11-M: La conspiranoia de los necios (II)

Tras la introducción entramos al meollo del asunto, el segundo capítulo de “Los enigmas del 11-M”, publicada por Luis del Pino en Libertad Digital. En este y en el siguiente se pregunta ¿participaron ETA y Al Qaeda en el 11-M? Se trata de una cuestión de fe. Para unos a pesar de que no haya pruebas que demuestren la participación del terrorismo vasco nada impide pensar que existe un vínculo para el que TODAVÍA no hayamos encontrado pruebas irrefutables. Para otros el que no haya pruebas materiales esclarecedoras de una implicación de ETA en el atentado les lleva a pensar que JAMÁS aparecerán. Ambos son dos actos de fe. Pero hay una pequeña diferencia. Lanzada una acusación el peso de demostrar la veracidad de tales acusaciones no cae en el escéptico. Cae en que lanza la acusación. De lo contrario estamos ante un caso de probatio diabolica: Alguien es culpable hasta que no se demuestre lo contrario. Y juraría que en nuestro sistema de justicia las cosas son justo al revés.

En el caso de Al Qaeda, el razonamiento ¡qué casualidad! es dado la vuelta. Existen pruebas de que personas relacionadas con Al Qaeda participaron en el 11-M. Pero eso para conspiranoicos como Luis del Pino no significa que Al Qaeda como organización esté detrás. Su argumento principal es porque el 11-M no responde al modelo de atentado típico yihadista. ¿Por qué usar entonces el modus operandi como criterio para una organización terrorista pero para otra no?

Dicho lo cual entremos en materia.

2. ¿Participó Al-Qaeda en los atentados del 11-M?

Adelantábamos que el principal argumento de Luis del Pino para dudar de que Al Qaeda, como organización, esté detrás del 11-M es que distintos elementos del atentado no corresponden, supuestamente, a lo que suele ser habitual en Al Qaeda. Para explicarlo cada uno de ellos se saca de la chistera el manual del perfecto terrorista de Al Qaeda. Una especie de procedimientos operativos estándares publicados en el BOE de Al Qaeda. Aquí llegamos a una de las claves de las teorías conspiranoias: La imposible falsación. Del Pino se permite lanzar afirmaciones del tipo “un auténtico terrorista de Al Qaeda nunca haría esto o lo otro”. ¿Cómo saberlo?

Del Pino da perfectamente a entender que anda mentalmente todavía por los tiempos de la Guerra Fría pensando en organizaciones terroristas de carácter marxista-leninista. Y se refiere a Al Qaeda en todo momento como una organización monolítica y altamente coherente: “Al Qaeda siempre hace esto” y “Al Qaeda nunca hace lo otro” con un líder supremo omnipotente y omnisciente. Que es como decir ciberpunk.net o redliberal.com piensan, dicen o hacen.

Creo que aburriría poniéndome a explicar ¡una vez más! lo de Al Qaeda como red de redes. Podría en todo caso remitirles a lo dicho por David, pero ya he enlazado esa página muchas veces. Así que hoy les remito a Javier Jordán y a Gustavo de Arístegui.

En esos y otros lugares encontrarán diferentes ideas sobre Al Qaeda como una red de redes, con células franquiciadas en su periferia que toman de Bin Laden y Al Zawahiri, como referentes carismáticos, orientaciones ideológicas y estratégicas pero operan con un cierto grado de autonomía. Y más desde que en el período posterior al 11-S ambos andan perdidos por las montañas de las provincias tribales de Pakistán. Habría que recordar que los yihadistas del 11-M se ofrecieron a ciertos contactos europeos de Al Qaeda, que sólo les permitieron usar el nombre al no considerarles muy de fiar. Si el plan se llevaba a cabo con éxito, Al Qaeda se llevaba el triste mérito. Si salía mal, no perdía ningún recurso valioso. Así que se de cajón que “las evidencias apuntan a que esos elementos integristas no actuaron al dictado de la dirección de Al-Qaeda”.

Pero veamos una a una las razones de Del Pino.

* No hubo terroristas suicidas *

No tengo a mano una lista de los atentados yihadistad en los últimos diez años. Así que no sabría qué hay de cierto en la afirmación de que en los atentados yihadistas siempre toman parte terroristas suicidas. Pero Del Pino nos da a entender que las organizaciones yihadistas e islamistas andan sobradas de terroristas suicidas y que es inexplicable por tanto que no hubiera sucididas en el 11-M. Como ejemplo cita una noticia, y no es un mal chiste, de cómo “un semanario iraní había reclutado decenas de miles de voluntarios para realizar atentados suicidas”. De entrada mezcla las churras shiiíes con las merinas salafistas, pero sólo hay que recordar cómo Saddam Hussein hacía desfilar su particular “Ejército de Jerusalem” en Bagdad de cientos de voluntarios vestidos con una sábana blanca por la cabeza en plan fantasma y cartuchos de dinamita de pega a la cintura.

La realidad es que las organizaciones jslamistas y yihadistas no andan sobradas de canditatos a shahid. Para el caso palestino les remito a Lorena Napoleoni (Yihad. Ediciones Urano, Barcelona, 2004; pp.235-236). Podemos especular que los yihadistas del 11-M no andaban sobrados de recursos humanos y dado que pensaban organizar una campaña de atentados no iban a volarse en el primero de ellos. Toda pura especulación.

* La participación de personas no musulmanas *

“Los terroristas de Al-Qaeda, fanáticos integristas, no recurren jamás a una persona no musulmana para organizar un atentado”. Que sepamos, de momento, españoles sólo hay implicados en la trama de los explosivos. ¿Jamás han contado los yihadistas con un no musulmán para proveerse de explosivos, armas, pasaportes falsos o cualquier otra cosa? Podríamos comprobar lo veraz de esta afirmación si tuviéramos la lista pormenorizada de TODOS los implicados en TODAS las tramas terroristas de Al Qaeda. Quizás la tengo Del Pino. ¿Puede probar entonces con total certeza que JAMÁS hubo un infiel colaboró vendiendo nada a alguna trama de Al Qaeda? ¿De dónde salió entonces los subfusiles Sterling con los que contaban la célula yihadista del 11-M? (Yo mismo me respondo, de mafias búlgaras)

* La presencia de confidentes policiales *

Este es un punto delicado. Del Pino dice que los terroristas del 11-M fueron unos chapuceros por relacionarse con un número muy amplio de confidentes policiales. Yo pensaba que un confidente era alguien que proveía información de forma confidencial (de ahí la palabra). Pero Del Pino da entender que los miembros de la trama asturiana iban por la calle con la expresión “confidente policial” tatuada en la frente y de ahí la torpeza de los terroristas por contar con ellos. Una torpeza que no está a la altura de los altos estándares de calidad delictiva de Al Qaeda: “Si Al-Qaeda actuara de una manera tan permeable a las infiltraciones, hace tiempo ya que los servicios secretos americanos tendrían a Osama Ben Laden en una celda de Guantánamo”. Eso mismo se decía tras el 11-S: Que Al Qaeda era una organización impenetrable por estar basada en vínculos tribales, de clan y familiares. Entonces hubo una revuelta en la fortelaza de Qala-I-Jangi , usada como prisión por Alianza del Norte para mantener prisioneros talibanes y ¡oh, sorpresa! * La utilización de delincuentes mercenarios *

Otra vez volvemos a Al Qaeda como una organización piramidal, jerárquica, y rígida. Del Pino imagina las órdenes proveniendo de la cumbre en dirección vertical y descendente. Y realiza afirmaciones del tipo “Al Qaeda piensa/ordena/exige…”

Sabemos que el grupo que perpretó el 11-M se ofreció a Al Qaeda, pero para el contacto de la organización les resultó de de poco fiar. Así que no les proporcionó ayuda, sino simplemente les permitió usar el nombre de Al Qaeda. Terrorismo en franquicia.

Otra cuestión es la implicación de “chorizos” y “camellos” en el atentado. Precisamente los yihadistas aquí y allá, aparte de recibir ocasionalmente fondos de los redes más centrales e importantes, se autofinancian. Y ello implica tráfico de drogas, robo de tarjetas de créditos, fraudes a la Seguridad Social, etc. El libro de Loreta Napoleoni arriba citado se subtitula precisamente “Cómo se financia el terrorismo en la nueva economía”. 340 páginas (más glosario, notas, bibliografía e índice analítico) de lo más recomendables.

* La finalidad electoral de los atentados *

¿Tenía Al Qaeda algún interés en el cambio de gobierno? Del Pino afirma que el objetivo de los atentados era producir un cambio de gobierno. Eso resulta obvio. Pero según él para Al Qaeda era indistinto el partido que gobierne en España. Y que los autores del atentado mostraron un buen conocimiento de la realidad política española, impropia de unos chiflados islámicos. Del Pino dice que los terroristas “fueron convenientemente manipulados (y utilizados) desde otras instancias que contaban con un grado de conocimiento de la realidad política española y de las posibles reacciones de la opinión pública ante los atentados mucho mayor del que Ben Laden pudiera llegar jamás a tener”. Aquí tenemos un adelanto de quién se encuentra tras la Mano Negra del 11-M, como la llamaba en la entrada anterior. Y es otro ejemplo de imaginar a Bin Laden, escondido en su cueva pakistaní leyendo La Razón y Expansión, como el Dr. Maligno escondido en su base secreta ultimando sus planes maléficos hasta el último detalle.

