Pasando lista

Ya estoy en casa otra vez, tras unos días lejos de la civilización. Algún que otro periódico local y los boletines de noticias en la radio del coche han sido mi único contacto con el resto del mundo. Ha sido volver y tener la sensación de que las noticias marchan como si alguien tuviera el dedo puesto en el botón de avance.

Hablaba hace poco de que el eje unidimensional izquierda-derecha era ya insuficiente desde la primera mitad del siglo XX para trazar un mapa ideológico preciso. Así que no es difícil imaginar que en el siglo XXI haya quedado totalmente superado. Tengo pendiente seguir hablando del tema. Pero la salida del blog E-radical y McLiberal de redliberal.com le ha dado una sensación de urgencia al asunto. Basta leer los simpáticos comentarios de despedida que le han dedicado algunos, para saber cómo se las gastan los “liberales” patrios. Ya es hora de ir sabiendo que no sólo no todo el monte es orégano, sino que está lleno de malas hierbas.

Un tema de controversia en mi blog ha sido la guerra de Iraq como causa última del 11-M. Ya saben: Los terroristas, esas buenas personas llevadas por su indignación ante las injusticias del mundo a hacer el mal, nos castigaron por el apoyo del gobierno de Aznar a la invasión de Iraq. De la misma manera leíamos hace años sobre los motivos de la ruptura de Osama Bin Laden con el gobierno saudí. Una historia que pocos recuerdan…

Cuando Saddam Hussein invadió Kuwait el 2 de agosto de 1990 las tropas iraquíes llegaron hasta la frontera entre Kuwait y Arabia Saudita, y allí tomaron posiciones. A los saudíes les fueron presentadas fotos tomadas por satélites estadounidenses donde se mostraban las concentraciones de tropas iraquíes con la sugerencia de que el siguiente paso de Saddam Hussein sería invadir Arabia Saudita. Osama Bin Laden ofreció al gobierno saudí formar un ejército de muyahidines que defendieran los santos lugares del Islam ante la hipotética invasión iraquí, a imagen y semejanza de las “brigadas internacionales” musulmanas que habían acudido a luchar en Afganistán (contaba con toda una “base” de datos de posibles voluntarios). Pero Arabia Saudita prefirió la ayuda de Estados Unidos. Un contingente de más de medio millón de soldados estadounidenses fue acumulándose en el desierto saudí para formar parte de la operación “Tormenta del Desierto”. El wahabismo, la corriente islámica a la que pertenece Osama Bin Laden, hace especial hincapié en la santidad de la Meca y Medina, y en la ausencia debida de extranjeros en Arabia… Tras la guerra de Kuwait las guarniciones estadounidenses que permanecieron en Arabia sufrieron varios ataques terroristas durante la década de los 90. Fue la administración Bush la que retiró las últimas tropas tras el 11-S. ¿Cambió algo el discurso de Bin Laden por ello? Ni de coña.

Todo ello se puede aplicar a España. Tenemos a ZP de presidente. España retiró sus tropas de Iraq. Y por la puerta de atrás la Armada Española desde el verano pasado ya no participa en la vigilancia marítima de las aguas del Cuerno de África dentro del marco de la operación “Enduring Freedom”. Los yihadistas no nos han quitado de su mira. Seguimos en guerra. Y yo precisamente no soy pacifista.

Leíamos el 20 de octubre de 2004 en Gran Atlántico sobre la “desarticulación” de una célula yihadista: Ni un gramo de explosivo, ni un arma. Sólo libritos e intenciones. Y claro, un confidente menos.. Aquello sonaba demasiado a precipitación y afán de dar la campanada mediática. ¿Otra vez lo mismo?

Pensé que era cosa mía. Pero no soy el primero al que se le había ocurrido algo así.

Malos tiempos para la lírica periodística. Sabíamos que ls “sinergias industriales” han sido siempre un motor del grupo PRISA. Un crítico literario de El País se encontró silenciado su artículo sobre la última novela de Bernardo Atxaga. ¿Adivinan qué pasó? Los que quieran echarse unas risas a costa de los límites ajenos a la libertad de expresión que esperen. Alfonso Rojo abandona El Mundo por motivos parecidos. Sus crónicas fueron muchas veces razón para comprar un ejemplar de ese periódico. Esperemos poder leerle de nuevo pronto.

En Iraq aumenta esa sensación de que el emperador camina desnudo. ¿O es que nadie lo ve? Pronto hablaremos de ello aquí.

Y en consonancia con estas fechas tan entrañables no está mal reconocer las parodias que tienen bastante buen mérito. Como esta. Hmm…. Tengo una idea. Hasta Cox & Forkum parecen haberse contagiado de ese espíritu benevolante. Yo no diría que Michael Moore salga mal parado en su última viñeta.

Que la Nochebuena les sea leve a todos.

[Esta entrada fue publicada originalmente en el blog Lobo Estepario de Zona Libre]