Ruedas y cadenas

El otro día leí algunas de las intervenciones en un debate en un grupo de Facebook en torno al proyecto español de vehículo 8×8. El debate podría resumirse en algo así como que los vehículos de cadenas son los únicos que ofrecen verdaderas capacidades todoterreno, mientras que los vehículos de rueda son la alternativa barata y limitada para ejércitos con menos recursos. Recuerdo que esa era la idea generalizada cuando yo era niño. Las unidades de caballería estadounidense tenían carros de combate M-1 Abrams y vehículos M-3 Bradley, mientras que los franceses se tenían que conformar con AML-90, ERC-90 y AMX-10RC. Considerando los despliegues franceses en África, los vehículos de ruedas se asociaban a operaciones de baja intensidad en condiciones espartanas.

AML-90 del RICM durante la Operación TURQUOISE (Ruanda, 1994).

En el debate se mencionaba el supuesto mal papel realizado por Francia en la Operación DESERT STORM de 1991. Era la primera vez que leía tal cosa. Sí conocía los problemas de Francia para constituir la División Daguet sacando material y tropas de aquí y allá, en una época en que Francia tenía unas fuerzas armadas duales con servicio militar obligatorio y tropa profesional. Supongo que ese supuesto mal papel de Francia se refiere al hecho de que a la División Daguet se le asignó una misión secundaria de protección de flanco, en vez de participar en el choque directo con el dispositivo defensivo iraquí en torno a Kuwait.

Fase terrestre de la Operación DESERT STORM (1991).

Ciertamente aquellos carros de combate AMX-30B2 franceses de 1991 (36 toneladas y motor de 720CV) jugaban en una división bien inferior a los M-1A1 Abrams estadounidenses (57 toneladas y motor de 1.500CV). Es más, la División Daguet estaba constituida principalmente por unidades con vehículos a ruedas AMX-10RC, ERC-90 y VAB, contando únicamente con tres escuadrones de AMX-30B2 del 4º Regimiento de Dragones que sumaban 44 carros de combate. Al final, los franceses tendrían tan sólo dos bajas en combate. Si tenemos en cuenta la naturaleza de los vehículos que emplearon podemos deducir que las fuerzas iraquíes que encontraron los franceses mostraron poco espíritu combativo.

AMX-30B2 francés. Foto: Dean Wagner vía Wikimedia.

Aquella vieja distinción, que convertía a los vehículos de ruedas en cosa de pobres saltó por los aires cuando en Estados Unidos se creó el concepto de Brigadas Medias en torno al vehículo Stryker, una adaptación de la versión canadiense del MOWAG Piranha.

Foto: Justin Connaher vía Joint Base Elmendorf-Richardson.

Explica Robert M. Citino en De la Blitzkrieg a Tormenta del Desierto que el requerimiento para un vehículo así surgió tras la Guerra de Kosovo y los problemas que tuvo Estados Unidos para mover sus fuerzas acorazadas por las carreteras de los Balcanes. Citino plantea con sorna que, al final, los requerimientos del ejército estadounidense fueron determinados por el ancho de los puentes de Albania. Recordemos que tras el acuerdo del alto el fuego hubo una carrera para llegar a Pristina, la capital de Kosovo. Los rusos reunieron un contingente que formaba parte de la SFOR en Bosnia y llegaron los primeros al aeropuerto de Pristina. El comandante supremo aliado (SACEUR), el general Wesley Clark, ordenó entonces a las fuerzas británicas tomar el aeropuerto por la fuerza. A lo que el general británico “Mike” Jackson contestó “no voy a comenzar la puta Tercera Guerra Mundial para ti”.

Columna de blindados ligeros BMD de las fuerzas paracaidistas rusas (VDV) avanzando por los Balcanes. Foto:  Reuters / STR New vía OTAN.

Los problemas de Estados Unidos para desplazar fuerzas acorazadas por la Europa profunda nos sirve para entender la diferencia entre dos conceptos claves: movilidad táctica y movilidad estratégica. La movilidad táctica se refiere a la capacidad para desplazarse libremente por un campo de batalla, superando obstáculos naturales y artificiales. En esto, los vehículos de cadenas siempre han sido superiores para superar zanjas y moverse por nieve, arena, barro y fango. Es algo que tiene que ver con la mayor tracción que disfrutan las orugas sobre arena o nieve, sino también que al haber mayor superficie en contacto con el suelo la presión ejercida es menor. De hecho, se decía que la presión sobre el suelo del Alvis Scorpion era inferior a la de la pisada humana.

Los británicos emplearon vehículos Volvo Bandvagn 202 a Malvinas. Foto vía Ultima Ratio Regis.

Un buen ejemplo histórico lo ofrece la Guerra de las Malvinas. Los argentinos desplazaron vehículos blindados 4×4 AML-90 mientras que los británicos llevaron un puñado de vehículos de oruga de la familia CVR(T) de Alvis y vehículos Volvo Bv 202 pensados para la nieve. Los blindados argentinos nunca abandonaron Puerto Argentino por las dificultades que el terreno blando ofrecía, mientras los vehículos oruga británicos atravesaron Isla Soledad desde la Bahía de San Carlos a Puerto Argentino.

AML-90 en Puerto Argentino tras la rendición argentina.

La movilidad estratégica se refiere a la capacidad de moverse de un lugar a otro de un teatro de operaciones. Esto es, la capacidad de moverse a grandes distancias. Y es algo que se ve influida por la velocidad punta, la autonomía de los vehículos, la facilidad para atravesar infraestructura como puentes, la fiabilidad mecánica, etc. Desde luego que los modernos carros de combate como el Leopard II y el M-1 Abrams tienen velocidades punta considerables comparadas con la generación de carros anterior. Pero nadie espera que en tiempos de paz los Leopard II de la brigada “Guadarrama” salgan de su base de Madrid y circulen en convoy por una autopista hasta el CENAD de San Gregorio en Zaragoza. Lo habitual es que por su peso y su nivel de consumo de combustible los blindados de orugas sean trasladados en camiones con góndola o trenes.

