Hillary Clinton y el Estado Islámico

Estos días he estado debatiendo en las redes sociales con unos cuantos putinbots y conociendo los argumentos con los que ellos sustentan la teoría conspirativa de que el Estado Islámico fue creado por Estados Unidos, un enemigo mortal y declarado. Uno de los argumentos más repetidos y de los que primero sale en toda conversación es que Hillary Clinton lo confesó todo en una entrevista de televisión. Es un tema confuso porque si Hillary Clinton contó que el Estado Islámico fue creado por Estados Unidos imagino que tuvo que ser un escándalo nacional. Alguien pudo haber tirado del hilo y ganar un Pullitzer. Y seguro que una película como “The Post” o “Spotlight” estaría en producción. Sin embargo, la información de que Hillary Clinton destapó un secreto tan sucio del gobierno de Estados Unidos parece que sólo la maneja la gente que se nutre informativamente con cierta clase de medios de comunicación. Así que tenía que ir a la fuente.

TeleSur, el consorcio público de varios países hispanoamericanos, ofrece el vídeo titulado “Hillary Clinton admite que EE.UU. creó Al Qaeda”. Se trata del fragmento de una entrevista a Hillary Clinton en Fox News el 18 de julio de 2010.

En los archivos de la página web de la Secretaría de Estado aparece la transcripción de la entrevista. El fragmento seleccionado por TeleSur es el siguiente:

QUESTION: So you think if we walked away from this, didn’t give them money today, it would be worse for us from a security standpoint?

SECRETARY CLINTON: I do. I do. We’re building a relationship that just did not exist. I said in our last trip when you were with me that we had a huge trust deficit, in part because the United States had – to be fair, we had helped to create the problem we’re now fighting.

QUESTION: How?

SECRETARY CLINTON: Because when the Soviet Union invaded Afghanistan, we had this brilliant idea that we were going to come to Pakistan and create a force of mujaheddin, equip them with Stinger missiles and everything else, to go after the Soviets inside Afghanistan. And we were successful. The Soviets left Afghanistan. And then we said great, goodbye – leaving these trained people who were fanatical in Afghanistan and Pakistan, leaving them well armed, creating a mess, frankly, that at the time we didn’t really recognize. We were just so happy to see the Soviet Union fall and we thought, okay, fine, we’re okay now, everything’s going to be so much better. Now you look back; the people we’re fighting today we were supporting in the fight against the Soviets.

La entrevistadora habla de las relaciones con Afganistán y Pakistán. Hillary Clinton dice que no es tan sencillo como mandar esos países a la mierda y desentenderse del problema porque en el fondo Estados Unidos tiene una responsabilidad histórica. Cuenta que Estados Unidos apoyó a los muyahidines hasta que los soviéticos se retiraron de Afganistán, para luego desentenderse del país. [Hace el gesto de limpiarse las manos]. Afganistán quedó en manos de milicianos fanáticos y armados que crearon un desastre. [Recordemos que tras la caída del gobierno comunista de Kabul en 1992, los muyahidines empezaron una guerra civil]. En aquel entonces la satisfacción por la derrota soviética hizo que no se prestara atención a la situación del país. Y así dice “the people we are fighting today, we were supporting in the fight against the Soviet”. Está claro que habla de los antiguos muyahadines, que luego se fragmentaron en diferentes bandos. Unos terminaron en la Alianza del Norte, como Ahmed Shah Masud. Y otros en los talibán, como Gulbuddin Hekmatyar. Está claro que no habla de Al Qaeda, habla de Afganistán. Pero atención a cómo tradujo y subtituló TeleSur la primera pregunta:

TeleSur traduce la pregunta “So you think if we walked away from this, didn’t give them money today, it would be worse for us from a security standpoint?” por “Ud. dice que si no hubiéramos financiando a Al Qaeda, hoy sería peor para nosotros en materia…?” Han metido un Al Qaeda con calzador para que luego parezca que cuando habla de milicianos fanáticos está hablando de terroristas de Al Qaeda. La gracia es que la presentadora de TeleSur remata “¿Qué tal? Ahí lo tienen, clarito”.

