Cruzando los límites de la Nueva Guerra Fría

El jueves 17 de agosto, tras el atentado yihadista en las Ramblas de Barcelona, pasó algo curioso. Recibí llamadas de los canales de televisión CNN en español y  Russia Today. Fueron los primeros medios que contactaron conmigo. Y así, curiosidades de la vida, estuve el mismo día vía Skype en dos medios de comunicación en las antípodas de la Nueva Guerra Fría.

Después de haberme afeitado y mientras acondicionaba el lugar donde trabajo recibí una nueva llamada desde Atlanta. Pensé que era una llamada para darme alguna indicación nueva cuando para mi sorpresa me pidieron que entrara en el aire sobre la marcha. Así que aparecí en la CNN en español con la camiseta de la Infantería de Marina española con la que andaba por casa, manteniéndome lo más hundido posible en la silla durante la entrevista para que no se viera la corona, el ancla y los fusiles sobre mi pecho. Desde aquel día, mantengo una camisa de manga larga en una percha cerca del ordenador

Un fragmento de una de las entrevistas en la CNN puede verse en este enlace.

Un fragmento de la entrevista en Russia Today puede verse en este otro enlace.

Un amigo desde Uruguay me mandó esta foto. Me encontró en su televisión por sorpresa.

Aparte de aquellas dos entrevistas fui contactado por varios corresponsales y periodistas extranjeros. Aparecí así citado en el diario francés 20 Minutes.Tras 42 horas despierto, el primer sábado tras el atentado me lo pasé durmiendo. Perdí así la oportunidad de contestar a tiempo las preguntas que me hizo el corresponsal de Financial Times en España. Y por estar ocupado atendiendo una entrevista para Radio Sefarad respondí demasiado tarde a un periodista del canal público alemán Deutsche Welle. Eso de salir en la tele o ser citado en los medios parece que te hace parecer muy importante. Pero la verdad es que, aparte de para asombrar a algún conocido, para poco más sirve. Incluso, tonto yo, accedí sin pensarlo a escribir gratis un artículo de 600 palabras que apareció en el diario Expansión el sábado 19. La próxima vez me lo debería pensar mejor eso de escribir gratis. Ese sábado gasté gasolina para encontrar el diario y pagar los 2,50 euros que cuesta.

En Internet pueden leer los dos artículos que escribí a propósito de los atentado en Cataluña.

“Al-Andalus en el punto de mira de la yihad: así es la propaganda integrista contra España” en Magnet.

“El yihadismo es un problema interno europeo” en Letras Libres.

La ciudad como escenario de las Guerras Posmodernas

En 1950 sólo 8 ciudades del mundo tenían una población superior a 5 millones de habitantes. Una de ellas era Buenos Aires. Su área metropolitana desbordó los límites municipales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para extenderse por la provincia para conformar lo que desde 1947 se denominó el Gran Buenos Aires. En 2010 el periodista Hernán Zinn visitó el barrio Ejército de los Andes, conocido como “Fort Apache” en una serie de reportajes para el diario 20 Minutos. Allí la Gendarmería Nacional, el equivalente argentino a la Guardia Civil, se había atrincherado en una comisaría con coches de la chatarra en la puerta a modo de barricadas y patrullaba las calles con chaleco antibalas, casco de kevlar y fusiles de asalto FN FAL. Desde aquel entonces existe en Argentina una percepción de que la seguridad en las calles ha empeorado. El pasado domingo, el programa Periodismo Para Todos mostraba la complicidad de policías y fiscales para que los delincuentes operen con impunidad en determinado lugar y momento en lo que se denomina “liberar zonas”.

Siempre que pensamos en la transformación de los conflictos armados pensamos en la aparición de un paraestado como el Estado Islámico, en nuevos fenómenos como la piratería marítima y en las insurgencias yihadistas desde el lago Chad hasta el sur de Filipinas. Pero se ha dedicado poca atención a cómo en las zonas urbanas, donde viven ya más de la mitad de la población del planeta, encontramos actores que compiten y sustituyen al Estado. He escrito aquí varias entradas dando pinceladas al tema: “La cuestión urbana” (11 diciembre 2011), “Soldados en las calles” (6 agosto 2012),  “La violencia del narco como una nueva forma de conflicto armado” (10 diciembre 2013) y “Arderán las calles” (15 enero 2014). Este mes escribí “Cómo las ciudades se están convirtiendo en los campos de batalla del futuro” en el blog Magnet avanzando en la cuestión, que da para mucho más. Mi intención es avanzar en el tema junto con otros que faltaron en mi desarrollo inicial del concepto de Guerras Posmodernas.

Tensión en el Sáhara Occidental

Entre los días 11 y 25 de agosto el Sáhara Occidental vivió una escalada de tensiones entre Marruecos y el Frente Polisario. La Gendarmería Real marroquí se introdujo en la franja de 5 kilómetros inmediata al Muro del Sáhara, que según el acuerdo de alto el fuego de 1991 está vedada para el personal armado de ambos bandos. Maquinaria y personal marroquí se dedicaron a prolongar una carretera. Además, se retiraron vehículos de lo que según Marruecos era un escondite para contrabandistas y según fuentes saharauis era un taller donde trabajaban mauritanos y saharauis. El Frente Polisario movilizó sus fuerzas al lugar y tras la intervención de la MINURSO las fuerzas marroquíes se retiraron.

//platform.twitter.com/widgets.js

Hice un repaso a los acontecimientos de esta escalada de tensiones en el blog Magnet, donde llevo semanas colaborando. De paso, he vuelto a actualizar mi blog Flanco Sur con noticias de seguridad y defensa de los países del Magreb y África Occidental.

Guerras climáticas

Hace ya bastante tiempo, allá por 2006, planteé qué impacto podría tener para España el cambio climático en África. La estrecha franja fértil que se aprecia en las fotos satélite del Magreb me aportó el título: La delgada línea verde (I) y La delgada línea verde (y II). Es un tema que nunca olvidé y mantuve en algún lugar de la memoria sabiendo que había una posible conexión entre el actual aumento global de las temperaturas y las tensiones sociales que desembocan en conflictos. Esta semana escribo al respecto en mi nueva colaboración en Magnet: Guerras climáticas: cuando el exagerado aumento de temperaturas provoca conflictos en Siria o Sudán. Menciono cómo los biólogos perciben ya cambios en la fauna en España, presento el concepto de “guerras climáticas” de Harald Welzer y trato los ejemplos de Darfur y Siria.