Preguntas

Este blog se ha distinguido por su síndrome de voz que clama en el desierto. Mis dictámenes sobre los confictos en Iraq y Líbano, por ejemplo, fueron contracorriente de lo dicho en medios de comunicación y buena parte de la blogosfera. Pero hacer de Casandra tiene una ventaja. Los platos rotos los pagan otros.

Hoy traigo unas cuantas preguntas que se me acumulan. Y mi carencia de respuestas, a la par que veo que a mi alrededor nadie las tiene, me resulta cuanto menos “inquietante”.

  • ¿Qué pasará en Oriente Medio tras el fiasco de EE.UU. en Iraq? ¿Alguien se ha parado a pensar la que se nos avecina?
  • ¿Qué soluciones tiene Europa para convivir con el Islam más allá del chupimulticulturalismo o una nueva expulsión de los moriscos? No me convencen ni unos ni otros. Ni unos ni otros parecen saber de lo que hablan.
  • ¿Está al tanto la opinión pública española de lo que acontence en Afganistán, país donde tenemos tropas desplegadas en una misión cada vez más complicada?
  • ¿Cuántas personas son conscientes de la carencia de España de una cultura de “think tanks” privados en materia de seguridad, defensa y relaciones internacionales? Aquí somos cuatro gatos. Y ya nos vamos conociendo…
  • Ampliación de la UE, eje Euro-Atlántico, Oriente Medio, Asia-Pacífico.. ¿Cuántas personas miran y estudian nuestro flanco sur profundo?

9 thoughts on “Preguntas

  1. Me interesa en particular lo que comentas de los “think tanks”. En este país sólo tenemos ciertos amagos de ellos (FAES, por ejemplo, aunque no me gusten), y tienen además un sesgo político muy marcado. Es grave, en mi opinión, que no sea posible, para una persona de izquierdas o centro izquierda, tener una opinión sobre las Fuerzas Armadas, sobre la seguridad internacional, o sobre los conflictos del mundo moderno, que no vayan más allà de un pacifismo básico y reduccionista, y de un antiamericanismo bastante primitivo. Como “rojillo” siempre me he tenido que pelear con gente que se supone que comparte mis ideas básicas, por la simple cuestión de que tengo interés en temas militares y estratégicos. Simplemente ese interés, independientemente de las conclusiones a las que llegue, ya son anatema para mucha gente. Demonios, ni siquiera se puede decir “España” a veces sin ser reconvenido por algún iluminado. ¿Como podemos esperar que en España tengamos una cultura de seguridad y defensa, si la mitad (aproximadamente) del espectro político se niega en redondo a discutir siquiera de estos temas porque “son de fachas”, y la otra mitad del espectro acapara todo el debate por incomparecencia de sus rivales, lo cual contribuye a politizar y radicalizar el escaso análisis que se hace?

  2. Que lo de afganistan es un avispero lo lleva diciendo la izquierda desde hace tiempo. Yo personalmente nunca fui partidario de ir a afganistan de la forma que se fue. O se a va para desarmar a todas las facciones o no se va. Y como nadie está dispuesto a poner excesivos muertos pue así estamos. Pero todo esto da risa al lado del conflicto que se avecina y lo digo en serio. Dentro de 20 años nos reiremos de Iraq o afganistan. Este medio siglo de paz continua llega a su fin. Tiene que llegar por fuerza.

    En un mundo futuro de 10.000 millones de habitantes y creciendo. Con unos recursos naturales petróleo, alimentos agua… cada vez más escasos tenemos una peligrosa ecuación. Una tierra con cada vez menos capacidad de sustento y una población cada vez mayor y más exigente en sus necesidades. Esto nos lleva por fuerza al colapso social ya la guerra. Sobraran 5.000 milloners de habitantes. Así de claro. Y que no me vengan los futurólogos a decir que nos iremos a marte y todo eso. Si si algun día iremos pero antes toca pasar por el aro de la tercera guerra mundial. No es que lo desee… es que el ser humano es así de inútil.

    Solo china se ha preocupado del problema demográfico en serio (leyes del hijo único). Solo cuba se ha preocupado del problema energético en serio (leyes de obligatoriedad de uso de bombillas fluorescentes por poner un ejemplo).

    Ambas cosas deberían implantarse en nuestra sociedad. Pero claro esto choca con el mito de la sociedad libre que siempre funciona bien hasta la eternicdad nada más falso. SI la natalidad no es controlada la naturaleza lo controlará tarde o temprano. Si nuestro consumo creciente de energía y recursos no es recortado estatalmente mediante legislación dura y restrictiva tendremos un serio problema medioambiental y de carestía de recursos de aquí a menos de medio siglo.

    Es algo tan espantosamente evidente pero tan poco agradable para los políticos que lo seguirán escondiendo porque las medidas de corrección que habría que llevar a cabo son demasiado impopulares en una sociedad adormecida e ignorante de los problemas a los que va a tener que afrontar el mundo en un futuro muy cercano. Y el terrorismo, la inmigracion masiva… no son más que sintomas de un problema mucho mucho mayor. Se nos acabó la fiesta, estamo en el apogeo de nuestra civilización nunca nada volverá a ser igual… llega la hora del declive. Solo espero que de las cenizas de nuestro mundo surga uno que haya aprendido de nuestros errores. Aunque conociendo nuestra especie tengo serias dudas.

