. Las dos nuevas divisiones se llamarán “Castillejos” y “San Marcial”, nombre de las dos brigadas que son disueltas en la última reforma, como si alguien le hubiera dado pena que se perdieran ambos nombres cuando antes se hicieron escabechinas sin complejo.

Las dos nuevas divisiones, cómo no, carecen de apoyos divisionarios porque en las anteriores reformas fueron encuadrados en los Mandos de Artillería de Campaña (MACA), Mando de Ingenieros (MING) y Mando de Transmisiones (MATRANS). Eso sí, el Regimiento de Caballería «España» n.º 11 queda flotando en el aire, dependiendo directamente de la Fuerza Terrestre. Lo que nos lleva a la cuestión de por qué en el Ejército de Tierra hay una cosa llamada Fuerza Terrestre. La razón para crear un nivel de burocracia entre el Estado Mayor del Ejército y las unidades de combate es crear una vacante para teniente general con la que ocupar la antigua Capitanía General de Sevilla, que esto es España y cuando se redujo el Ejército de Tierra se disolvieron unidades de combate pero se crearon tantas estructuras como Capitanías Generales había. ¡Que puede reducirse el número de indios pero nunca el de jefes!. Otro día hablamos de cuántos generales hay en Canarias para una sola brigada de infantería ligera.

FIESTAS LUSTRALES 2010 SANTA CRUZ DE LA PALMA. TENERIFE. BAILE DE LOS ENANOS. C150710C FO035150710.JPG

Otra novedad de la reforma es la figura de la Brigada Orgánica Polivalente, un intento de salvar el gran problema del Ejército de Tierra a la hora de afrontar el problema de la dicotomía entre propósito teórico y misiones reales. El Ejército de Tierra ha realizado fundamentalmente misiones de paz en el extranjero en los últimos 25 años. A la hora de salir al extranjero lo habitual era formar una Agrupación Táctica con varias compañías de infantería de aquí, un escuadrón de caballería ligero de allá y apoyos de más allá. Se concentraban en un lugar donde permanecían un tiempo para integrarse antes de ser embarcados rumbo al país de destino. Con ese sistema jamás se podía enviar tropas con celeridad, como pasó en el verano de 2006 en el Líbano. En aquel entonces la FIMEX-L de la Infantería de Marina se vio obligada a permanecer más tiempo del estipulado esperando que llegara el relevo.

Otro problema era que ante la sobrecarga de misiones exteriores que sufrían  las unidades ligeras se empezó a recurrir a la tropa de unidades mecanizadas y de artillería para realizar misiones de patrulla como infantería en lugares como Kosovo y Líbano. La solución ha sido crear unidades con una cierta naturaleza modular en las que haya unidades mecanizadas, medias y ligeras. Es decir, en pleno 2015 el Ejército de Tierra español ha inventado la ¡Brigada de Infantería de Marina!. Pero como dice el dicho, hay tres maneras de hacer las cosas: bien, mal y a la manera del Ejército. Así que con la actual reforma se disuelve la Brigada de Infantería Ligera “San Marcial”, una unidad infradotada y anémica repartida por el País Vasco, para que el Regimiento de Infantería Ligera “Tercio Viejo de Sicilia” en Guipuzcoa dependa de la brigada “Extremadura” en Badajoz y el Regimiento de Infantería Ligera “Garellano” en Vizcaya dependa de la brigada “Guzmán el Bueno” en Córdoba.

Y podría seguir con las tropelías cometidas con los Cazadores de Montaña, que pasaron de ser brigada a constituir la Jefatura de Tropas de Montaña (JETROMA), perdiendo por el camino los apoyos, para quedarse ahora reducidas a un sólo batallón. De cómo en el texto se menciona al Regimiento de Artillería Lanzacohetes de Campaña cuando los lanzacohetes “Teruel” se dieron de baja hace tiempo y no se avizora la llegada de los prometidos HIMARS. Podría seguir con cómo la Brigada Paracaidista se queda con una sola bandera paracaidista sin que a nadie se le haya ocurrido convertirla en una unidad de apoyo al Mando de Operaciones Especiales, como el creado en torno al primer batallón paracaidista británico. Por no olvidar del gráfico donde se menciona la creación en Galicia y en Canarias de sendas compañías de apoyo a operaciones especiales de las que nadie en el MOE había oído hablar. Pero sólo me queda ir a por una cerveza y saludar a estos real men of genius.

mapa-bop-1500

De la sociedad industrial a la sociedad red

IMG-20150625-WA0004

El pasado jueves 25 participé en la primera mesa redonda de las jornadas “Tenerife, Isla Colaborativa” que organiza el Foro de Economía Colaborativa y Social de Tenerife con el imprescindible impulso de Pedro Martín de Commonomia.

 Mi perspectiva es que lo que se ha venido en llamar Economía Colaborativa no es el resultado coyuntural de la actual crisis económica, que hubiera súbitamente vuelto a todo el mundo más empático y generoso, sino que son síntomas de los cambios sociales del paso de la Sociedad Industrial a la Sociedad de la Información.

Cuando hablamos de Sociedad Industrial no nos referimos únicamente a ciertas formas de organización de la economía y el trabajo, sino que constituye en sí misma una “civilización” que se refleja en la política, la familia, la educación, los medios de comunicación, etc. No cuesta comprender que todo ello está ahora mismo en “crisis”, es decir en transformación.

Annex - Chaplin, Charlie (Modern Times)_01

La naturaleza de la Sociedad Industrial es el orden jerárquico y la sincronía. Obreros y estudiantes que entran uniformados a la misma hora a la fábrica y en el colegio para salir cuando suena la sirena. Lectores de periódico que leen en papel una selección de las noticias del día anterior. Televidentes que se sientan a la misma hora para ver las noticias que se emiten siempre a la misma hora y con el mismo formato. La sociedad de la información viene a romper con todo ello y lo vemos en todos los órdenes de la vida.

Evidentemente, hablé de los estudios de Paul Baran para la RAND Corporation sobre las redes de comunicación con estructura de red distribuida, que están en la base de Internet. Hablar de la transformación social hacia la sociedad de la información es hablar de la aparición de estructuras más distribuidas y asíncronas.

baran_netAsí, la sociedad de la información trae nuevas de organización y una nueva ética del trabajo. Hablé de los conceptos expresados en La Catedral y el Bazar por Eric S. Raymond (1997) y La ética del hacker y el espíritu de la era de la información  (2001) por Pekka Himanen.

En el turno de preguntas me dio tiempo de entrar en las contradicciones y limitaciones de las nuevas estructuras en red, algo que he tratado aquí en el último medio año. Véase “Volver a la guerra red” (enero 2015) y “Repensar las Guerras Posmodernas” (junio 2015).

