Guerra de memes

Si las teorías conspirativas son el fenómeno cultura de la Nueva Guerra Fría, los memes van camino de convertirse en la unidad básica de propaganda. Posiblemente porque, lejos de los tiempos de la vieja Guerra Fría, la gente no está por la labor de elaborar un discurso político complejo sobre el imperialismo yanki, la teoría de la dependencia y los parias de la Tierra. Y además porque también vivimos en la era de los mensajes simples que puedan caber en un tuit.

Hoy me llamó la atención encontrarme la misma idea en Twitter. Y si bien siempre existe la casualidad, lo habitual en estos tiempos es que determinados memes (“Rusia ha logrado en una semana lo que Estados Unidos no ha logrado en un año”, “el Estado Islámico fue una creación de la CIA”, “la junta nazi golpista de Kiev”, etc. ) aparecen en muchos lugares a la vez porque alguien en una oficina ha creado un argumentario y luego toman vida propia como una bola de nieve.

Primero me encontré a “avelino julian” (sic) llamando “nueva División Azul” a la contribución española al despliegue de la OTAN en las repúblicas bálticas y dando crédito al bulo de que España iba a mandar el año pasado 4.000 militares. El bulo lo había tomado de un viejo conocido: Agenda Roja Valenciana, ejemplo de esta nueva generación de comunistas fans de Putin que publicó en su blog los siguientes carteles:

 rusia-espana

otan3

Un vistazo al segundo cartel nos permite ver que los enemigos de su autor son la CIA, el FMI, la OTAN y los Rothschild (familia judía que aparece en las conspiranoias del Nuevo Orden Mundial). Si buscamos el primer cartel en Google encontramos que no ha tenido mucha difusión, pero resulta que la imagen fue compartida en Twitter por “Novorossiya” y retuiteada por “Patriota del 36”. Y también compartida en el blog Castilla Resiste, un blog dirigido a un público “social patriota, nacional revolucionario, falangista, carlista o nacional socialista” donde se habla del “genocidio blanco”. Desde luego, a estas alturas no nos debería sorprender que, a la hora de lanzar mensajes contra la OTAN y el “capital judío internacional”, comunistas y ultraderechistas son ya indistinguibles porque comparten causas. Véase el caso del PCE y el MSR apoyando a Bashar Al Assad. Pero me desvío.

El siguiente mensaje que me llamó la atención fue un artículo del canadiense Christopher Black donde dice que el despliegue  de la OTAN en Europa del Este “presagia operaciones de guerra híbrida contra Rusia dirigiendo a una guerra general”. A destacar cómo el término “guerra híbrida” se ha convertido en un cliché vacío. Pero lo llamativo es el título “Operación Barbarroja II”, una referencia al plan nazi de invasión de la Unión Soviética. Desde luego hay que ser muy cínico para comparar con una invasión un despliegue solicitado por Polonia y las repúblicas bálticas, países que la Unión Soviética se repartió con la Alemania nazi en el infame pacto Ribbentrop-Mólotov y luego invadió. Detalle este último que olvidan siempre los apologetas del Kremlin y su narrativa victimista. 

Así que se avecina una lluvia fina de artículos, reportajes, tuits, diatribas en muros de Facebook y memes en general comparando el despliegue de la OTAN en Polonia y las Repúblicas Bálticas con la invasión nazi de la Unión Soviética. Dará igual que la comparación histórica no se sostenga. Pero en Occidente siempre habrá un tonto útil para bailar al son de la música del Kremlin.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

15 thoughts on “Guerra de memes

  1. Lo curioso es que la ultraderecha se suscribe sin problemas a esa dialéctica de la “Nueva División Azul” y la “Operación Barbarroja II”, sin advertir el ridículo que hacen. Se han convertido en el brazo tonto de Putin. Con el mandato de Trump las risas están aseguradas a uno y otro lado del espectro político.

    1. Sin duda están haciendo el juego al Kremlin sin ser muy conscientes, pero personalmente me alucina aún más que cierta izquierda comparta tan acríticamente la propaganda rusa… A fin de cuentas, muchos de los grupos de ultraderecha lo que querrían aquí es un gobierno muy similar al de Putin, pero teóricamente la izquierda democrática debería estar en las antípodas de esas políticas (la no democrática, pues no tanto).

      Lo de Trump es tema aparte y entra en el terreno de la ciencia ficción distópica.

  2. Buen artículo, muy interesante. Si es que hoy día la pereza y la desidia lo invaden todo, hasta los memes. Se cambia el texto y ya valen para cualquier cosa. En fin.
    Si para la derecha es “contradictorio” eso de apoyar a Rusia, para los izquierdistas no lo es menos, cuando en Rusia hay de todo menos ideales izquierdistas. La “nueva” ideología rusa entronca mucho más con las ideas premodernas de imperios y gloria que con los ideales marxistas. Pero no te faltará el rojeras que te diga que en Rusia se vive de PM y que allí hay no se cuantas prestaciones sociales………..

    1. Hemos comentado lo mismo y casi a la vez… no sé si el Sr. Soros nos querrá pagar íntegros los comentarios o nos exigirá rebaja 😛

  3. Yo me pregunto dónde habrá leído esta gente Historia, porque el revoltijo y la mezcla sin sentido de términos históricos y contextos reales es «psicotrópica». Si se me permite la expresión.

    1. Esos no han leído ni el Marca. Como mucho habrán leído algún artículo en la wikipedia. Que estamos en el S.XXI y eso de los libros de papel está off

  4. Ya he visto a algún comunista dar marcha atrás en Twitter diciendo que su rechazo enfurecido a Obama y Hillary no significa que un apoyo a Trump, cuando la realidad es que lo consideraban el menos malo y aplaudían, como hizo la prensa oficial de Corea del Norte, que anunciara que iba a practicar una política asilacionista. Eso significa en temas de seguridad y defensa pasar de la OTAN o renunciar a la defensa de Corea del Norte y Japón.

    Los comunistas también aplaudieron a Trump porque decía que iba a ser menos intervencionista. Pero debieron saltarse la parte en que decía que si fuera por él, Estados Unidos se debió haber quedado con el petróleo de Iraq.

    Para los comunistas Putin, por su parte, ejerce una labor “contra-hegemónica” en el panorama internacional, de tal forma que todas las victorias geopolíticas de Rusia son buenas porque suponen un freno al imperialismo yanki.

    Es divertido escuchar a comunistas y neofascistas, porque dicen lo mismo:
    -La crisis actual es resultado del desmesurado poder del capital financiero internacional. La banca debía ser nacionalizada para ponerse al servicio de la ciudadanía.
    -Nuestro sistema político está corrupto por la connivencia de una casta de políticos profesionales con el poder económico.
    -Estados Unidos representa el mal y su política intervencionista tiene un sesgo descarado de ir en contra de aquellos sistemas políticos que suponen un bastión contra el neoliberalismo rampante, como Siria. Que Estados Unidos permita en cambio la ocupación de los territorios palestinos es el resultado de que su política exterior está atada de manos por el poder del lobby judío.

    Creo que sólo se les diferencia por el discurso sobre la inmigración.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s