    Ahí queda dicho.

  3. Golias, no sólo estoy totalmente de acuerdo contigo, sino que además me siento tristemente identificado. Yo también me considero de izquierdas, y molesta en mi entorno que no comparta topicazos como el antiamericanismo irracional, o que el ejército español sea “facha” por definición.

    En cuanto estoy con otros izquierdistas y me muevo de la condena absoluta a los EEUU y la negación de todos los ejércitos, se me mira con sospecha.

    Hay un cierto utopismo, una actitud más estética que ideológica en la izquierda española que está haciendo muchísimo daño.

    Me reconforta un poco saber que no estoy solo.

    Un abrazo,

  4. ¡Hombre! Por fin encuentro un lugar común de personas razonablemente de “izquierdas” aunque el término quizás este más que sobrepasado en este milenio… Soy partidario de una redifinición del asunto… pero eso es otro cantar.

    Como militar y como persona con una clara ideología “de izquierdas” me identifico totalmente con aquellos que reciben un “fuegocruzado”, de una parte los “progresistas” que miran mal lo militar, cualquier comentario que hagas… de otra “la derechona” que solo mira un “rojo” en el ejército…

    Un ejemplo: en la reciente intervención del ejercito israelí en el Líbano, extremo que critiqué y critico, veía como las tropas de Hezbola lanzabas cohetes sobre población civil israelí sin ninguna denuncia internacional sobre el particular. Veía como en un ataque israelí se bombardeaba un edificio civil libanes y morían multitud de ñiños, un análisis más riguroso del asunto me llevó a la conclusión que Hezbola estaba lanzando sus cohetes desde edificaciones civiles y utilizada ñiños y mujeres como escudos humanos… estó lo comenté en algunas tertulias con gentes progresistas y recibí desprecio, desconfianza, algunas manos a la cabeza y el rumor de fondo “es un militar”.

    Ah pero llegó el Informe de Amnistía Internacional donde se hablaba de todo esto y más…

    Resumiendo un placer estar entre ustedes, y un saludo militar, que también indica cortesía y voluntad de servicio.

  5. Fuegocruzado, aunque este blog no es mío, lo leo con tanta frecuencia, que en la parte que me toca le doy la bienvenida.

    Totalmente de acuerdo en la cuestión de Líbano: parece que aquí en España tanto diestros como zurdos se libran de la pesada carga de pensar por sí mismos, simplemente asumiendo el topicazo que por adscripción ideológica se les supone. Así, los derechistas son de un pro-israelísmo tan reciente como incomprensible, que tiene su respuesta en un pro-palestinismo izquierdista igual de irracional. Y desde esas posiciones extremas se hacen análisis tan ridículos como maniqueos. El ejemplo que pone de Líbano es muy significativo.

    Reciba un cordial saludo de un “izquierdista” que respeta y admira los principios militares, y que no entiende por qué aquí en España se consideran de derechas.

  6. ¿Qué pasará en Oriente Medio tras el fiasco de EE.UU. en Iraq? ¿Alguien se ha parado a pensar la que se nos avecina?

    ¿Fiasco? ¿Qué fiasco? Pero si Iraq es hoy el país de la piruleta, con una democracia que sería la envidia de los antiguos atenienses… O algo así es lo que se me contesta cada vez que hago esa pregunta. Hay tanta obstinación con ello que hasta que el desastre no sea -todavía más- evidente pocas personas se plantearán en serio esas preguntas. Curiosamente ni siquiera la administración de Bush parece pensar demasiado en ellas; hay una cegera que asusta. ¿Cuántas veces hemos oído que el empeoramiento de la situación de Iraq es en realidad un signo positivo, que muestra la “desesperación de los terroristas”? Se trata de una lógica demente que afirma que cuanto más empeoren las cosas, mejor irán en el futuro…

    Todo esto no es nuevo, claro. Dicen que la historia se repite, y la situación en Iraq tiene desde luego similitudes inquietantes con la ocupación soviética de Afganistán o con la guerra francesa de Argelia. Los soviéticos insistían una y otra vez, incluso cuando sus tropas y las del gobierno comunista afgano habían perdido el control de la mayor parte del país, en que los muyahidín eran “vestigios de terrorismo”. Por supuesto, según ellos, la mayor parte de la población afgana apoyaba el “socialismo” apadrinado por Moscú, y no existía ninguna insurgencia popular contra el gobierno de Kabul sino una intervención de “mercenarios del imperialismo”; dicha intervención existía, naturalmente, igual que existen hoy algunos combatientes extranjeros en Iraq, pero esto no debería ocultar el hecho de que tanto la URSS en su día como EEUU hoy están haciendo frente a movimientos de resistencia nacionales -en Iraq resulta mucho más evidente que durante la yihad afgana, porque el apoyo que reciben los insurgentes iraquíes desde el exterior no es ni mucho menos comparable al que recibieron los muyahidín afganos durante los ochenta-.