Esta es la segunda vez que me llaman para hablar del tema y es la segunda vez que me toca hacer una intervención breve de 15 minutos. Me gustaría poder algún día poder profundizar en el tema y desarrollarlo más. Sería el capítulo inicial de mi aparcado proyecto de libro sobre netwar. Tampoco es mi primera incursión en otros temas ajenos al blog. Fui invitado a participar en el blog del Maker Space Tenerife, donde en 2013 publiqué “Hacia una nueva revolución industrial” y “Tras la deslocalización,  reindustrialización“.

Este semana tendrá lugar la segunda tanda de actividades de las jornadas “Tenerife, Isla Colaborativa”.

Marines en Morón

Ciudadanos estadounidenses son evacuados de Monrovia en un helicóptero ruso de una empresa contratista durante la Operación

Ciudadanos estadounidenses son evacuados de Monrovia en un helicóptero ruso de una empresa contratada por el Departamento de Estado durante la Operación “Shining Express” (2003)

Recientemente el gobierno español envió a las Cortes la autorización para que la Special Purpose Marine Air-Ground Task Force Crisis Response-Africa del USMC en la base española de Morón pueda aumentar su tamaño.

Si han leído la prensa rusa en español y los medios simpatizantes de Putin en España en ambos extremos del espectro político, se trata de una grave cesión de la soberanía nacional que pone a España al servicio de la política imperialista estadounidense en África. ¡“El gobierno entrega Morón a los marines norteamericanos”! ¡“Ampliación de Morón convierte a España en una parte del Pentágono”! Para cualquiera que no haya estado escondido en una cueva en los últimos años tres años sabrá que todo esto gira en torno a un solo asunto: Bengazi.

El 11 de septiembre de 2012 se produjo un ataque yihadista contra el consulado estadounidense en Bengazi (Libia). El embajador estadounidense y un informático del servicio resultaron muertos. Personal armado de la CIA que operaba desde un edificio cercano acudió al rescate del personal diplomático para llevarlo hasta ese segundo edificio, convirtiéndose el lugar en objetivo de los yihadistas. Dos agentes de seguridad de la CIA resultaron muertos al impactar sendos proyectiles de mortero en la azotea mientras ocupaban posiciones defensivas.

El asunto se convirtió en el centro de una campaña contra el gobierno de Barack Obama, agitada incesante y machaconamente durante bastante tiempo por medios como Fox News. Se acusó al gobierno de no haber proporcionado la seguridad adecuada a la delegación diplomática, de haber ignorado las peticiones de auxilio desde Bengazi, de no contar con una fuerza de reacción rápida, etc.

El asunto fue diseccionado por Jack Murphy y Brandon Webb en Benghazi: The Definitive Report. Su tesis es que la CIA estaba llevando a cabo una campaña agresiva contra las fuerzas yihadistas en la región sin informar al Departamento de Estado, que ignorante del contexto no tomó las medidas de seguridad pertinentes.

Un MV-22 Osprey durante un ejericio en la base de Morón.

Un MV-22 Osprey durante un ejericio en la base de Morón.

En el pasado ya Estados Unidos realizó misiones de evacuación en África. En el caso de Liberia, sucedió dos veces: Operación “Sharp Edge” (1990-1991) y Operación “Shining Express” (2003). En este último caso, se desplazaron helicópteros desde Islandia porque en aquel entonces las misiones en África dependeían del mando europeo EUCOM.

La respuesta del gobierno estadounidense tras el ataque de Bengazi fue crear la Special Purpose Marine Air-Ground Task Force Crisis Response-Africa, dotada con convertiplanos MV-22 Osprey como fuerza de contingencia para el continente africano. Cuenta con cisternas KC-130 como apoyo y se ubica en la base aérea conjunta de Morón, lo que proporciona cercanía geográfica al Norte de África. Los MV-22 disponen además de una mayor velocidad de crucero que un helicóptero.

¿Qué saca España de todo esto? Lo que el gobierno ha estado dispuesto o ha sido capaz de negociar. Se habla de 36 millones de euros en obras que serán contratadas con empresas españolas. Hubiera sido una buena oportunidad, por ejemplo, para negociar la creación de un campo de adiestramiento en Rota con estándares estadounidenses del que se hubieran beneficiado marines y los infantes de marina españoles. Pero para eso, claro, habría primero que ser conscientes de las carencias que se tienen.

Observatorio de la Nueva Guerra Fría #6

Comienzo esta entrega del Observatorio de la Nueva Guera Fría con varios artículos que hablan del concepto, prueba de que ya empieza a circular abiertamente.

Mariano Aguirre se pregunta “¿Hacia una nueva Guerra Fría?” en el diario El Mundo.

Sohrab Ahmari trata en el Wall Street Journal uno de esos temas geopolíticos que nunca he tocado por una decisión personal de no agotarme tratando de abarcarlo todo: “The New Cold War’s Artic Front”.

Por su parte, la versión on-line de la revista argentina DEF reproduce la pieza de Sputnik News (la antigua RIA Novosti) “¿Nueva Guerra Fría?”. Es interesante los signos de interrogación porque anteriormente Sputnik News ha publicado artículos de autores rusos asumiendo la existencia de la Nueva Guerra Fría:

“La nueva Guerra Fría entre Rusia y EEUU va para largo” (24 abril 2014)
“La resolución antirrusa de EEUU formaliza la nueva Guerra Fría, opina un diputado ruso” (5 diciembre 2014)
“Expertos califican de declaración de Guerra Fría la resolución del Congreso de EEUU” (5 diciembre 2014)
“El frente cultural de la nueva Guerra Fría por Pável Rodkin (17 mayo 2015).
“La UE ha sido utilizada por Washington en su nueva guerra fría contra Rusia” (27 mayo 2015)

Gary Kasparov acudió el pasado mes de mayo a un foro de disidentes rusos en Noruega. El próximo mes de octubre saldrá un libro suyo con el título Winter is coming en el que habla de una «especie de nueva era de guerra fría».

10633527_776986045756403_6689832070664748907_o

Hace tiempo declaré que renunciaba a seguir la geopolítica de Asia-Pacífico, uno de los grandes tableros mundiales. No tiene que ver con la Nueva Guerra Fría pero es interesante leer “La nueva ‘guerra fría’ que se gesta en Asia” por Javier Espinosa en El Mundo. Destaca: “Filipinas, Japón y EEUU refuerzan una alianza militar de facto para oponerse a China”

Despliegue militar de EE.UU. en Europa.
Si hay algo que la gente relaciona inmediatamente con el concepto de Guerra Fría es la carrera de armamento y la tensión provocada por el despliegue de fuerzas militares. Así que los recientes despliegues militares estadounidenses en Europa han generado titulares y reflexiones sobre la rivalidad con Rusia.