Curiosamente el discurso de Hillary Clinton en la anterior entrevista es muy parecida a su testimonio como Secretaria de Estado en 2009 ante el Congreso.

La explicación de Hillary Clinton en 2009 de cómo Estados Unidos se implicó en la Guerra de Afganistán y luego le dejó un problema a Pakistán es muy parecida. Incluye hasta el gesto de lavarse las manos. Pero hay un detalle interesante. Habla de ISI, el servicio secreto pakistaní: el Inter-Services Intelligence. La pregunta es si alguien poco conocedor del contexto pakistaní entendió ISIS y aquí tenemos el origen de la “confesión” de Hillary Clinton.

Los dos vídeos anteriores al estallido de la guerra civil siria. Así que la mención a Siria y el Estado Islámico tiene que haber tenido lugar en una fecha posterior. Por ejemplo, el diario británico The Guardian publicó esta entrevista el 4 de julio de 2014.

En la entrevista le preguntan a Hillary Clinton qué haría para derrotar al Estado Islámico. Y entra a hablar de su auge tras la retirada estadounidense en diciembre de 2011, contando cómo la población árabe sunní de Iraq se sintió marginada por el gobierno chií del primer ministro Al Maliki. Luego la entrevistadora le pregunta por un plan para entrenar rebeldes sirios y cuenta que ella estaba a favor de filtrar y entrenar a combatientes sirios para luchar contra el gobierno de Al Assad. Pero que el plan fue desechado y que en el momento de la entrevista estaba claro que de un plan así no podían garantizarse resultados en un contexto donde se había hecho fuerte el Estado Islámico y otros grupos “aspirantes a Al Qaeda”.

Jeffrey Goldberg, el actual director de la revista The Atlantic la entrevistó un mes después. En la introducción cuenta que había hablado con el presidente Barack Obama y le había expresado su escepticismo sobre un programa de entrenamiento de rebeldes sirios. Mientras que Hillary Clinton sí pensaba que Estados Unidos debió implicarse más en Siria.

JG: Do you think we’d be where we are with ISIS right now if the U.S. had done more three years ago to build up a moderate Syrian opposition?

HRC: Well, I don’t know the answer to that. I know that the failure to help build up a credible fighting force of the people who were the originators of the protests against Assad—there were Islamists, there were secularists, there was everything in the middle—the failure to do that left a big vacuum, which the jihadists have now filled.

They were often armed in an indiscriminate way by other forces and we had no skin in the game that really enabled us to prevent this indiscriminate arming.

La postura de Hillary Clinton es que, al no implicarse Estados Unidos en apoyar a la oposición siria, su debilidad permitió que los yihadistas alcanzaran la hegemonía dentro de las fuerzas de oposición. Y lo que es más importante, tal como especifica en la última frase, eso permitió a otros países que sí se implicaron en Siria armar a los yihadistas.

Esta entrevista fue reseñada por Russia Today en español:

En este sentido, Clinton también dijo en la entrevista que la situación en Siria podría estar desarrollándose de un modo muy distinto “si hubiéramos tardado menos en entrenado y equipar al grupo central del Ejército Libre de Siria”. De haber sido así, EE.UU. “por un lado habría tenido un mejor conocimiento de lo que estaba pasando en el terreno y, por otro, habría ayudado a poner en pie a una oposición política creíble”.

“En este tipo de conflictos son los hombres duros y armados los que tienen más posibilidades de convertirse en los principales actores de una transición, y no aquellos que solo hablan desde el exterior”, afirmó la exsecretaria del Departamento de Estado en referencia a “un grupo de sirios que pretendieron erigirse como la oposición política en el exilio” mientras los insurgentes “luchaban y morían” en el país.

“Por tanto, era necesario averiguar cómo podíamos apoyarlos [a los insurgentes] en el terreno, equiparlos mejor”, dijo. Sin embargo, EE.UU. no empezó a aplicar el plan en el momento apropiado, perdió tiempo y su ‘lugar vacante como patrocinador’ fue ocupado por los yihadistas. Los grupos radicales ‘convirtieron’ a los rebeldes en sus aliados y actualmente están ganando más terreno en Oriente Medio, concluyó Clinton.

