De ayatolá del retroprogresismo a esbirro del imperio

La capacidad de gente aparentemente solvente en lo suyo de meterse en fregados ajenos y hacer el ridículo es inagotable. Alguien podría atribuirlo al tan español factor “cuñado”, pero repetidamente he visto a Bill Maher en su programa hacer bromas sobre el típico cuñado conservador que repite el argumentario de Fox News, así que debe ser un fenómeno internacional.

B3ifFYJCIAEEufy

Hace bastante tiempo, repasé aquí los argumentos de Vicenç Navarro, profesor de Ciencias Políticas y Sociales en la universidad Pompeu Fabra en Barcelona y de Políticas Públicas en la Johns Hopkins University en Baltimore (EE.UU.) sobre el derribo del vuelo MH17 de Malaysia Airlines sobre territorio ucraniano en poder del bando prorruso. El bueno profesor llegaba tarde y mal al debate, hablando de oídas con argumentos de segunda mano. Su artículo fue publicado el 30 de octubre de 2014, cuando el derribo se produjo el 17 de julio. Y su afirmación de que no hay vínculos entre Rusia y los prorrusos del Donbás ahora suena bastante risible.

A la fiesta se sumó el señor Óscar López Corral, autor del entretenido blog Marat, asaltar los cielos reproduciendo la información de la factoría Voltairenet sobre un supuesto militar ucraniano que contó que el avión de Malaysia Airlines, había sido derribado por un caza ucraniano. En los comentarios, Miguel Bernabe enlazaba al bulo ruso de que un satélite había captado un Sujoi Su-27 disparando un misil al Boeing 777 de Malaysia Airlines. El asunto se trataba de un corta y pega mal hecho. Los elementos de la foto no estaban a escala, el avión de pasajeros mostrado era un Boeing 767 (una imagen cortada del primer resultado que mostraba el buscador ruso Yandex cuando se buscaba “Boeing”) y la imagen del lugar estaba tomada del servicio de mapas del buscador ruso Yandex. Una chapuza colosal que expliqué aquí en mi blog. Antes de eso, el señor Óscar López Corral había reproducido también en su Marat, asaltar los cielos un artículo sobre la hipótesis de que el Boeing 777 de Malaysia Airlines  había sido derribado por error por las fuerzas ucranianas al ser confundido con el Ilyushin Il-96 en el que viaja habitualmente Vladimir Putin. Una teoría que alguien puso en circulación por el lejano parecido de los esquemas de pintura de ambos aviones y absolutamente intrascendente porque a 30.000 pies de altura no se aprecia desde el suelo, además de que la flota presidencia rusa llevaba meses sin sobrevolar Ucrania.

Así que imaginen la gracia que me hizo, mes y medio después de haber señalado la chapuza del montaje, encontrar que alguien ponía en circulación el bulo de la foto satélite. Dejé un comentario advirtiendo que todo era un bulo y hasta se lo advertí al señor Óscar López Corral por Twitter. Como no hay buena acción sin su castigo me bloqueó en Twitter, no sin antes escribir “Discúlpame q t bloquee tonto d los cojones al servicio del Imperio terrorista USA. Estarás orgulloso d q t paguen x esbirro”.

A pesar de la falta de afecto, yo he seguido leyendo el blog Marat, asaltar los cielos porque el señor Óscar López Corral, por lo menos, consigue ser divertido la mayoría de veces. Hace poco, abordó la presente crisis de refugiados sirios en Europa, logrando la proeza de no nombrar ni una vez a Bashar al-Assad. Una hazaña, a la altura de escribir sobre la Guerra Civil española y no mencionar a Franco. Llamé la atención sobre la extraña ausencia en “El nudo sirio”. Al señor Óscar López Corral parece que le ha molestado mucho que haya mencionado que ese es el nombre real del autor del blog Marat, asaltar los cielos. Y me ha dedicado una entrada.

[spoiler alert]

Dice el señor Óscar López Corral en su entrada de su blog Marat, asaltar los cielos que un servidor es nada menos que “mercenario militar de la CIA”. ¡Toma ya! Eso suena a que estuve trabajando para XPG con la SAD de la CIA  y el JSOC lanzando incursiones en la FATA en busca de HVT. Pero no lo puedo confirmar porque os tendría que matar a todos luego. Yo no sé cómo el señor Óscar López Corral ha llegado a esas conclusiones. ¿Debería buscar mi propio nombre en los documentos de Wikileaks?

