La información quiere ser libre

El caso Wanninkhof no se resolvió hasta que un “iluminado” de ¿la Policía Nacional o de la Guardia Civil? se le ocurrió hacer una consulta sobre unas huellas al otro cuerpo.

Hoy informa La SinRazón que “en un plazo de dos meses habrá resultados sobre la unificación de bases de datos [del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil]relativas a la voz, el ADN, explosivos etc.

Inquieta imaginar que haya tenido que suceder el 11-M para que a estas alturas a alguien se le ocurra centralizar las bases de datos paralelas y compartimentadas que mantenían los dos principales cuerpos de seguridad en España. E inquieta imaginar cuánto podría haberse evitado o cuántos crímenes podrían haber sido resueltos.

Con paso firme y resuelto pronto llegaremos en España al siglo XX.

[Esta entrada fue publicada originalmente en el blog Zoon Politikon de pitas.com]