¿Todavía dándole vueltas al «Choque de Civilizaciones»?

Recientemente Ángel Segundo Gómez González, director del Departamento de Inteligencia en Escuela Superior de las Fuerzas Armadas (ESFAS), compartía en la red social LinkedIn, un documento con las lecturas recomendadas en 2022 por la ESFAS. El documento debe estar circulando porque me ha llegado por otras vías.

La confección de listas de lecturas recomendadas dentro de las fuerzas armadas es algo frecuente y recomendable. El comandante del Cuerpo de Infantería de Marina de los Estados Unidos tiene varias listas, según empleos. Me parece tan interesante, que creo que merecerá repasarla con calma en otro momento. Por su parte, en la revista Ejército del Ejército de Tierra del pasado mes de octubre encontrábamos también una lista de lecturas que me parece bastante completa e interesante.

Con esos otros dos referentes, la lista de las ESFAS me ha llamado la atención. Se divide en cinco apartados: 1) Seguridad y Defensa 2) Inteligencia 3) Operaciones 4) Planteamiento de la Defensa 5) Organización y Liderazgo. El único que trata asuntos exclusivamente militar es el tercer apartado. Y es que la lista se centra fundamentalmente en libros sobre pensar creativamente, liderazgo, transformación de las organizaciones, etc. Es decir, a excepción del apartado «Operaciones» podríamos pensar que es una lista útil para cualquier organización grande y compleja del ámbito civil. Asi, en el apartado «Planteamiento de la Defensa» encontramos títulos como Breve historia de la economía de Niall Kishtainy, La guerra económica global de Eduardo Olier, La nueva fórmula del trabajo de Laszlo Bock, Inteligencia emocional de Daniel Coleman y La nueva gestión del talento de Pilar Jericó. Como vemos, son títulos que bien podrían recomendarse en el contexto de una empresa del IBEX 35 con intereses internacionales.

Personalmente, echo en falta en la lista del ESFAS libros sobre la transformación tecnológica, de la defensa y los conflictos armados [*]. Temas, por cierto, que sí aparecen en la lista del Ejército de Tierra. Pero hoy quisiera deterneme en el primer apartado, donde encontramos un libro de 1996. La fecha 2015 que aparece debe ser de la última edición española en rústica con solapas.

Mi primer encuentro con el libro de Hungtinton en el ámbito militar fue en un curso del Instituto Universitario «General Gutiérrez Mellado» donde el profesor nos propuso escoger un libro para realizar un trabajo académico. La elección era libre, pero el profesor pidió por favor que evitáramos El Choque de Civilizaciones. La mayoría de los alumnos del curso eran militares. Y un murmullo de desaprobación recorrió la sala con decenas de militares mostrando su desaprobación por no poder escribir sobre el libro que tenían en mente. Así que no es de extrañar que aparezca como «libro de referencia para el Departamento de Estrategia, Seguridad y Defensa (DESD) y de gran valor para los trabajos de fin de curso de los alumnos». Pero creo que es un libro que ha envejecido muy mal.

El Choque de Civilizaciones apareció pocos años después de la caída del Muro de Berlín. Fue previamente, exactamente igual que El fin de la historia, un artículo de revista donde el título aparecía entre interrogantes. La idea de partida era interesante. Frente al optimismo de los que pensaban que entraríamos en una nueva era de paz y prosperidad porque ya no había una brecha ideológica entre dos bloques enfrentados, Hungtinton advertía que no debíamos confundirnos con la aparente «occidentalización» del mundo. Los jóvenes de casi todo el mundo vestirán pantalones vaqueros, escucharán música de artistas internacionales que cantan en inglés y su ocio girará en torno a series, películas, videojuegos, etc., procedentes de la industria de entretenimiento occidental. Pero debajo de esa superficial uniformidad se esconden valores y formas de ver el mundo que no tienen nada que ver con Occidente. Así que era de esperar que en el futuro los países no occidentales fueran cada vez más asertivos en la defensa de sus intereses estratégicos y es posible que terminaran chocando con Occidente.

Primera cumbre de los países BRIC en 2009. Foto vía Wikimedia.

Hasta aquí todo bien. Esas ideas las podríamos llevar a la actualidad y repasar la posición de India y Arabia Saudita, países que han buscado o mantenido una relación privilegiada con Estados Unidos, ante la guerra de Ucrania. Podríamos repasar encuestas de opinión de Pew Research y comprobar que los valores de sus ciudadanos son muy diferentes a los nuestros.

El problema surge cuando Huntington plantea que veremos la emergencia de varios bloques en torno a las «civilizaciones». Entender Occidente, el mundo musulmán suní o China como grandes civilizaciones es fácil. Pero el autor plantea una civilización Latinoamericana, una civilización subsahariana y se monta un lío gordo en el Sudeste Asiático. Y lo más importante: plantea que las guerras del siglo XXI van a tener lugar, fundamentalmente, en aquellas áreas donde las civilizaciones comparten fronteras. Especialmente en el caso del Islam, llegando a hablar de las «sangrantes fronteras del Islam».

Han pasado 25 años desde la publicación del libro y vemos que esos bloques civilizatorios no han emergido. Podemos hacer una lista larga de conflictos, pero sobre todo de alianzas, donde vemos que los intereses de los países están por encima de las simpatías «civilizatorias». Pensemos, por ejemplo, en la rivalidad dentro del mundo musulmán sunní del bloque Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos versus el bloque Qatar y Turquía. Pensemos en la buena relación de Israel y Azerbaiyán (país musulmán chií) en su común rivalidad con Irán (país musulmán chií). Podríamos hacer una lista de casos es interminable.

¿Por qué este libro es tan popular entre los militares españoles? Las tesis de Hungtinton fueron muy debatidas después del 11-S. Su libro aportaba un marco teórico para tratar de entender el «¿por qué los musulmanes nos odian?». Los críticos de Hungtinton dicen que en realidad él quería alertar de la amenaza que suponía el mundo musulmán para Occidente pero como no quería ser tildado de islamófobo tuvo que esconder el tema en un modelo de civilizaciones chocando entre ellas. De ahí que, como a mí me parece, el modelo de «civilizaciones» sea chapucero. Que 25 años después, en el ESFAS lo consideren interesante para entender el mundo del siglo XXI me parece haberse atascado en los debates intelectuales posteriores al 11-S. Para entender el mundo multipolar que viene me parece necesario otros modelos y marcos teóricos. ¿Qué libros os parecen recomendables al respecto?

2 comentarios sobre “¿Todavía dándole vueltas al «Choque de Civilizaciones»?

Agrega el tuyo

  1. Quizá al hilo de lo que usted comenta, a mi lo que me alarma es que la inmensa mayoría de los libros recomendados son ediciones en español, creo que solo con 3 excepciones de libros en inglés. Me preocupa porque me hace sospechar que muchas de ellas son obras obsoletas o desfasadas, en el mejor de los casos «clásicas». Hoy día en cualquier ámbito de trabajo las obras punteras se publican en inglés y casi nunca en formato de libro.

    Dicho esto, reconozco que ignoro a qué público se dirigen esas recomendaciones y que no necesitan leer lo mismo un teniente o un capitán que un general o almirante con otras responsabilidades.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web funciona gracias a WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: