El Gran Oriente Medio


1979 es el año cero de las transformaciones en Oriente Medio: La Revolución Iraní, el asalto a la Gran Mezquita de la Meca y la invasión soviética de Afganistán. Fue el año en que una turba de estudiantes arrasó la embajada estadounidense en Islamabad y el año posterior a la decisiva intervención cubana en la Guerra del Ogadén. La idea de que una extensa franja desde el Cuerno de África a Asia Central se había convertido en un foco de desestabilización mundial bajo influencia soviética llevó a Zbigniew Brzezinski, Consejero de Seguridad Nacional en la Administración Carter, a acuñar el término “arco de crisis”.

“An arc of crisis stretches along the shores of the Indian Ocean, with fragile social and political structures in a region of vital importance to us threatened with fragmentation. The resulting political chaos could well be filled by elements hostile to our values and sympathetic to our adversaries.”

El mismo Zbigniew Brzezinski es el que al término de la Guerra Fría planteó los retos geopolíticos de Estados Unidos en El Gran Tablero Mundial donde acuñó un nuevo término: La “zona global de infiltración de la violencia” o también los “Balcanes Euroasiáticos”, que englobaban desde Somalia (un estado en descomposición) a Asia Central, donde tras la desaparición de la URSS había estallado una guerra civil en Tayikistán. No por casualidad, coincidía con el área de responsabilidad del mando militar regional CENTCOM. Brzenzinski rescataba la vieja geopolítica clásica de Halford Mackinder para apuntar que esa región era la “tierra corazón” (heartland) del mundo.

Tras el 11-S la idea de que la solución militar y policial al terrorismo yihadista debía ser acompañada de medidas políticas y económicas llevó a la administración Bush a tratar en 2004 de lanzar una iniciativa en el seno del G-8 que abarcara los países del Norte de África, Oriente Medio y Asia Central en lo que se denominó el Gran Oriente Medio. Llovieron palos sobre la iniciativa, especialmente porque al ampliar los límites de la región perdía todo sentido. Pero la idea era interesante: Mirar a Oriente Medio entendiendo que según el fenómeno que estudiemos hemos de incluir los países del Norte de África, el Cáucaso, Asia Central y el Cuerno de África. Sólo así podemos entender el papel que juega Turquía en el mundo musulmán, con sus empresas asentadas desde Libia a Kazajistán. O entender por qué Emiratos Árabes Unidos y Qatar buscaban protagonismo en la crisis Libia.

Podrán encontrar mi artículo “El Gran Oriente Medio tras la Primavera Árabe” en el número 411/412 correspondiente a los meses de julio-agosto de la revista Fuerzas de Defensa y Seguridad que ya están en los kioskos de España. Explico la evolución de la “mirada geopolítica” estadounidense desde el “arco de crisis” al “Gran Oriente Medio”, por qué Turquía ha emergido como modelo en la Primavera Árabe, expongo las que considero claves de la nueva “Guerra Fría” con Irán y cómo Qatar junto con Emiratos Árabes Unidos se han convertido en países tremendamente activos en la arena internacional a pesar de que Arabia Saudita era el país destinado a liderar el Consejo de Cooperación del Golfo como país hegemónico en el Golfo Pérsico..

6 thoughts on “El Gran Oriente Medio

  1. Muy buen resumen, y como los buenos resumenes deja con ganas de más jajjaja. Me ha gustado mucho el artítulo. He estado un tanto ocupado y hasta hoy no lo he podido leer. Quería hacerlo con la calma necesaria.
    No se si por falta de espacio, pero dentro de las alianzas de Irán se te han olvidado 2.
    1º Grupos y partidos políticos iraquies sobre los que tiene una influencia tal que convierte a Irán en un actor básico en ese país.
    2º Hezbolá. Y esta alianza es fundamental, por su fuerza militar y su cercanía a Israel. Su fuerza militar es tal que le permite atacar a Israel y plantarle cara (de forma asimétrica y a la defensiva, pero ya es más de lo que pueden hacer algunos países). Pero también le permite ser “independiente” del gobierno libanés. Son tan fuertes que Líbanos se puede gobernar con ellos o son su consentimiento, pero por ahora no contra ellos.
    Convendría también explicar mejor porqué Irán es tan antipático a los gobiernos árabes. Ello es por la permanente infiltración en grupos opositores y/o terroristas. Y el proselitismo. El proselitismo llega a lugarse en los que el chiismo nunca había llegado, como Marruecos o Mauritania, por ahora con un éxito relativo, pero esta gente trabaja a largo plazo.
    Me ha sorpendido el traslado a EAU de la 13ª semibrigada, creí que había sido disuelta.
    Sobre la nacionalización de las FAS de EAU, el uso e impulso de las PMC’s creo que lo desmiente un tanto. Más bien diría que están cambiando unos mercenarios por otros. Los paquistaníes parece que no les han dado buen resultado. En estos países siempre ha habido tradición en el uso de mercenarios ya que los sultanes pensaban: “Mis súbditos no van a luchar por mi, mejor que no tengan la posibilidad de luchar en mi contra, así que ni los armo ni los entreno”. Otra ventaja del uso de mercenarios cristianos es su separación de la población local, lo que los hace más fieles.
    Quizás la fuerza aérea si esté más nacionalizada, ser piloto es glamuroso y no se necesitan tantos, con los familiares de los príncipes y poco más llega. Pero para tropas de tierra ya se necesita más gente y es menos glamuroso. Aunque dentro de los ejércitos de tierra los más glamuroso son las OE’s

  2. Pues has dado en el clavo con lo de que el tema da para mucho más. Daría para un libro: “Geopolítica del Gran Oriente Medio”. Tengo la estructura. Pero sólo me atrevería con la empresa si encontrara un grupo de personas dispuesta a repartirse el trabajo.

Los comentarios están cerrados.