Maniobras de la OTAN

4 ejercicios militares de la OTAN en Europa. Fuente: The Aviationist

El País tituló recientemente “EE UU planea un despliegue militar en el este europeo inédito desde 1989″. Tras su “Pivot to Asia”, Estados Unidos reitiró las fuerzas pesadas de Europa, Ahora, el presidente Obama se ha visto obligado a enviar de nuevo fuerzas pesadas a Europa. Además, se habla del despliegue de cazabombarderos de 5ª generación F-22.

Ucrania
Simon Ostrovsky, reportero de VICE News y autor de la sensacional serie “Russian Roulette: The Invasion of Ukraine” ha realizado un reportaje siguiendo la pista de los soldados rusos en Ucrania

Durante la guerra en Ucrania hemos visto a grupos de ultraderecha con estética neonazi en ambos bandos. El Congreso de Estados Unidos ha prohíbido que se proporcione entrenamiento y armas al Batallón Azov ucraniano. Sobre la extensa presencia de ultraderechistas neonazis rusos en las filas prorrusas en Ucrania Oriental véase “Nazis are the core of Russia’s Hybrid Army in Ukraine”

Grecia
Mientras siguen en el aire la salida de Grecia del euro, el gobierno griego firma con Moscú un acuerdo para prolongar el gasoducto desde Turquía. El primer ministro Tsipras viajó esta semana a Moscú. Declaró: “Estoy en Rusia porque Europa ya no es el centro del mundo, hay nuevas fuerzas”. A los pocos días de las elecciones griegas escribí “¿Se posicionará Grecia en la Nueva Guerra Fría?

Siria
La guerra en Siria es junto con Ucrania uno de los tableros geopolíticos de la Nueva Guerra Fría. Véase al respecto mi artículo “Lo que está en juego en Siria”.

Recientemente Putin reafirmó su apoyo al régimen de Assad. Mientras que Hanin Ghaddar ha escrito “Why Iran’s Plan B in Syria Will Not Work”.

No olvidemos a estas alturas los horrores de los que el régimen de Bashar Al Assad es responsable.

Iberoamérica
La edición en español de Foreign Affairs publicó en mayo una entrevista al embajador ruso en México.

“[N]uestro interés hacia América Latina es elemental porque se está convirtiendo en uno de los centros del mundo multipolar”.

“No creo que sea correcto hablar del regreso a la Guerra Fría, porque ante todo la Guerra Fría tenía como su principal característica las discrepancias ideológicas. Ahora no tenemos este tipo de contradicciones”

Me parece comprensible que niegue las discrepancias ideológicas porque eso implicaría reconocer que la naturaleza del régimen ruso, de “democracia gestionada”, es diferente a la de las democracias occidentales.

El programa En Portada de RTVE emitió recientemente el reportaje “Nisman” sobre la muerte del fiscal argentino que investigaba los acuerdos entre el gobierno kirchnerista y el gobierno iraní. Con tal de avanzar en las relaciones comerciales,  el gobierno kirchnerista habrái estado dispuesto a no investigar la pista iraní en el atentado contra la AMIA. Véase mi entrada “La muerte del fiscal Nisman en el contexto de la Nueva Guerra Fría”.

Geopolítica rusa
La editorial española Hipérbola Janus ha publicado La Geopolítica de Rusia: De la Revolución Rusa a Putin de Alexander Dugin, un autor de escasa bibliografía en español.

La revista complutense Geopolítica(s) ha publicado el artículoEl nacionalismo ruso y sus visiones geopolíticas de Eurasia” de Carles Jovaní Gil.

Propaganda rusa
Hace poco alguien llamó la atención que la agencia rusa TASS todavía mantiene en su página web una noticia con fecha del 17 de julio de 2014 que informa de que “la milicia de la República Popular de Donetsk derriba otro An-26 ucraniano”. Se trataba del vuelo MH17 de Malaysia Airlines. Recordemos que aquel día varios medios rusos se hicieron eco del derribo de un avión en la zona anunciado por los grupos prorrusos. Cuando se descubrió la identidad del avión, comenzó el cambio de narrativa ruso.

El año pasado varios medios de propaganda prorrusa en Occidente repitieron que un avión Su-24 ruso se había acercado al destructor USS Donald Cook en el Mar Negro provocando el pánico en la tripulación. Por ejemplo, Voltairenet publicó al respecto:

[L]a tripulación del destructor estadounidense había quedado desmoralizada tras su encuentro con el avión de guerra ruso. Varios medios incluso aseguran que 27 marineros estadounidenses solicitaron la baja del servicio. ¿Qué fue lo que tanto asustó a la tripulación del destructor?

Al aproximarse al destructor, el sistema Jibiny del Su-24 puso fuera de servicio los radares, circuitos de control, sistemas de transmisión de información, etc. En otras palabras, todo el sistema Aegis quedó inutilizado, como cuando se apaga un televisor con un mando a distancia. Después de esto, el Su-24 simuló un ataque con misiles contra el USS Donald Cook, que había quedado totalmente ciego y sordo. Y repitió esa acción un total de 12 veces.

Recientemente circulaba este foto del supuesto interior de un Su-24 ruso repostando de un Il-78 Midas.

1247964316885102951
Pueden apreciar el avanzadísimo sistema de geoposicionamiento por satélite en su soporte de plástico y sujeto por una banda elástica.

Aliados y tontos útiles al servicio de Putin.
La publicación on-line española El Espía Digital se ha convertido en un megáfono de propaganda rusa. Por ejemplo, véase el artículo “Cómo EEUU busca desestabilizar Rusia” que aparece sin fecha ni firma.

Recordemos que el PCE de Madrid convocó a un acto de solidaridad con el régimen de Bashar Al Assad el 29 de mayo en Madrid. Y al día siguiente Izquierda Unida organizó una jornada de debate sobre la defensa nacional española con una línea crítica con la OTAN y el eje euroatlántico. Organizó y moderó esas jornadas el eurodiputado Javier Couso, que el 8 de junio tuiteó:

Gran artículo de @angelferrero sobre el nuevo macarthismo informativo que se prepara desde EEUUropa contra Rusia http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=8046

Queda, por tanto, bastante clare el posicionamiento hostil hacia la Unión Europa, Estados Unidos y la OTAN por un lado y por otro lado de simpatía hacia Rusia y el régimen sirio. En el caso concreto del eurodiputado Javier Couso puede leerse su intervención durante el debate sobre la “Situación militar estratégica en la cuenca del mar Negro tras la anexión ilegal de Crimea por Rusia”

María Díez Valderrama ha publicado “Rusia financia a Le Pen y a otros partidos de ultraderecha” en la publicación on-line ctxt. El asunto ha llegado al Europarlamento, donde se votó una “Resolución sobre el estado de las relaciones entre la UE y Rusia”.