La propia revista The Atlantic publicó un artículo valorando la entrevista en el que se incide en las críticas  a las políticas para Siria de Barack Obama porque para el autor es destacable que Hillary Clinton pensara que la tibieza y las excesiva prudencia impidiera frenar a tiempo la expansión del Estado Islámico.

A Hillary Clinton la encontramos en abril de 2016 entrevistada por la CNN. Le preguntan por las acusaciones de algunos políticos, como Bernie Sanders, de que su actuación al frente del Departamento de Estado fue responsable del auge del Estado Islámico.

Tenemos una transcripción de la entrevista aquí.

JAKE TAPPER: Jeff Weaver, Sen. Sanders’ campaign manager said that your foriegn policy, and you support a foreign policy that helped give rise to ISIS

HILLARY CLINTON: That is beyond absurd. They’re saying a lot of things these days, and I’m just going to let them say whatever they choose to say.

ISIS was primarily the result of the [power] vacuum in Syria caused by Assad first and foremost, aided and abetted by Iran and Russia.

Supongo que podría pasarme más tiempo buscando en Internet otras entrevistas a Hillary Clinton donde hable del Estado Islámico. Pero hemos podido conocer su punto de vista sobre Afganistán y Siria. No hay nada que indique que un día confesó que el Estado Islámico fue una creación o fue apoyado por los Estados Unidos. He de confesar que me imaginaba que si encontraba el dichoso vídeo la frase iba a estar sacada de contexto o el vídeo iba a estar editado. No imaginaba que fuera algo tan tonto. Si uno busca, encuentra en Internet un montón de titulares escandalosos como lo siguientes:

Oficial: Gobierno de Estados Unidos de América confirma que creó y entrenó a ISIS.

EE.UU. creó el Estado Islámico y planeó la caída de Mosul.

Secret Pentagon Report Reveals US “Created” ISIS As A “Tool” To Overthrow Syria’s President Assad.

Estados Unidos confiesa oficialmente que apoyó a los terroristas en Siria: secretario de estado John Kerry.

Exagente de CIA reconoce el obvio papel de EEUU en la creación del EIIL.

Como ven, un putinbot podría pasarse la vida saltando de página web en página web leyendo cómo antiguos Secretarios de Estado, informes desclasificados o antiguos agentes de la CIA demuestran el papel de Estados Unidos en “crear” el Estado Islámico (que ya había sido creado antes de la guerra de Siria, pero él no lo vio). Una auténtica realidad paralela de bulos, que cuando se rascan te llevan a medios de comunicación como Russia Today, HispanTV, TeleSur, Al Manar, etc. Sin embargo, nuestro putinbot tendrá la sensación en todo momento de ser un mente librepensadora que se informa en medios de comunicación críticos e independientes lejos del rebaño de borregos que sigue la actualidad por los medios de masas.  Por eso son tan pensados e insufribles.

Extrañas convergencias ideológicas en la Nueva Guerra Fría

Ayer pasó algo curioso. “Barbijaputa”, la columnista de ElDiario.es, mencionó en su Twitter que Susan Sarandon había dicho que Hillary Clinton es peor que Donald Trump. Y que ella se fiaba mucho del criterio de Susan Sarandon. “Barbijaputa” tiene una larga trayectoria tratando de epatar con sus artículos y comentarios en Twitter pero me parece interesante ese giro de tuerca, en la línea del hipsterismo político del que ya he hablado aquí, en el que personas de izquierdas defienden ideas radicales en busca de la “distinción”, en los términos de Pierre Bourdieau.

La política ya no es un espacio de transformación social, sino un espacio de identidad personal. Uno es las causas a las que hace retuit o comparte en su muro de Facebook. Pero precisamente, como el umbral del compromiso social es tan bajo, quienes quieren sentirse parte de una élite ilustrada y concienciada frente a la masa borrega tienen que buscar causas exóticas o defender las causas más extravangates.