Donde sí ha “investigado” el señor Óscar López Corral es la información que ofrezco aquí en mi propio blog. A eso se llama “Inteligencia de Fuentes Abiertas”, más conocida por sus siglas en inglés: OSINT. Destaca el señor Óscar López Corral en su entrada de su blog Marat, asaltar los cielos que hice un curso del UNISCI, un grupo de investigación de la Universidad Complutense de Madrid. Es un grupo dedicado a tareas mundanas como publicar una revista académica, que resulta ser una de las de mayor impacto en su campo en España. La página web del grupo está ahora caída porque en la Universidad Complutense llevan desde hace tiempo con cambios pero eso le lleva a sospechar al señor el señor Óscar López Corral de que UNISCI esconde algún oscuro secreto. Uff… Menos mal que hice el curso y a mí no me pasó nada.

A continuación hilvana el señor Óscar López Corral que si UNISCI tiene contactos con el Grupo de Estudios de Seguridad Internacional (GESI) y si el GESI tiene vínculos con la Universidad de Granada y si la Universidad de Granada tiene vínculos con el Ministerio de Defensa aquí hay gato encerrado. Yo lo que sé es que en Granada se ubica el Mando de Adiestramiento y Doctrina (MADOC) del Ejército de Tierra. La Universidad de Granada y el MADOC tienen un convenio de colaboración del que forma parte el Centro Mixto UGR-MADOC. Pero contado así no resulta tan inquietante como en las palabras del señor Óscar López Corral en su entrada de su blog Marat, asaltar los cielos:

[El GESI es] otra entidad vinculada a una universidad, la de Granada, pero con una relación aún más directa con militares y con el Ministerio de Defensa y ¡ojo! con el CNI (Centro Nacional de Inteligencia, los espías españoles). Es sabido desde hace mucho tiempo que los servicios secretos españoles, como los de otros muchos países occidentales, acaban en Langley (CIA). Hacer un curso del UNISCI no significa más que lo que significa –hacer un curso- pero conviene saber dónde y con quién se hace y estoy convencido de que el señor Pérez Triana lo sabe.

Lo que no entiendo es que el señor Óscar López Corral destaque que yo he escrito principalmente sobre áreas de interés para Estados Unidos (Iberoamérica, África Occidental, Oriente Medio, Europa del Este, etc.). La verdad, sea dicha, ¿qué región ahora mismo no es de interés para un país con proyección imperial como Estados Unidos?

Ya sé que hablar de dónde escribo en Internet es poca cosa al lado de desvelar mi pasado como contratista de los programas militares especiales de la CIA. Pero es algo que le ha llamado mucho la atención a Óscar López Corral. Por un lado, mis colaboraciones con Sesión de Control, donde llegué por invitación de su director Borja Ventura. Por otro lado, mis colaboraciones remuneradas con la revista ElMed.io, donde llegué por invitación de su director Mario Noya. Siempre he escrito lo que me ha dado la gana sobre lo que me ha dado la gana. Estoy seguro que Mario Noya se sorprendería de la distancia ideológica que nos separa. y tiene gracia cosas como que nunca me haya parado a pensar en la línea editorial de Sesión de Control. Nunca he escrito algo de lo que no estuviera convencido para tratar de encajar mejor en la línea editorial. Es más, estoy bastante orgulloso de artículos como Armas rusas para Al Assad y La emergencia de Emiratos.

Cuando pienso que en ElMed.io salió hace poco un texto de José María Aznar me da risa recordar que yo fui miembro fundador de DesiertosLejanos.com, página web de cuyos miembros dijo Federico Jiménez Losantos que estábamos a sueldo para insultar al Partido Popular. Me siento un infiltrado. Y así se cierra un círculo. En 2005 cuando critiqué en mi blog la deriva de la ocupación estadounidense en Iraq, un lector del blog me llamó “ayatolá del retroproguesismo”. Diez años después soy “esbirro del imperio” por criticar el papel del régimen de al-Assad y el papel de la Rusia de Putin en la guerra de Siria en artículos que alguien me ha remunerado. Lo que no sé es cómo se llama a alguien de izquierdas que defiende a al-Assad y Putin.

assad-salute

Algunas personas me han señalado que hay por ahí circulando noticias de que Henry Kissinger, Hillary Clinton y el general retirado Wesley Clark han dicho que las acciones de Estados Unidos han servido para fortalecer al Estado Islámico o directamente le proporcionó armas. Evidentemente, no es así. Trataré el tema muy pronto.