DIFAS 2017 en Tenerife

Por razones que ignoro en Tenerife se celebra el Día de las Fuerzas Armadas (DIFAS) más tarde que en la Península. No me quejo. Llevamos ya unos años que se monta una enorme exposición de material en Santa Cruz, muy lejos ya de aquellos tiempos de “niño, no se toca”. Al igual que el año pasado, este año me escapé el primer día para estar allí desde que se abría el recinto y librarme de las aglomeraciones de colegios y familias con niños. Es decir, voy para disfrutar yo como un crío sin molestias.

Me preguntaba qué podrían mostrar de novedad este año las fuerzas del Ejército de Tierra con base en Tenerife. Y tuvimos novedades, aunque fueran traídas algunas desde Gran Canaria. Este año tuvimos como novedad respecto al año pasado un BMR M1A1 (con cámara térmica), un RG-31 Mk.5E y un Lince. Y hasta disfruté la pasada de tres F-18 del Ala 46 de Gando en lo que fue un ensayo de un acto del día siguiente.

BMR M1A1 y RG-31 Mk.5E
Lince y VAMTAC con sistema CARDOM

De todo el personal militar que me brindó explicaciones quiero dar las gracias especialmente al sargento 1º del BZAP XVI que me enseñó las réplicas de artefactos explosivos que uno encuentra en Afganistán, al sargento del BHELCAN VI que me enseñó el manejo del helicóptero Super Puma, al tirador del RI 49 que me enseñó el material que emplea y al cabo que atendía la exposición del Museo Regional y que me dio una teórica de los lanzagranadas Instalaza M65 y C90.

Un servidor recordando las horas de vuelo en los simuladores de Microprose.

En este tipo de exposiciones el público disfruta haciéndose fotos subidos a los vehículos agarrando las armas de la torreta o haciéndose fotos con un casco puesto y arma en ristre. A mí me da siempre un poco de vergüenza hacer esas cosas por el respeto que le tengo a la profesión. Pero me sucedió el año pasado y este también que los militares están mentalizados que a eso es precisamente a lo que va el público y son ellos los que insisten. Vamos, que cualquiera le hubiera dicho que no a la cabo que me obligó a posar el año pasado con un Accuracy International AW. Así que ahí me tienen en la cabina del Super Puma con cara de sufrimiento. Ver materiales, como la máquina Enigma expuesta, me recordó que tengo una visita pendiente al Museo Militar Regional de Canarias en el Fuerte de Almeyda.

Máquina Enigma.