En su punto 13 dice:

 Expresa su profunda preocupación por los contactos y la cooperación, cada vez más intensos y tolerados por las autoridades rusas, entre partidos populistas, fascistas y de extrema derecha europeos, por una parte, y grupos nacionalistas en Rusia, por otra; reconoce que esa situación representa un peligro para los valores democráticos y el Estado de Derecho en la UE; pide, a este respecto, a las instituciones de la UE y a los Estados miembros que adopten medidas contra la amenaza de aparición de una «Internacional Nacionalista»

En su punto 21 dice:

Pide a la Comisión que presente propuestas legislativas para prohibir la financiación de partidos políticos en la UE por partes interesadas políticas o económicas de fuera de la UE.

 Los eurodiputados de Podemos votaron en contra. Véase al respecto el texto presentado por escrito por Pablo Iglesias y Miguel Urbán.

Una lectura complementaria

Recientemente hice una reseña de tres libros sobre los voluntarios no alemanes que combatieron en el bando alemán durante la Segunda Guerra Mundial, con especial atención a los provenientes de ciertas repúblicas de la Unión Soviética (Rusia, Ucrania y las repúblicas bálticas). Los tres libros tenían como autor o coautor a Carlos Caballero Jurado, prolífico historiador español especializado en el Frente del Este. Es toda una autoridad en la materia, aunque no es difícil leer entre líneas y detectar cierta simpatía hacia los combatientes anti-comunistas. Así que durante la lectura de sus libros me entró la duda si la suya no era una versión aséptica en la que habían quedado fuera los hechos más reprobables o cuestionables. Que sólo se mencionaran aspectos negativos en el libro del que era coautor me dejó la duda. Así que me hice recientemente con Las legiones de voluntarios y otras divisiones de las SS: de la 24ª a la 38ª de Gordon Williamson (traducción de RBA de The Waffen-SS (4) 24. to 38. Divisions, & Volunteer Legions publicado originalmente por Osprey)

En este libro se menciona la brigada Kaminski, cuyo líder “llevaba una vida de señor de la guerra feudal mientras sus hombres saqueaban y mataban a placer” (pág. 15). Participó en el Alzamiento de Varsovia, donde “alcanzó simas de depravación que ofendieron incluso a las SS” (pág. 16). De los voluntarios italianos de la Waffen SS, se dice que “algunos oficiales voluntarios y muy motivados abandonaron al ver el ma trato que los alemanes daban a los italianos” (pág. 18). Mención aparte merece la Brigada Dirlewange, formada por convictos alemanes que se dedicaron a toda clase de atrocidades contra la población civil. No entra en la categoría de aliados no alemanes del esfuerzo de guerra nazi pero merece la pena mencionar que todo relato sobre el Frente del Este de la Segunda Guerra Mundial se cruza con crímenes de guerra tarde o temprano.

Con todo esto quiero decir que queda claro, una vez más, que cuando se trata de libros de historia e historiadores es conveniente buscar más de un fuente y contrastar versiones. Una lección obvia. El asunto se complica además con las alteraciones de la traducción al español de los libros de Carlos Caballero Jurado publicados originalmente en el Reino Unido.

Una vez concluído este ciclo de lecturas sobre los aliados de la Alemania nazi el siguiente pasao será examinar el debate sobre la “memoria histórica” que enfrente a Rusia y los países ex-comunistas sobre el papel de aquellos combatientes que son condenados por un lado aliados de los nazis y por otro reivindicados por enfrentrase a la Unión Soviética de Stalin.

“Biafra. The Nigerian Civil War, 1967-1970″ de Peter Baxter

Llevo ya varios libros leídos de la colección Africa@War que coeditan la británica Helion & Co. y la sudafricana 30º South Publishers mientras espero impaciente algunos títulos que saldrán este año. Biafra. The Nigerian Civil War, 1967-1970, obra de Peter Baxter, resulta interesante leída junto con Congo Unravelled. Military Operations to the Mercenary Revolt 1960-1968 y los dos libros de Tom Cooper sobre la Primera y la Segunda Guerra del Congo.

La comparación es interesante porque tenemos dos conflictos de la Guerra Fría y otros dos que encajan perfectamente en el modelo de “Nuevas Guerras” de Mary Kaldor, o el mío de Guerras Posmodernas. Y la cuestión inevitable tras leerlos es preguntarse cuánto de nuevo hay en los conflictos posteriores al fin de la Guerra Fría.

La Guerra de Biafra fue el resultado de las tensiones étnicas en Nigeria tras su independencia. Tras una campaña de progromos contra el pueblo igbo, la parte sudoriental del país proclamó la independencia. Con escasos reconocimientos externos, el nuevo país perdió en una de las primeras ofensivas gubernamentales su salida al mar y se encontró con un solo aeropuerto improvisado como vía de comunicación al exterior. Al auxilio de Biafra acudieron de forma velada Francia y Portugal, con la evidente intención de malmeter en una antigua colonia británica. Pero quienes tuvieron especial protagonismo público fueron mercenarios, aventureros y organizaciones humanitarias tras el impacto mediático del sufrimiento de la población civil. Es decir, en aquella guerra librada a finales de la años sesenta encontramos ya elementos que podríamos pensar sólo característicos de los conflictos actuales.

biafra-life

Peter Baxter plantea una idea interesante. El esfuerzo internacional por llevar ayuda humanitaria a Biafra, sumado a la negativa de sus líderes por aceptar la inevitable derrota, prolongó innecesariamente la guerra. Creo que esa guerra ha quedado bastante olvidada. Pero en su momento tuvo un enorme impacto, convertida en el estereotipo de crisis humana que se instala en el imaginario colectivo (recordemos aquel disco de Los Toreros Muertos “Por Biafra”), como fue luego en los años 80 la hambruna de Etiopía y en los años 90 el genocidio de Ruanda.