Pero la anécdota de “Barbijaputa” tiene un giro interesante. Buscando argumentos con los que sustentar su posicionamiento, o quizás buscando ejemplos de que Susan Sarandon no son las únicas en pensar así, enlazó a un artículo de Diana Johnstone titulado “Por qué Hillary Clinton es mucho peor que Trump” publicado por Katehon. ¿Quién es Diana Johnstone y qué es Katehon?

Diana Johnstone es una escritora estadounidense, autora de un libro bastante polémico sobre las guerras en la antigua Yugoslavia. Según ella, la OTAN intervino en Bosnia-Herzegovina en 1996 contra las fuerza serbo-bosnias como un nuevo episodio del enfrentamiento geopolítico de Estados Unidos contra el mundo cristiano-ortodoxo apoyando a las fuerzas islamistas, siendo el primero la Guerra de Afganistán. Podemos encontrar artículos suyos en Voltairenet, cómo no, entre los cuales hay uno donde defiende al humorista francés Dieudonné M’Bala M’Bala, célebre anti-semita que ha actuado en actos del Front National y fundó el Partido Antisionista con dinero de Irán. Escribí de él por cierto, en “Antisemitismo y odio a Israel en Europa”.

Katehon por su parte es un sitio web con versiones en varios idiomas, incluyendo el español, vinculado al movimiento político euroasianista, una corriente neofascista e imperialista rusa del que su máxima figura es Alexander Dugin, del que en su momento hablé brevemente aquí y sobre el que tendré que volver en el futuro porque los euroasianistas articulan una verdadera ideología antioccidental en el contexto de la Nueva Guerra Fría. Dugin visitó España en 2013, por cierto, invitado por el partido neofascista Movimiento Social Republicano.

Que “Barbijaputa” haya enlazado un artículo de Katehon es accidental. Podría haber enlzado a cualquier artículo de Counterpunch, donde Diana Johnstone colabora habitualmente. Por ejemplo, tenemos una entrevista a Johnstone que Counterpunch ha titulado con la frase “Clinton is truly dangerous”. [Actualización: Enlazó una entrevista a Johnstone en La Marea]. Pero lo significativo aquí es que los discursos en ambos extremos del espectro político sean indistinguibles. Ya sucedió durante los comienzos de la crisis de Ucrania, que medios de izquierda española reproducían artículos de autores de la ultraderecha francesa defendiendo el punto de vista ruso. Posiblemente los editores de esas publicaciones no tuvieran ni idea de quién era el autor. Simplemente les gustó el discurso “crítico” contra Estados Unidos y la Unión Europea.

Según contaba Russia Today el pasado mes de junio, se aprobó en Rusia una ley que “prohíbe cultivar y criar especies genéticamente modificados”. Mientras que F. William Engdahl contaba en New Eastern Outlook que el pasado día 25 de julio Vladimir Putin había decidido dar un giro a la economía rusa, abandonando la doctrina neoliberal occidental para lanzar una estrategia de “Desarrollo Nacional”. A Engdahl, cómo no, le podemos leer en Voltairenet y Rebelión.org. Seguro que muchos izquierdistas despistados aplaudirán a un político que renuncia al neoliberalismo y prohíbe los Organismos Modificados Genéticamente en su país, aunque se llame Vladimir Putin.

El pasado 1 de agosto el blog Agenda Roja Valenciana titulaba “No era un helicóptero militar” a propósito del helicóptero Mil Mi-8AMTSh de la fuerza aérea rusa derribado en Siria. Según informaron las autoridades rusas, realizaba una misión de reparto de ayuda humanitaria. Los restos del aparato mostraban que llevaba lanzaderas B-8V20A para cohete S-8 de 80mm. En cualquier caso, se trataba de un blanco militar legítimo porque un aparato para gozar de inmunidad por su misión humanitaria tendría que haber llevado un distintivo característico, como una cruz roja, y no llevar armas. El caso es que tenemos a un comunista español más putinista que Putin. Uno de tantos. Y todos revueltos. Pero remando para el mismo lado.