    ¿Qué soluciones tiene Europa para convivir con el Islam más allá del chupimulticulturalismo o una nueva expulsión de los moriscos? No me convencen ni unos ni otros. Ni unos ni otros parecen saber de lo que hablan.

    Hmm, creo que el Islam va a ser al final una de las últimas cuestiones de las que preocuparse en Europa. Con Islam o sin él, parece que en Occidente estamos viviendo desde hace años un lento proceso de desintegración social. No sé si esa “crisis de valores” de la que tanto hablan, pero en nuestras colmenas urbanas la gente parece vivir cada vez más encerrada en sí misma, indiferente a todas esas cuestiones comunes que hacen funcionar una sociedad. Quizás exagero… Vivo en un pueblo pequeño y el choque cultural con la gran ciudad me parece cada vez más fuerte. Hay una mentalidad muy extendida de “más allá de mi coche todo importa tres leches” que no puede traer nada bueno. Joder, ya lo estamos viendo con los críos en las escuelas.

    Por eso creo que preocuparse por el Islam es algo anecdótico. Vivimos en un mundo cada vez más ficticio, en el que la fractura entre la realidad “oficial” y lo que realmente sucede en la calle se va haciendo progresivamente más amplia.

    ¿Está al tanto la opinión pública española de lo que acontence en Afganistán, país donde tenemos tropas desplegadas en una misión cada vez más complicada?

    No…

    Y la verdad, tiene mérito. Si en algo estaban de acuerdo la mayoría de los afganos, más allá de los rincones más recalcitrantes del cinturón pashtún, es en su rechazo a esa visión del Islam absurda y cerril que pregonaban los talibanes. Por eso sorprende que de un tiempo a esta parte éstos estén resurgiendo y ganando nuevos apoyos. No se me ocurre un ejemplo que ilustre mejor el fracaso estadounidense que este nuevo auge de los talibanes. Si ni siquiera han conseguido ganarse a los afganos, con lo fácil que probablemente lo tenían en un principio…

  7. Jota ese rencor hacia lo militar por parte de la izquierda es lógico si uno hecha mano de la historia. Verá que siempre que los militares han intervenido ha sido para aupar a las élites al poder por la fuerza. Con esos precedentes no es raro que haya recelos. LA historia de nuestras fuerzas armadas no es precisamente lo que se llama “honrosa”.

    Por lo que respecta a los famosos escudos humanos lo he dicho mil veces. Es una dialéctica que usan los israelíes. La han vuelto a usar con las mujeres esas que acudieron a tratar de ayudar a unos atrincherados en un bunker.

    Es lo de siempre. Nos quejamos de que lanzan los cohetes desde ciudades pero nadie piensa en que en la guerra asimétrica es precisamente esto. LA resistencia en iraq también es básciamente urbana. Nadie imaginaria a unos resistentes atacando en la llanura del desierto a un Abrahams no? Lo mismo con respecto a los israelíes. Si esperamos que los guerrilleros vayan a pecho descubierto correiendo por los prados y encarando los Merkava y convirtiéndose en blancos fáciles de la aviación israelí vamos listos. Esperen sentados. No señor. Por eso es torticero afirmar que hizbullah usó escudos humanos. Es un retorcimiento del lenguaje falaz que nos sirve como propaganda el bando israelí debidamente cocinado. De hecho Amnistía Internacional no justificó sino todo lo contrario esos actos de barbarie cometidos por el bando israelí. En ningún momento dijeron que usaran escudos humanos. Otra cosa es que dijesen que lanzavan los cohetes desde poblaciones civiles. Eso si pero que nos creemos que es hizbullah? Son gente que vive allí, padres de familia muchos de ellos que de la noche a la mañana pasan a la resistencia contra la invasión.

    A veces parece que no sabemos de lo que hablamos. La idea de unos guerrilleros lejos de sus casas lanzando sus cohetes en un descampado es surrealista. No hace falta ser muy ducho en estrategia militar para darse cuenta de algo así. Queda claro pues que se pueden criticar muchas cosas de hizbullah pero no el haber usado escudos humanos. Ellos combatieron desde donde pudieron y siempre que pudieron. Se defendían de un enemigo muy superior tecnológicamente hablando y por tanto no se puede pretender que salieran de la urbe.

    Así lo hizo el ejército rojo en satlingrado y así se seguira haciendo en la guerra asimétrica del siglo XXI

  8. Lancé estas preguntas al aire, para que quedaran como meras preguntas retóricas. Pero creo que resultará interesante debatirlas.

  9. El debate y la discusión siempre son interesantes. Lo que ya no es interesante es cuando queremos ganar el debate. Se debate para aprender, para convencer tal vez, pero no para ganar con el “argumento definitivo” (todo el mundo busca el “argumento definitivo”, la bomba atómica que nos permitirá ganar la discusión; por eso se cumple la Ley de Godwin).

Los comentarios están cerrados.