La primera conclusión, por tanto, es que el dilema ruedas versus cadenas no se limita a una cuestión de presupuestos, con los vehículos de ruedas como alternativa pobre y limitada de los vehículos de cadenas. Sino que la primera disyuntiva a plantearse en el dilema es el contexto de uso.

En junio de 2006, las Fuerzas de Defensa de Israel lanzaron la Operación “Lluvias de Verano” en Gaza tras un ataque en suelo israelí que se saldó con dos soldados muertos y el secuestro del cabo Gilad Shalit. Semanas después, estalló la Segunda Guerra del Líbano. Una de las lecciones que sacaron los israelíes es que en un futuro deberán enfrentarse simultáneamente a varios frentes. Así surgió el requerimiento de un vehículo de ruedas 8×8 que permita movilizarse fuerzas de un frente a otro dentro del país y sustituya al M113.

Llama la atención que los israelíes hayan llegado a la conclusión de que es necesario dar prioridad a la movilidad estratégica cuando siempre se ha destacado el tamaño limitado de Israel. Por comparar, tenemos que el territorio internacionalmente reconocido de Israel tiene 20.770km2, algo menos que los 23.255km2 de la Comunidad Valenciana.

Área de operaciones de la Operaciones DESERT STORM (1991) y SERVAL (2013) comparadas a escala.

Para poner las cosas en perspectiva es preciso comparar las áreas de operaciones DESERT STORM (1991) y SERVAL (2013) a la misma escala para entender que la movilidad estratégica no tiene sólo que ver con el movimiento de fuerzas de un frente a otro dentro de las líneas propias o el despliegue de las fuerzas desde su base a puerto y al área de operaciones. Sino que la movilidad estratégica tiene que ver también con la naturaleza del campo de batalla. Tomemos en consideración los países de lo que en Francia llaman Banda Sahelo-Sahariana (BSS) y forman el grupo G-5.

  • Mauritania: 1,03 millones de km2.
  • Mali: 1,240 millones de km2.
  • Níger: 1,268 millones de km2.
  • Chad: 1,284 millones de km2.
  • Burkina Faso: 0,274 millones de km2.

La suma total de la superficie de los países del G5 es de más de 5 millones de kilómetros cuadrados. Esto es, aproximadamente, DIEZ veces la superficie de España. Una superficie tan grande se convierte en enormes distancias a recorrer. La distancia entre el puerto de Dakar y Yamena, la capital de Chad, en línea recta es de unos 3.500 kilómetros. Un vehículo militar francés que desembarcó en el puerto de Dakar durante la Operación SERVAL y se trasladó a Mali pasando por Bamako, Mopti y Gao para llegar finalmente a Tessalit, cerca de la frontera con Argelia, habría hecho, si consideramos las distancias en línea recta, algo menos de 2.500 kilómetros. Es más o menos la misma distancia en línea recta entre París y Moscú.

Pensemos cómo se hubiera comportado un vehículo de cadenas que hubiera tenido que hacer el mismo recorrido, considerando el desgaste de cadenas y la diferencia en consumo. Es un ejercicio sólo para la imaginación porque en la vida real a ese vehículo de cadenas lo habrían trasladado en un camión con góndola. Recordemos que la compañía de carros “Bakali” de la Legión recurrió a ellas para mover sus AMX-30 por el Sáhara Occidental, un territorio de 0,266 millones de kilómetros cuadrados. Aunque no habría que olvidar los problemas de fiabilidad que presentaron aquellos carros de combate franceses.

AMX-30 de la compañía “Bakali” de la Legión en el Sáhara Occidental.

La conclusión evidente es que el debate entre vehículos de ruedas y vehículos de cadenas no es una cuestión de presupuestos y recursos limitados. No se trata de que en un mundo ideal, con presupuestos suficientes, se debería optar siempre por vehículos de cadenas. Y que en cambio, los vehículos de ruedas son la alternativa más económica para países con presupuestos de defensa menguantes.

El debate tiene que partir del planteamiento de qué tipo de movilidad tenemos en mente. Por eso me sorprendió mucho leer en una entrevista al GETEAR en la revista Defensa del pasado mes de marzo de 2020 donde contaba que en el seno de la Infantería de Marina española se estaba considerando eliminar todos los vehículos de cadenas. El Tercio de Armada incorporaría entonces un vehículo 8×8 con cañón de alta presión de 105 ó 120mm en sustitución de los M60A3TTS y una pieza de artillería de 155mm sobre camión en sustitución de los M-109. En mi comentario a aquella entrevista dije que me parecería un error. Es evidente que ese debate en el seno de la Infantería de Marina española no gira en torno a lo que es necesario, sino al dinero que se tiene.

3 comentarios sobre “Ruedas y cadenas

Agrega el tuyo

  1. Hay otro factor a tener en cuenta. El enemigo al que te vayas a enfrentar. Los franceses en su área de influencia no van a enfrentarse a nada más potente que un toyota artillado.

  2. Está claro que cada herramienta tiene su uso adecuado. Y también existen condicionantes y limitantes a la hora de usar cadenas o ruedas. No es un debate tan sencillo, no se trata solo de si hay o no hay dinero.

  3. También depende del impacto que quieras crear. Un vehículo a cadenas tiene un impacto psicológico más agresivo por lo tanto en ciertas misiones no es el más adecuado.
    Francia no necesita la potencia de fuego de su MBT en África por no decir la mala publicidad que sería si lo inutilizan .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: