Ataque terrorista en Túnez

Anoche salí en el programa de Óscar Haza de MEGA TV para hablar del ataque terrorista de Túnez de ayer. La violencia yihadista en el país no es ninguna novedad, tal como recogí en su momento en FlancoSur.com. Hasta ahora, las víctimas habían sido miembros de las fuerzas de seguridad y políticos. Además, la violencia tenía lugar principalmente en las áreas montañosas del oeste del país. La novedad de ayer es que las víctimas han sido extranjeras y la violencia ha tenido lugar en la capital.

Que los objetivos fueran el parlamento y un museo lleno de turistas tiene doble significado. Por un lado, Túnez se trata del único país que ha salido de la Primavera Árabe con un sistema democrático. El pasado mes de enero Freedom House clasificaba a Túnez como un país “libre”, el primer país árabe en décadas. Por otro lado, el turismo es una importantísima fuente de ingresos para el país. Estrangular económicamente al país fue el objetivo de los yihadista en Egipto con su ataque en 1997 a turistas en Luxor. La acción se volvió en su contra, por la gran cantidad de población cuyos ingresos dependen del turismo.

Se da la circunstancia que estos días se conocía la muerte de un destacado líder yihadista tunecino en Sirte (Libia), mientras combatía en las filas de la fuerza yihadista libia leal al Estado Islámico. En el momento de escribir estas líneas no conozco una reclamación de autoría por ningún grupo. En Túnez actúan al menos dos grupos afiliados a Al Qaeda en el Magreb Islámico. Un repaso a la bibliografía sobre Túnez desvela que tristemente el ataque de ayer no fue una sorpresa.

“Al-Qa`ida in the Islamic Maghreb’s Tunisia Strategy” por Aaron Y. Zelin, Andrew Lebovich y Daveed Gartenstein-Ross para el Combating Terrorism Center de West Point (23 julio 2013).
“Jihadism in Tunisia: The Growing Threat” por Stefano Maria Torelli en la Jamestown Foundation (23 enero 2015).
“¿Hacia dónde se dirige el terrorismo yihadista en Túnez?” por Sergio Altuna para el Instituto Español de Estudios Estratégicos (13 marzo 2015).

El mundo árabe, entre 1979 y 1989

Vivimos días emocionantes. El mundo está cambiando ante nuestros ojos. El lector de RSS echa fuego. Se acumulan las actualizaciones de blogs.

Decía alguien que a Mubarak sólo le quedaban dos opciones: Dimitir o reprimir. El ataque de jinetes a caballo y en camello contra los manifestantes significa que el régimen usa al lumpenproletariado rural contra las clases media y la intelligentsia cairota. Son ellos los que emplean cámaras digitales y teléfonos móviles para registrar las protestas; los que han seguido en sus televisiones con antena parabólica la cobertura de Al Yazira en Túnez y los que transformaron el escenario político en el Norte de África. ¿Demasiado tarde?

El resultado de la caída del régimen de Túnez no está resuelto. Tampoco en Egipto. Podríamos estar en la Primavera de Praga de 1989 o en los momentos posteriores de la huida del Sha y previos al ascenso de los ayatolás.

¿Y Marruecos?