índiceEn el plano militar la guerra se caracterizó por la extrema falta de medios de los rebeldes biafreños y la incompetencia de líderes de ambos bandos en momentos cruciales que hubieran supuesto un golpe decisivo con el que sentenciar el resultado de la guerra. Un lugar especial para mí lo ocupan los mercenarios, voluntarios y aventureros que acudieron a luchar en las filas de Biafra. Me encontré con una serie de nombres y fotos familiares que desconozco dónde los vi por primera vez. Hablo de Rolf Steiner, Marc Goosens, “Taffy” Williams y Armand Ianarelli. Frederick Forsyth cubrió aquella guerra como reportero y recabó allí impresiones y materiales que el sirvieron para escribir la novela Los perros de la guerra. Sin duda el personaje más pintoresco fue el sueco Carl Gustaf Von Rosen, que reunió una escuadrilla de minúsculas avionetas Malmö MFI-9 con las que organizó una “guerrilla aérea” en el bando biafreño. Sus ataques destruyeron en tierra varios aviones de guerra gubernamentales y lograron publicidad para la causa rebelde, pero el impacto real es discutible.

nigeria_1La lectura me ha resultado provechosa porque creo que es otra referencia más a la hora de reexaminar conceptos como el de “Nuevas Guerras”. Mi opinión cuando escribí mi libro era que el período entre 1939 y 1989 se caracterizó por asistir a la emergencia de fenómenos que hoy son esenciales en las Guerras Posmodernas. Y aquí tenemos una prueba concreta de cómo en las viejas guerras de la Guerra Fría encontramos elementos que hoy consideramos característicos de los conflictos del siglo XXI.

La gran paradoja ideológica de la Nueva Guerra Fría

Hablé en su momento de la extraña convergencia entre izquierdas y derechas que se da en la Nueva Guerra Fría. Grupos de ultraizquierda y derecha votando a favor de los intereses de Putin en el Parlamento Europeo. Militantes fascistas y comunistas en las filas rusas en Ucrania Oriental. El eje izquierda-derecha no resulta operativo en este contexto. De hecho, personajes como Alexander Dugin proponen la superación de las ideologías actuales en su Cuarta Teoría Política. Su visión geopolítica es la una unión euroasiática basada en los valores tradicionales y la justicia social frente a la globalización neoliberal encarnada por Estados Unidos y Reino Unido.

Pero el concepto de la Nueva Guerra Fría, una confrontación geopolítica e ideológica, tiene un punto flaco que me señaló el profesor Javier Morales, autor de una tesis doctoral sobre la política exterior rusa. El euroasianismo de Dugin no tiene rango de ideología oficial en la Rusia de Putin. Es más, añado yo, sería difícil tratar de encontrar un corpus teórico del putinismo.

Es fácil de comprender que las diferentes alianzas de Rusia con los países del Eje de la Resistencia y la Alianza Bolivariana se basa más en razones geoestratégicas y económicas que en afinidades ideológicas. Pero la ausencia de simpatías ideológicas no es tan diferente a la alianza de Estados Unidos con las petromonarquías de la Península Arábiga. Si bien en el caso de Rusia, Irán y Venezuela puede que se hayan visto, en cierta forma, empujadas a aliarse por la hostilidad recibida desde Estados Unidos de forma compartida. Ya señalé en su momento que lo más que les une es su rechazo al modelo de democracia liberal (para el caso argentino, escúchese a Fernando Iglesias). Su convergencia ideológica se define en negativo.

La ausencia de una ideología fuerte en el bando anti-occidental es lo que quizás haya impedido que el concepto de Nueva Guerra Fría sea entendido. Pero hay que insistir que esta Nueva Guerra Fría no es un calco de la anterior. Lo interesante es que mientras de manera abierta la Rusia de Putin no trata de avanzar una agenda ideológica, otra cosa es lo que hace su aparato de propaganda, se produce una convergencia ideológica en los márgenes del eje político izquierda-derecha protagonizada por elementos políticos minoritarios. Es decir, la justificación ideológica de la convergencia entre Rusia, el Eje de la Resistencia y la Alianza Bolivariana (con el añadido de la Argentina peronista) está en proceso de elaboración y la llevan a cabo grupos, de momento, minoritarios.

Les recomiendo que se den una vuelta por blogs como La Página Transversal, Pueblo Indómito y Tribulaciones Metapolíticas para que vean como es posible criticar a Estados Unidos, la OTAN, la Unión Europea e Israel mientras se apoya simultáneamente a Podemos, Vladimir Putin, Bashar Al Asad, Hezbolá, el chavismo, el castrismo, el peronismo, la revolución iraní, el nacional-sindicalismo, la Nouvelle Droite, etc. Son voces minoritarias, pero ayudan a dar coherencia a lo que estamos viendo emerger.

Jornada en Casa África

El pasado viernes 5 de junio hice un viaje relámpago a Gran Canaria para asistir como público a la jornada #ÁfricaEsNoticia: Conflictos en África. Presencia española y nuevos retos para la seguridad del continente que coorganizaban Casa África y el Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE). Hablé ya aquí del evento porque es un reflejo que a día de hoy está totalmente asumida la relevancia de África para España.

Intervención de general de brigada Ballesteros, director del IEEE.

Intervención de general de brigada Ballesteros, director del IEEE. A la izquierda, Arianne Fernández, secretaria general de Casa África.

Arrancó la mañana con el general de brigada Ballesteros, director del IEEE, que habló de Canarias desde un visto de vista geopolítico en una línea muy parecida a la charla que impartió aquí en Tenerife en 2013 y que en su momento me sorprendió favorablemente por emplear un punto de vista geoeconómico. Lejos de mensajes alarmistas ante la situación en África Occidental, según el general Ballesteros, la posición de Canarias proporciona más oportunidades que amenazas.

Los contenidos de aquella charla quedaron reflejados en un artículo publicado por el IEEE. En la segunda parte abordó las amenazas para España y el conjunto Magreb/Sahel. Cerró con una idea que evidentemente me hizo sonreír. Según el general Ballesteros, la “frontera de seguridad” de España ya no es el Magreb sino el Sahel. Es decir, la idea del Flanco Sur Profundo ha sido plenamente asumida.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Joan Tusell, Ignacio Cembrero, el teniente coronel Jesús Díez Alcalde y Óscar Mateos.

A continuación tuvo lugar una mesa presentada por Joan Tusell, jefe de prensa de Casa África. Arrancó el profesor Óscar Mateos hablando sobre la naturaleza de los conflictos armados en África. Se refirió a la importancia de los actores no estatales, el carácter transnacional de los conflictos y cómo se insertan en la dinámica de la globalización. Es decir, habló de la esencia Guerras Posmodernas. Hizo, cómo no, una crítica al modelo de “paz liberal”, que es una constante de los africanistas españoles. Y terminó repasando las limitaciones de la Arquitectura de Paz y Seguridad Africana, base de las famosas “soluciones africanas para los problemas africanos”. Por el camino, habló de la emergencia en África tras la Primavera Árabe de una nueva generación de activistas políticos formados por jóvenes urbanos que identificó con los “nuevos movimientos sociales en red” de Manuel Castells. La suya fue una intervención muy densa en contenido y cada tema hubiera dado por una charla en sí misma. Es un autor al que seguirle la pista.