La realidad es que Al Qaeda no tenía interés en el partido que gobierna España, per se. Buscaba la caída del gobierno de Aznar, que había convertido a España en el tercer pilar del trío de las Azores siendo un país donde el rechazo a la invasión de Iraq superaba el 90%. Es algo que se trataba en un documento atribuído al entorno de Al Qaeda y analizado por el FFI, un instituto de estudios estratégicos del Ministerio de Defensa noruego del que creo ya hemos hablado alguna vez. Es ese famoso documento encontrado por dos investigadores noruegos en Internet y donde se señalaba a a España como un objetivo asequible antes del 11-M (tengo el PDF en el disco duro pero no encuentor el enlace en la web del FFI).

A quien crea que Al Qaeda es una organización de cuatro pringados fanatizados le recomiendo lea el capítulo 5 de Black Ice: La amenaza invisible del ciberterrorismo de Dan Verton (Mc Graw Hill, Aravaca, 2004; pp. 89-123. El que viva en Madrid y no quiera soltar la pasta lo puede pedir prestado en la Biblioteca de las Indias Electrónicas).

* Los detalles logísticos *

Aquí Del Pino compara el 11-S, el 11-M y el 7-J según el modus operandi de Al Qaeda. El 11-M se aparta de los otros dos, claramente. Pero tendríamos que contar con una lista mucho más amplia para establecer unas regularidades con mayor base estadísticos. Además, está por ver que en el futuro el modelo del 11-M se repita. Pero esto es lo de menos.

El meollo de este punto es la adquisición y traslado de los explosivos desde Asturias. Al parecer “El Chino”viajó con un coche robado, matrículas dobladas y documentación falsa. Parece que estaba pidiendo a gritos que lo parara la Guardia Civil. Y así sucedió. ¿Qué pasó? Nada, siguió su marcha. ¿Extraño? A saber qué pasó. A saber cómo ocurrió realmente todo. Porque ese famoso viaje resulta que no fue el único. Se usaron otras personas como correo, viajando con mochilas y en autobuses de línea. Pero como veremos, de ese único viaje de “El Chino” se ha hecho un mundo.

* La desinformación *

Del Pino concluye con un tour de force: [Q]uienes idearon la masacre habían previsto hasta en sus mínimos detalles: furgonetas llamativas, oportunas cintas coránicas, mochilas bomba que aparecen por ensalmo, pistas que conducen a personas que son detenidas en plena jornada de reflexión para luego ser puestas en libertad a las pocas semanas. Volvemos a la Mano Negra del 11-M. Una mano negra hiperinteligente, omnisciente y con una bola de cristal para saber cómo se iba a comportar cada actor social entre el 11-M y el 14-M. Volveremos sobre ella en próximas entregas.

[Continuará]

4 respuestas a “11-M: La conspiranoia de los necios (II)

  1. Solo falta el tal del Pino diga que Ben Laden tuvo algo que ver con el embarazo de Leti….o es que tuvo algo que ver?

    De donde sacan estos Libelistas.com a todos estos iluminados de quita y pon? Es algun tipo de concurso ? Se puede participar?

    Yo estoy desarrollando una gozosa teoria sobre la relacion de ETA con el auge del Reggeton , crees que me la publicaran?

  2. “Una mano negra hiperinteligente, omnisciente y con una bola de cristal para saber cómo se iba a comportar cada actor social entre el 11-M y el 14-M. Volveremos sobre ella en próximas entregas.”

    Exactamente. Bastaría esta frase para tirar por tierra toda la teoría conspiranoica. Gracias, me he leído todas las entregas, y son excelentes.

  3. Coño! Clouseau, tb por aquí. Este tipo es de tu escuela, otro gran investigador, después de leerlo tb me hace creer totalmente en tu teoría de la casualidad. Más pienso para los que no pueden dormir bien.

  4. ¿Necios? Menudo Ad hominem te saltas cuando interesa Luis !! Atacais a la persona y no vais al fondo del asunto.

    Y necios, necios, sois aquellos que os conformais con enteraros de la verdad por un telediario y os burlais de los que no tragan.

Los comentarios están cerrados.