La factoría de bulos

El otro día me encontré que alguien había compartido en Menéame, una noticia del 15 de noviembre del canal público iraní en español HispanTV que “demostraba” el apoyo de Estados Unidos al Estado Islámico. La prueba en cuestión era un vídeo publicado en Liveleak donde se veía a un convoy de todoterrenos Toyota Land Cruiser HZJ79. Al final del vídeo aparecía un helicóptero que HispanTV identificó como un AH-64 Apache. No lo era. Era un Mil Mi-24, un helicóptero diseñado en la Unión Soviética con el que cuentan las fuerzas armadas de varios países árabes, desde Argelia a Iraq. El vídeo podría haber sido grabado en cualquier sitio porque los Toyota Land Cruiser HZJ79 abundan en el Norte de África y Oriente Medio.

Mi-24 ucranianos. Foto: Michael Esspe
Mi-24 ucranianos. Foto: Michael Esspe

Publiqué un tuit incluyendo el nombre de usuario de HispanTV, para que les llegara una notificación, comentando que les habían colado un bulo. No tuve respuesta. Y al rato alguien me comentó que había comprobado que los comentarios señalando el error en la página web de HispanTV eran borrados. La noticia fue hundida a negativos en Menéame, que a veces tiene estas cosas. Y me olvidé del asunto.

Al día siguiente me encontré una noticia con fecha del 16 de noviembre sobre el helicóptero de marras en la página web en español de Al Manar, el canal de TV de Hebzolá. Ofrecían la noticia “Helicóptero de EEUU visto dando protección a caravana del EI en Siria” sin el vídeo pero ilustrándolo con un montaje fotográfico algo cutre:

 helicoptero eeuu ei

Y entonces me encontré que la noticia ya circulaba por ahí. Estaba vez era el medio on-line Voltairenet, el que con fecha 16 de noviembre ofrecía en su edición francesa: “Un hélicoptère US escorte un convoi de Daesh”. Buscando en Google veo que la noticia salió en español con fecha del 15 de noviembre. Eso es, el mismo día que HispanTV. El cuerpo de la noticia dice:

Imágenes subidas a Internet muestran una caravana de unos 200 Toyotas Hilux del Emirato Islámico en Siria escoltada por un helicóptero militar Apache estadounidense.

Según un informe de este domingo de la agencia emiratí de noticias Hour News, como se ve en el video publicado hace una semana, el helicóptero estadounidense vuela a muy baja altura sobre la caravana, sin que ninguno de los vehículos del Emirato Islámico, equipados con armamento pesado, dispare contra el aparato.

No sé bien la secuencia de publicación. No sé qué medio recogió primero el vídeo publicado en Liveleak, pero la cuestión es que en 24 horas Voltairenet en francés, Voltairenet en español, HispanTV y Al Manar en español publicaron la misma noticia que no es más que un bulo.

Y cuando ya tenía claro que iba a publicar en el blog sobre el tema, un colega me pasó el enlace a una noticia de RussiaToday en árabe que muestra el vídeo publicado en Liveleak presentando lo que se ve como un helicóptero Apache estadounidense que escolta un convoy de todoterrenos Toyota del Estado Islámico. La fecha de publicación es del 13 de noviembre, así que es previa a las que había encontrado hasta aquel momento.

No es el primer bulo ruso o iraní sobre el apoyo de Estados Unidos al Estado Islámico que veo circulando en blogs, muros de Facebook y perfiles de Twitter españoles. Pero no me había molestado en documentar la propagación de uno de ellos desde medios de comunicación públicos rusos e iraníes, además de un medio de Hezbolá. Evidentemente comparten agenda política en Oriente Medio.

Sería divertido dedicarse a trazar la propagación de bulos como las supuestas revelaciones de los “papeles de Snowden” sobre el apoyo de EE.UU e Israel a ISIS que publicaron medios de propaganda prorrusos como Global Research para luego ser desmentidos por el abogado de Snowden. O ese scoop de la iraní Fars News sobre un coronel israelí capturado en Siria en las filas de ISIS. Pero lo que sí sería divertido es documentar la propagación de la propaganda rusa e iraníes entre medios, blogs, páginas de Facebook y perfiles de Twitter presuntamente críticos y alternativos en España. Por no hablar de las simpatías que despiertan las ideas de la ultraderecha francesa en la izquierda española en el contexto de la Nueva Guerra Fría. Ahí sí que nos echaríamos unas risas.