El siguiente en intervenir fue el periodista Ignacio Cembrero, que fue corresponsal del El País en Marruecos y luego trabajó para El Mundo. Es el autor de Vecinos Alejados, una de los pocas crónicas periodísticas de la realidad marroquí que conozco y que en su momento alcanzó notoriedad por desvelar el papel de Francia en la crisis del islote de Perejil. Con ese bagaje, su intervención se centró en el Magreb. Hizo un recorrido desde la fallida “primavera argelina” de 1992, que identifica como el origen de los actuales problemas de la región, al actual caos en Libia. Segun Ignacio Cembrero, a lo que estamos asistiendo es a una fase de inestabilidad en la región que durará décadas.

Por último, en esta mesa habló el teniente coronel Jesús Díez Alcalde, investigador del IEEE. Habló del papel de las fuerzas armadas españolas en África, aportando datos como que actualmente  más de la mitad de las misiones exteriores españoles se ubican en África y que España ha estado presente en todas las misiones europeas en África. Allí hay hoy más de 800 militares españoles, lo que convierte al país en el segundo contribuyente de misiones europeas de la actualidad. El teniente coronel Díez Alcalde remarcó que esta reciente vocación africanista no es temporal. “España está en África para quedarse”, dijo. Y que allí se juega la seguridad española.

Joan Tusell presenta a Pepe Naranjo y a Jesús Núñez Villaverde

Joan Tusell presenta a Pepe Naranjo y a Jesús Núñez Villaverde

La segunda mesa abordó la cuestión de Boko Haram en Nigeria. Habló primero el profesor Jesús Núñez Villaverde, que acaba de sacar libro sobre el tema: Boko Haram. El delirio del califato en África occidental. Presentó la idea de que la aparición del grupo es la respuesta a una serie de problemas estructurales del país (subdesarrollo, corrupción y desigualdad interregional, etc.) de los que se nutre el yihadismo en el noreste del país. Contó además cómo el grupo logró apoyos populares en su comienzo en la espiral de acción-reacción que la respuesta de violencia indiscriminada de las fuerzas de seguridad. El profesor Núñez no dejó a un lado la necesidad de medidas de fuerza contra Boko Haram, pero señaló que la solución definitiva no será militar.

La segunda intervención en la mesa fue la de Pepe Naranjo, periodista canario radicado en África Occidental que actualmente ejerce de corresponsal para El País. Vivió la Operación Serval en Mali y antes de eso fue un pionero en el periodismo canario cubriendo la llegada de inmigrantes a nuestras costas. La suya fue una mirada a ras de suelo, tras haber visitado el noreste de Nigeria. Encontró un enorme contraste entre el norte y el sur del país, donde se ubica la riqueza petrolífera. Y que la falta de servicios del Estado empuja a los residentes en las zona fronterizas del norte a buscar asistencia sanitaria en la vecina y paupérrima Níger. Describió los horrores sufridos por la población a manos de Boko Haram, tras haber recabado testimonios.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Joan Tusell, Gemma Parellada y Lola Huete Machado

La última mesa del día fue dedicada al periodismo y la información sobre África. Arrancó con Gema Parellada, que esta vez nos contó su experiencia en la guerra civil de Costa de Marfil. El suyo fue un testimonio cargado de emoción tras haber vivido allí experiencias bastante intensas con muertes muy cercanas. Quizás para dejar buen sabor de boca, la siguiente y última intervención del día tuvo un registro totalmente diferente.

Lola Huete Machado habló de la presencia de África en los medios y los problemas que se encuetran los periodistas para colocar sus reportajes en redacciones donde sólo interesa África si hay algo tremebundo. Así nació “África no es un país” en El País, para mostrar esas noticias que no tienen cabida normalmente en las páginas del periódico. Contó el esfuerzo para incluir más voces africanas en el periodismo sobre África. Y también nos habló de “Planeta Futuro”, que se dedica, dentro de El País también, a hablar de derechos humanos, medio ambiente, desarrollo, etc. y todas las iniciativas innovadoras y emprendedoras en países no desarrollados que pasan desapercibidas para la prensa general.

El balance para mí fue positivo. Vi caras conocidas, se acercó un lector del blog, tuve tiempo de hablar con algunos de los ponentes y me lo pasé estupendamente. Recuerdo cuando me quejaba que en Casa África no se tratasen esos temas. Supongo que el Jesús Manuel que fui en 2005 alucinaría al escuchar al director del IEEE hablar del Flanco Sur Profundo con otras palabras. Diez años ha tardado desde aquellas dos entradas de blog (en marzo de 2005 y en noviembre de 2005) donde acuñé y expliqué el concepto respectivamente. Fue en 2007 cuando hablé del Sahel, palabra en boca de todo el mundo hoy, rematando con un “el que avisa no es traidor”. Y en 2009 llamé la atención acerca de cómo en un número monográfico de la revista Atenea sobre África no había una sola mención a la importancia de África Occidental para España, quedándose en AFRICOM y la presencia española en el Congo. Así que lo que en aquel entonces era locura, hoy es sentido común.


Lola Huete Machado ha hecho también una crónica de las jornadas: La seguridad de África es la nuestra”.

Observatorio de la Nueva Guerra Fría #5

En Semana Santa me tomé unas vacaciones blogueras y luego con tanto lío me dio pereza retomar el blog. Así que la última entrega del Observatorio de la Nueva Guerra Fría la publiqué el 30 de marzo. En este tiempo han pasado un montón de cosas y sería imposible ponerme al día en una sola entrega. Es más, esta entrega tenía que haber salido en el fin de semana del 30 y 31 de mayo. Durante este tiempo han pasado bastantes cosas interesantes Algunas las trataré en entradas del blog por separado

Me quedó pendiente reseña el primer libro que apareció sobre la Nueva Guerra Fría: The New Cold War. Revolutions, Rigged Elections, and Pipeline Politics in the Former Soviet Union de Mark MacKinnon, reportero canadiense que cubrió in situ la Revolución Naranja ucraniana. Fue publicado en 2007. El libro me parece la crónica definitiva de las Revoluciones de Colores que de pronto eché en falta cuando leí De la Ley Sinde a la #spanishrevolution de Arnau Fuentes.

