Cruzando los límites de la Nueva Guerra Fría

El jueves 17 de agosto, tras el atentado yihadista en las Ramblas de Barcelona, pasó algo curioso. Recibí llamadas de los canales de televisión CNN en español y  Russia Today. Fueron los primeros medios que contactaron conmigo. Y así, curiosidades de la vida, estuve el mismo día vía Skype en dos medios de comunicación en las antípodas de la Nueva Guerra Fría.

Después de haberme afeitado y mientras acondicionaba el lugar donde trabajo recibí una nueva llamada desde Atlanta. Pensé que era una llamada para darme alguna indicación nueva cuando para mi sorpresa me pidieron que entrara en el aire sobre la marcha. Así que aparecí en la CNN en español con la camiseta de la Infantería de Marina española con la que andaba por casa, manteniéndome lo más hundido posible en la silla durante la entrevista para que no se viera la corona, el ancla y los fusiles sobre mi pecho. Desde aquel día, mantengo una camisa de manga larga en una percha cerca del ordenador

Un fragmento de una de las entrevistas en la CNN puede verse en este enlace.

Un fragmento de la entrevista en Russia Today puede verse en este otro enlace.

Un amigo desde Uruguay me mandó esta foto. Me encontró en su televisión por sorpresa.

Aparte de aquellas dos entrevistas fui contactado por varios corresponsales y periodistas extranjeros. Aparecí así citado en el diario francés 20 Minutes.Tras 42 horas despierto, el primer sábado tras el atentado me lo pasé durmiendo. Perdí así la oportunidad de contestar a tiempo las preguntas que me hizo el corresponsal de Financial Times en España. Y por estar ocupado atendiendo una entrevista para Radio Sefarad respondí demasiado tarde a un periodista del canal público alemán Deutsche Welle. Eso de salir en la tele o ser citado en los medios parece que te hace parecer muy importante. Pero la verdad es que, aparte de para asombrar a algún conocido, para poco más sirve. Incluso, tonto yo, accedí sin pensarlo a escribir gratis un artículo de 600 palabras que apareció en el diario Expansión el sábado 19. La próxima vez me lo debería pensar mejor eso de escribir gratis. Ese sábado gasté gasolina para encontrar el diario y pagar los 2,50 euros que cuesta.

En Internet pueden leer los dos artículos que escribí a propósito de los atentado en Cataluña.

“Al-Andalus en el punto de mira de la yihad: así es la propaganda integrista contra España” en Magnet.

“El yihadismo es un problema interno europeo” en Letras Libres.

Datos e incógnitas sobre la trama yihadista en Cataluña

Gráfico obra de Natalia Palazón. Vía La Vanguardia.

El miércoles 16 cerca de la medianoche tuvo lugar una explosión en una casa de Alcanar, al sur de la provincia de Tarragona. La edificación colapsó. Recuerdo que alguien se preguntó en un comentario, perdido ahora en el ruido de Twitter, si el asunto tendría algo que ver con el terrorismo. Resulta que allí una célula terrorista preparaba un gran atentado con bomba. Entre los escombros se encontraron una gran cantidad de bombonas de butano (más de 100) y restos de triperóxido de triacetona (TATP), explosivo usado en varios atentados yihadistas, como por ejemplo el atentado de Manchester. La explosión accidental, precipitó los acontecimientos. En la tarde del jueves 17 tuvo lugar el atentado terrorista en las Ramblas de Cataluña. Fue llevado a cabo con una furgoneta alquilada. Un segundo vehículo, también alquilado, fue abandonado en Vic. Posiblemente empleado en la huida.

Relacionado con los acontecimientos o no, un coche embistió un control de seguridad de los Mossos en la avenida Diagonal de Barcelona, arrollando a una sargento que sufrió fractura de fémur. El vehículo fue abandonado a varios kilómetros de allí en Sant Just Desvern y dentro de él se encontró el cadáver de Pau Pérez, ciudadano español y sin antecedentes penales. Tras las primeras especulaciones, la conclusión más lógica es que fuera asesinado para robarle el coche. Lo que está por confirmar es quién fue el autor del robo con asesinato.

Pau Pérez, la víctima que no debemos olvidar. Foto vía La Vanguardia.

Uno de los miembros de la célula tomó el Audi A3 de su hermano y con otros cuatro miembros se dirigió a Cambrills en la madrugada del viernes. Se encontraron un control de los Mossos en la rotonda frente al Club Náutico y se lanzaron contra él a toda velocidad, hiriendo un agente que sufrió una fractura de tibia y un golpe en la cabeza. El vehículo terminó volcando y arrollando a varias personas. Una de las víctimas murió en el hospital. Otra versión dice que las personas fueron arrolladas antes de chocar contra el control.

Los ocupantes del coche se bajaron del coche siniestrado empuñando armas blancas y llevando falsos chalecos explosivos. Cuatro terroristas fueron abatidos allí por un solo Mosso y un quinto terrorista huyó hacia el este en dirección a Salou, apuñalando por el camino a una mujer que permanece en la UCI, hasta que varios policías cortaron su huida. Cuatro terroristas murieron y un quinto resultó gravemente herido, falleciendo posteriormente por sus heridas. El uso de falsos chalecos explosivos apunta a que sea una caso de “suicide by cop”.

Gráfico de Esther Utrilla en el diario ARA.cat

El siguiente gráfico muestra la identidad de doce personas vinculadas con la célula terrorista y que están identificadas. Como pueden ver hay un grupo de tres hermanos y tres parejas de hermanos. Tenemos a los tres hermanos Aalla: uno murió en Cambrills, otro está huido y el tercero era dueño del Audi A3 empleado por los terroristas de Cambrils. Tenemos a los hermanos Hichamy, ambos muertos en Cambrils. Tenemos a los hermanos Abouyaaqoub, uno murió en Cambrills y el otro está huido. Y tenemos a los hermanos Oukabir, uno murió en Cambrills y del otro hay dos versiones. Una que fue detenido y la otra es que se entregó voluntariamente al informar los medios de su nombre como sospechoso porque su hermano llevaba su documentación.

Organigrama con las personas vinculadas con la célula terrorista que han sido identificadas. Imagen vía El País.

Que haya nueve de las doce personas vinculadas con la célula (todavía no sabemos si dos personas detenidas son terroristas pata negra) es bastante significativo. Eso significa que era un grupo cohesionado y cerrado. Además, el número de personas significa que no se trata en absoluto de yihad atomizada. La figura clave aquí Abdelbaki Es Satty, el imam de Ripoll, por su ascendente sobre los jóvenes y porque su biografía está llena de momentos en los que se cruzó con tramas y personajes yihadistas.

Ahora las preguntas por responder son varias. La primera incógnita es cuántas personas más allá de las que ya tenemos identificadas con cara y nombre estaban implicadas con la célula terrorista y andan sueltas. La segunda incógnita es cuántas personas más murieron en el desplome de Alcanar. La tercera incógnita es el papel real de las dos personas detenidas por la implicación de sus hermanos. A uno le cogieron el coche y al otro la documentación. Pero sobre todo la gran cuestión es qué contactos internacionales tenía la célula con organizaciones yihadistas.