Rusia interviene en Siria para respaldar el régimen de Bashar al-Assad

El 12 de agosto la revista ElMed.io publicó mi artículo  “Armas rusas para al-Asad” donde llamaba la atención sobre cómo Rusia era el principal proveedor de armamento del régimen sirio. Escribí el artículo porque me parecía que era muy desconocido el papel del Kremlin en la guerra civil siria. No se trataba sólo de un asunto moral, el gobierno de Putin vendía armas a un gobierno que machaca su población, sino geopolítico. Era la prueba de la emergencia del eje Moscú-Damasco-Teherán en el contexto de la Nueva Guerra Fría. Sobra decir que recibí algún comentario sobre que hilaba muy fino.

El asunto subió de tono cuando se comprobó la llegada de nuevo armamento ruso (por ejemplo, blindados BTR-82A, y la posible presencia de instructores rusos en Siria. Así que la revista ElMed.io publicó el 15 de agosto un nuevo análisis mío titulado “Putin aumenta su apuesta en Siria”. Daba cuenta de la llegada de nuevos medios rusos y el despliegue de infantes de marina rusos en Siria. Mi análisis es que se trataba de una operación militar para apoyar al régimen tras los reveses militares en la provincia de Idlib que podían amenazar al feudo alawita de los al-Assad en la franja costera del país. Desde entonces los acontecimientos se han precipitado en Siria y cualquier análisis queda incompleto a las 24 horas.

CPfftAIWEAArbNv

El martes 29 de septiembre  publicaba “Apuntes sobre la presencia rusa en Siria” donde daba cuenta del despliegue de aviones rusos en Latakia y daba el contexto geopolítico del nuevo movimiento ruso en Siria. Al día siguiente, el miércoles 30 de septiembre, Cristina Casabón publicó en Baab Al Shams el artículo El Kremlin despliega diplomacia y fuerza en Siria. El artículo incluye algunos comentarios míos, citados por la autora, en los que señalaba que el sobrevuelo de drones rusos sobre ciertos territorios en manos de los rebeldes sirios nos permitía anticipar que la intervención rusa no iba dirigida contra el Estado Islámico. Y así fue. A las pocas horas de su publicación llegaron las primeras noticias de los bombardeos rusos sobre grupos rebeldes del Ejército Sirio Libre. La situación en Siria volvía a generar novedades. Kyle Orton en su blog The Syrian Intifada presentaba un análisis con los datos disponibles avanzado el día en Russia’s War For Assad, donde explicaba cómo la intervención rusa está encaminada a apuntalar al régimen de Bashar al-Assad y tiene poco que ver con la lucha contra el terrorismo. Así de loco está Oriente Medio. Tres análisis en 48 horas. Y los que vendrán.

[Actualización 5 octubre 2015]

También ha analizado la intervención rusa en Siria: Nicolás de Pedro en “Rusia, ¿solución o problema en Siria? para el diario El Mundo y el profesor Javier Jordán en “¿A qué se debe el incremento de fuerzas rusas en el avispero sirio?” publicado en el blog Mosaico del Grupo de Estudios en Seguridad Internacional.