Haré una reseña pronto, pero cabe destacar que el libro fecha el comienzo de la Nueva Guerra Fría en 2006. En mayo de ese año Dick Cheney participó en un encuentro en Vilna, la capital de Lituania. Su discurso crítico de Rusia fue tildado por la prensa rusa como equivalente al que dio Wiston Churchill en Fulton (Missouri) empleando por primera vez el término Telón de Acero. En el relato de los acontecimientos hecho por el libro tiene un papel relevante George Soros, que advirtió recientemente que el mundo está en “el umbral de una III Guerra Mundial”. Curiosamente al buscar la noticia no la encuentro más que en medios como InfoWars.com, ZeroHedge.com, la edición inglesa de Pravda y la edición inglesa de Sputnik. Por su parte, el pasado mes de abril se publicaba una entrevista a Noam Chosmky con el titular: “Noam Chomsky: We’re facing a new Cold War”. Lo interesante es que mientras en Occidente pocos hablan de la Nueva Guerra Fría y unos cuantos critican la “demonización de Putin” o “las tensiones con Rusia creadas artificialmente”, medios y autores rusos o críticos con Occidente asumen plenamente la naturaleza de las cosas.

Guerra en Ucrania.

En la mesa redonda sobre Ucrania organizada por Passim.eu anticipé que o bien Rusia aplicaría una política de hechos consumado para no devolver el territorio conquistado o bien Minsk II sólo era una “pausa estratégica”. La semana pasado volvieron los combates a Ucrania oriental. Durante los últimos meses se sucedieron las noticias de la llegada a la zona de convoyes rusos y material militar. La vuelta a la actualidad del conflicto ucraniano ha servido para conocer que desde el alto el fuego las fuerzas rusas han ocupado poco a poco nuevas localidades ucranianas en lo que podríamos llamar “estrategia del salami”.

Bellingcat, el grupo de analistas de Inteligencia de Fuentes Abiertas (OSINT) coordinado por Eliot Higgins, ha publicado un montón de artículos identificando material de guerra y soldados ruso en Ucrania oriental. Bellingcat se ha convertido en un referente sobre el tema, congregando alrededor suyo a expertos y voluntarios que se suman a sus esfuerzos. Véase como ejemplo, entre otros muchos, una investigación hecha en Rusia usando redes sociales sobre la historia de un soldado ruso “muerto por la Patria” y que desvela finalmente la historia de tres soldados rusos de una unidad Spetnaz, identificados con nombres y apellidos, que murieron en mayo de 2015 en Ucrania.

El Atlantic Council ha publicado un informe sobre la participación rusa en la guerra de Ucrania titulado “Hiding in Plain Sight: Putin’s War in Ukraine”.

Mar Báltico

El próximo 13 de junio dos bombarderos B-52 participarán en un ejercicio militar en las costas suecas donde se simularán un intento de desembarco por parte de una fuerza hostil.

Las tres repúblicas bálticas pedirán a la OTAN el despliegue permanente de tropas en su suelo como disuasión ante Rusia. Un deseo que ya expresó Polonia anteriormente.

El martes 28 de abril la armada finlandesa disparó cargas de profundidad contra un contacto submarino no identificado cerca de Helsinki.

Afinidades ideológicas en la Nueva Guerra Fría

Conté aquí cómo el viernes 29 de mayo el PCE dio difusión y estuvo representado por su ex-secretario general en un acto de apoyo a Bashar Al Assad. Mientras que el sábado 30 de mayo Izquierda Unida organizaba unas jornadas sobre la defensa nacional española con una perspectiva crítica del eje euro-atlántico. Ambos asuntos tienen evidente relación. El rechazo a la OTAN no es el resultado de una postura ética, por mucho que se aluda a la defensa de la soberanía nacional española. Es por un posicionamiento ideológico en el contexto de la Nueva Guerra Fría. Piensen en la hipocresía de quienes justifican la invasión rusa de Ucrania y protestan por la existencia de una fuerza de contingencia de los marines en Morón.

Si visitamos la página web de los organizadores del acto de apoyo a Assad, la Plataforma Global Contra las Guerras, encontramos (¡vaya sorpresa!) un artículo de opinión de Rostislav Ishchenko. Sostiene que lo que está en juego en Ucrania oriental no es la ambición imperialista de Putin sino “el futuro del planeta”.

El asunto anterior trajo en Twitter de cabeza a más de uno al que no le cabía en la cabeza que personas de izquierda apoyaran a un dictador como Bashar Al Assad. Pero como ya he explicado aquí varias veces en el terreno de la Nueva Guerra Fría hay que dejar de trazar perfiles ideológicos en función del eje izquierda-derecha para hacerlo en función del posicionamiento de amigo o enemigo de Occidente y la democracia liberal.

Aquí una manifestación de la ultraderecha en Francia hace pocos años. De izquierda a derecha: Draža Mihajlović, Aleksandr Lukashenko, Vladimir Putin, Bashar Al Assad y Hugo Chávez. Lo mejor de cada casa.

CGOA7gPWQAAMJIQ

CGOAkOSXIAA0pre

Varias personas me llamaron la atención sobre la entrevista hecha al profesor Francisco Veiga en Jotdown. Veiga es conocido por sus libros de historia de los Balcanes y Turquía, además de ser el impulsor del grupo Eurasian Hub. Más de una vez le he visto decir bastantes tonterías al meterse en terrenos que no son los suyos. Véase las tonterías dichas sobre las fuerzas especiales francesas en Libia o el disparate de su relato sobre la Guerra del Líbano de 2006. Mantiene una visión del panorama internacional que raya lo conspiranoico junto con un línea opuesta siempre a Estados Unidos, la Unión Europea e Israel. En la entrevista niega que estemos en una Nueva Guerra Fría y sostienen que la crisis ucraniana está provocada por Estados Unidos para abrir una brecha entre la Unión Europea y Rusia. Un acercamiento que él considera ideal: “E imagínate si el acercamiento incluye a China. La UE se convertiría en un cohete, impulsado por materias primas baratas, un gigantesco mercado…” Como vemos una vez más, alguien que critica a Estados Unidos resulta ser otro simpatizante de una alianza con Rusia para crear la Europa de Lisboa a Vladivostok. Una propuesta ideológicamente nada neutra.

Propaganda rusa.

La agencia de noticias Sputnik publicó el 27 de mayo un artículo titulado “Estado Islámico: la criatura diabólica de turno de los globalizadores” que firma la periodista peruana Vicky Peláez. Es interesante el lenguaje. Los malos en esta Nueva Guerra Fría para el otro bando son los “globalizadores”. Pero más interesante es averiguar quién es Vicky Peláez. Detenida en Estados Unidos junto con su marido ruso por espiar para Rusia. Fue canjeada en un intercambio de espías.

