Guerras climáticas

Hace ya bastante tiempo, allá por 2006, planteé qué impacto podría tener para España el cambio climático en África. La estrecha franja fértil que se aprecia en las fotos satélite del Magreb me aportó el título: La delgada línea verde (I) y La delgada línea verde (y II). Es un tema que nunca olvidé y mantuve en algún lugar de la memoria sabiendo que había una posible conexión entre el actual aumento global de las temperaturas y las tensiones sociales que desembocan en conflictos. Esta semana escribo al respecto en mi nueva colaboración en Magnet: Guerras climáticas: cuando el exagerado aumento de temperaturas provoca conflictos en Siria o Sudán. Menciono cómo los biólogos perciben ya cambios en la fauna en España, presento el concepto de “guerras climáticas” de Harald Welzer y trato los ejemplos de Darfur y Siria.

4 thoughts on “Guerras climáticas

  1. Perdón por el off-topic, pero está habiendo mucho ruido mediático con el follón en El Guerguerat. ¿Puede convertirse en algo serio o es parte del tira y afloja habitual? Gracias.

  2. Buen artículo sobre las consecuencias del cambio climatico y su influencia en ciertas guerras. En el caso de Siria, efectivamente se puede considerar que la sequía marcó el inicio del conflicto. Falta añadir que ciertos paises vieron ahí la oportunidad de hacerse con el control de un territorio estratégico y además rico en gas. Por eso las protestas fueron azuzadas desde el exterior para soliviantar aun más a la población, sabedores de que la respuesta del régimen sería violenta (habitual en esas latitudes, por otra parte), lo que convenía a sus intereses.
    Para Crul: el tema de La GÜera lleva más de dos años coleando pero sin inciodentes apreciables. Los medios españoles no lo han mencionado nunca. Ahora cobra relieve y hay que señalar que el Frente Polisario lleva meses amagando con volver a las armas, pero francamente no creo que esten en disposición de afrontar un conflicto armado, Es mucho más preocupante que algunos saharauis abracen al ISIS y faciliten su expansión por la zona.
    La Güera nunca formó parte de Marruecos y así fue reconocido por ellos mismos ante el Tribunal de Justicia Internacional. Pero Marruecos lleva sufriendo muchos reveses diplomaticos en los ultimos tiempos y a eso se añade que el enviado de la ONU para el Sahara, un tal Ross, tiene una nueva propuesta que de seguro no gusta a Marruecos para sus planes expansionistas. Con el envio de tropas a la zona (escasas, por otra parte), pretende hacer ruido y ganar tiempo.
    Jesús, muy prolífico este verano.
    Un saludo

  3. Justo hoy estaba trabajando en mi capítulo se la tesis sobre el medio ambiente en el Mekong durante el imperio de Angkor y resulta que la anomalía medieval climática en el sudeste asiático tuvo como consecuencia unos ciclos monzonicos muy positivos para la región gracias al efecto de La Niña, y grandes imperios empiezan a crecer justo entre el 900 EC y el 1300 EC. Si embargo, hacia mediados del siglo 14 comienza la pequeña edad de hielo, y el efecto de El Niño genera largos períodos de sequía y lluvias brutales. Justo en ese periodo es cuando los imperios como Angkor entran en declive. La historia se repite.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s