Cooperación Militar para el Desarrollo

Dale pescado a alguien y comerá un día. Enséñale a pescar y comerá toda su vida. Pero si le ayudas a acabar con la guerrilla islamista traerás estabilidad de una vez por toda al país.

A alguien se le tenía que ocurrir tarde o temprano. Bancroft Global Development, con sede en Sudáfrica y registrada en EE.UU. como organización sin ánimo de lucro, prestaba servicios de desminado en países en guerra. Un sector desconocido pero existente de O.N.G.s trabajando en los Balcanes o Angola dedicada a acabar con los campos de minas.

Cuando las fuerzas de la Unión Africana en Somalia, formada por tropas de Uganda y Burundi, empezó a sufrir ataques con terroristas suicidas, coches bombas y artefactos explosivos colocados al borde de la carretera, contrataron a Bancroft Global Development para formar a los soldados a luchar contra las nuevas amenazas. Un asunto en el que las guerras de Afganistán e Iraq han generado un extenso cuerpo de conocimiento.

Los miembros de Bancroft Global Development ha entrenado a los soldados de la Unión Africana en lidiar con los artefactos explosivos, combate en áreas urbanas y pronto lo harán en el empleo de francotiradores. Entre ellos se encuentran estadounidenses, un ex-Royal Marine británico, un politólogo danés y un antiguo lugartaniente de Bob Denard.

Las cosas están en Somalia y las milicias integristas se han retirado de la capital. Por primer vez en años Mogadiscio está en manos de las fuerzas del gobierno. Queda lugar para la esperanza.

12 thoughts on “Cooperación Militar para el Desarrollo

  1. Soberbio, estaba esperando que saliera en la blogosfera/foroesfera española de una puñetera vez, me aburría ya de contar en Intelpage que esto estaba pasando (ayer mismo lo dije otra vez) sin que nadie me hiciera ni puto caso 😛 Lo enlazo en el foro FAS.

  2. Me encanta ver cómo, una vez más, cuando se habla de una crisis aguda alimentaria, siempre hay una causa político/militar que es la que provoca el cataclismo. De tus enlaces:

    the rebels have also blocked many international relief groups from bringing food to victims of the famine that swept southern Somalia this summer

    Sin embargo, en Occidente siempre son campañas terribles donde esas víctimas terroríficas del hambre aparecen únicamente sujetas a la sequía para pedirse una ayuda que probablemente no se pueda entregar sin una sola mención al conflicto real existente.

    Me corrija si mi apreciación no se corresponde.

  3. Creo que fue Robert D. Kaplan el que publicó un libro en los años 80 sobre las hambrunas de Etiopía desmitificando la idea de tragedia natural. El control de los suministros de alimentos fue una herramienta del gobierno comunista en su lucha contra las bases populares de la insurgencia.

    En los 90 la editorial Icaria publicó “El incendio frío” y creo que apuntaba a esa misma idea que comentas.

    No, no es desde luego una tontería relacionar hambrunas con conflictos armados y la gestión política de la distrución de los alimentos.

    De cómo la llegada masiva de ayuda internacional que hunde los mercados locales de cereales hablamos otros día.

  4. Efectivamente, me refería al caso etíope. Lo interesante, para mí, es cómo en el mundo mediático y en la cultura popular se atribuye esas hambrunas criminales a un orden mundial injusto y, por supuesto, capitalista. Nunca se entra en discutir el empleo del corte de “las líneas de suministro” por parte de una acción canalla y virulenta contra los indefensos que agrava las causas de la escasez hasta hacerla una tragedia ciertamente indecente, inhumana y amiga del clamor y el ansia de venganza. Pareciera, y a lo mejor me equivoco, como si las propias organizaciones que protestan y articulan la conciencia de que el hambre existe – que la tragedia y la muerte innecesaria existen – no quisieran debatir las causas de la enormidad porque fuera más cómodo echarle la culpa a un comercio presuntamente injusto y no a quienes deliberadamente extorsionan a lo que no se pueden valer por sí mismos.

  5. Hace mucho tiempo que se dice, que jamás ha habido una hambruna en un país democrático. Esas cosas siempre ocurren en dictaduras. En La India hace unos años hubo unas malas cosechas de cebollas (alimento básico allí). Hubo una cierta efervescencia y algún tumulto. Pero a todo correr abrieron la mano a la importación de dicho producto y no hubo mayores problemas.

  6. Es curiosa como funciona la mente humana, en este caso las corrientes de pensamiento humano.

    No se puede defender la deslocalizacion a Africa de industrias deficitarias en Europa (como la alimenticia) sin ser acusado de neo-colonizador, exclavista, capitalista o directamente racista/facha.

    Ni se puede defender la supresion de las subvenciones agrarias europeas (que chupan como el 70% del presupuesto comunitario creo recordar) y la supresion de los aranceles a los productos del 3º mundo como la mejor manera de ayuda humanitaria sin ser tachado de lo mismo, y ademas de loco incendiario, destructor de pueblos indigenas (mejor muertos de hambre en chabolas, queda mejor la postal).

    Y en cambio si defiendes el envio de ropa, material escolar, alimentos y cualquier otro producto producido en la METROPOLI, eres un tio estupendo, concienciado, equitativo, justo, progresista, ecologista…..y encima ligas mas.

    Aunque a medio y largo plazo supone convertir toda Africa en un mercado cautivo de los productos europeos.

  7. Álvaro:.

    No se trata sólo de mercados cautivos. Se trata pura y simplemente de “dumping”. USAID y otras agencias gubernamentales compran grano a sus productores locales para entregarlos gratis en países como Somalia. La cuestión es que a lo mejor en la otra esquina de la propia Somalia o en los países limítrofes hay a la venta. Te terminas de cargar el tejido productivo y de distribución de una zona inundándolo de productos gratuitos.

  8. Eso es justo lo que aduce Al Shaabab para impedir la distribución de ayuda humanitaria: le quitas el trabajo a los agricultores. Si se mueren de hambre porque no ha llovido, es la voluntad de Alá. Mientras ellso cobran “aranceles” por quedarse con la ayuda de las ONGs y la ponene a la venta de estraperlo para financiar susu operaciones.

    La manera de acabar con el hambre en Africa es desplazar a los gobiernos coruptos y poner uan adminsitración europea durante 15 años, tiempo que se ha de aprovechar en eliminar la corrupción, prperara una genración que se no esté contaminada por las corruptelas para hacerse cargo del país e ir poniendo las bases materiales para el desarrollo (seguridad, infrestructura.

  9. “Ni se puede defender la supresion de las subvenciones agrarias europeas (que chupan como el 70% del presupuesto comunitario creo recordar) y la supresion de los aranceles a los productos del 3º mundo como la mejor manera de ayuda humanitaria sin ser tachado de lo mismo, y ademas de loco incendiario, destructor de pueblos indigenas”

    Las subvenciones a los productos del campo en lo s países del primer mundo se deben a la imposibilidad de hacer frente a todas las regulaciones que imponemos a los productores. Por ejemplo, en la UE los ganaderos ya gricultores españoles tienen que competir contra los marroquíes o palestinos que no tienen ninguna normativa sanitaria, ni sobre pesticidas, ni que pagar seguridad social o sueldos mínimos a sus trabajadores. Aún así temenos que invertir una millonada en “ayuda” al tercer mundo que va directamente a los bolsillos de los ladrones que gobiernan esos países y que nos restriegan por las narices la foto de los niños que ellos mismos matan de hambre. Y además de tanto en tanto les tenemos que mandar lso alimentos que no dejan producir en susu propios países…

    la solución al hambre es volver alas colonias: poner esos países bajo administraciones menos corrupstas y más eficaces durante 15 años ya provechar este tiempo para formar cuadros técnicos y políticos que no repitan la situación actual (y que no se fuguen a Europa en cuanto obtengan un título universitario pagado con el poco dinero que su país destina a formación). Hoy en día en países como Senegal o Uruguay, nadie trabaja: todos se las arreglan para venirse a Europa o vivir del dinero que les manda algún conocido que está aquí…

Los comentarios están cerrados.