The Telegraph entrevistó recientemente a una ciudadana rusa que trabajó en una “factoría de trolls”. No es la primera entrevista o artículo sobre el tema.

Paso a paso hacia las fuerzas desarmadas

CASA C-212 de Blackwater en Afganistán

El diario El País publicó hoy un artículo sobre la industria de defensa española. El artículo arranca con el reciente accidente de un avión de transporte A-400M en Sevilla durante un vuelo de prueba antes de su entrega a la fuerza aérea turca. El asunto es que España tenía una respetable empresa aeronáutica, CASA, que construía principalmente aviones de transporte tácticos. Sus aviones los usan fuerzas aéreas y fuerzas de seguridad de Estados Unidos a Corea del Sur. Y fueron empleados por Blackwater. Pero tras el fin de la Guerra Fría la industria de defensa y la industria aeronáutica vivieron una era de concentraciones empresariales. CASA corría el riesgo de quedarse sola siendo demasiado pequeña y terminó integrada en la rama militar del consorcio europeo Airbus. Conservó un tiempo su nombre como EADS-CASA para luego ser Airbus Military hasta finalmente diluirse en enero de 2014 dentro de Airbus Defence and Space.

Todo este tiempo he escuchado temores sobre que las intenciones de los directivos europeos era absorber el know-how tecnológico de CASA para tarde o temprano cerrar factorías en España. El baile de acusaciones sobre la responsabilidad del accidente irían en ese sentido. La factoría de CASA en Sevilla, donde han salido aviones fiables que vuelan en el Ártico o en los desiertos del África meridional, de pronto se habría convertido en el epítome de la chapuza española.

El dilema de perecer en solitario o ser fagocitado por un grupo empresarial dirigido desde Alemania o Francia se le plantea al resto de la industria de defensa española. No sólo se trata de tener músculo financiero para proyectos de I+D cada vez más complejos, sino de músculo diplomático para cerrar contratos. De ahí que las denostadas relaciones del rey Juan Carlos I con las monarquías árabes puede que hayan tenido que ver con que el CASA CN-235 esté en uso en las fuerzas aéreas de Jordania, Arabia Saudita, Omán y Emiratos Árabes Unidos.

Pero la cuestión que me llamó la atención del artículo es la mención de los problemas presupuestarios del Ministerio de Defensa. Creo que el español medio no tiene ni la más remota idea de los recortes brutales a los que han sido sometidas las Fuerzas Armadas en España. Sólo la Armada, ha perdido su único portaaviones, el 25% de los cazabombarderos Harrier y más de la mitad de submarinos. Si un día de estos la mierda golpeara el ventilador mejor no pensar lo que podría pasar.

En el artículo se menciona a Bernardo Navazo, «experto de la Fundación Alternativas, vinculada al PSOE», del que se dice «cree que las Fuerzas Armadas van camino de convertirse pronto en un “ejército bonsái”, con un enorme arsenal de tanques, helicópteros o fragatas inútiles». El centro de la crítica son los famosos “Programas Especiales de Armamento”. Se trata de programas estrellas del Ministerio de Defensa por caros y/o avanzados cuya financiación se ha tratado de mantener contra viento y marea, junto con triquiñuelas burocráticas para esconder las partidas.

Ejército de Tierra: Carro de combate Leopard 2E, 2ª fase del Vehículo de Combate de Infantería “Pizarro”, cañón de artillería remolcado de 155mm., misil anticarro “Spike”, helicóptero de ataque “Tigre” y helicóptero de transporte NH-90.

Ejército del Aire: Cazabombardero Eurofighter, avión de transporte estratégico Airbus A-400M, helicóptero NH-90, misil aire-aire IRIS-T y misil de crucero Taurus.

Armada: 1 fragata de la clase F100, el buque de proyección estratégica “Juan Carlos I”, buque de aprovisionamiento “Patiño”, 4 Buques de Acción Marítima y 4 submarinos de la clase S-80.

Unidad Militar de Emergencias: 4 helicópteros Cougar, 2 aviones CL-415 y red de comunicaciones.

Como ven, descontando los materiales de la UME, son todos sistemas de armas convencionales que confieren las capacidades mínimas que uno espera de unas fuerzas armadas. Es cierto que una auditoría de los programas de los helicópteros Tigre y NH-90 hubieran concluido en un país normal con varios fusilamientos. Así que da bastante risa leer una cita de Bernardo Navazo «Está instalada la retórica de que en su seno [del Ministerio de Defensa] la corrupción no existe». Debe ser que con sus estudios en Columbia y su doctorado en el King’s College lleva tiempo sin pisar España ni hablar con nadie que se mueva en este mundillo. Jamás he escuchado a alguien defender tal cosa. Navazo se queda en un diplomático «Defensa es la institución más opaca del país». Pero llegamos al meollo de la cuestión. Porque nuestro experto no ahonda en el funcionamiento del Ministerio como origen del despilfarro, sino señala la naturaleza de los 19 “Programas Especiales de Armamento”.

Como prueba del despilfarro pone como ejemplo compras de armas innecesarias, “como un carro de combate de 63 toneladas que no puedes transportar en un avión porque el límite de carga es de 44 toneladas. Tenemos unas 300 unidades de ese modelo que nos sirven… ¡para defendernos de un ataque de Portugal y Francia!”, ironiza.

Suponiendo que España contara con un avión de transporte capaz de trasladar un carro de combate Leopard 2E me encantaría saber cómo se las apañaría para aterrizar en el Helipuerto de Ceuta. Para eso existen los regimientos de caballería acorazada “Montesa” y “Alcántara” en Ceuta y Melilla respectivamente. Y para las ocasiones en que la cosa se pone fea, precisamente uno de los dichosos PEA es el buque L-61 “Juan Carlos I”.

8341995452487e4e2d17o

Leopard 2A4 embarcando en una lancha de desembarco LCM-1E

Sospecho que en el fondo ha arraigado la idea de que, dado que las fuerzas armadas se dedican a mantener el orden en República Centroafricana o luchar contra la piratería en el Océano Índico, todo lo que en época de recortes no sirva para ese tipo de misiones sobra. Fragatas, fuera. Carros de combate, fuera. Cazabombarderos, fuera. Pero la realidad es que han sido tan profundos los recortes, que lo que muchos entienden por excesos y despilfarro en cualquier país se consideraría capacidades mínimas. Alguno dirá que le extraña que yo, que escribo sobre Guerras Posmodernas, defiende programas de armamento pensados para guerras convencionales. Pero es que por este camino las fuerzas armadas españolas van camino de traspasar un umbral mínimo de capacidades, quedando muy mermada su capacidad disuasiva. Y una vez instalada la percepción de debilidad, puede pasar cualquier cosa.