El futuro de las relaciones internacionales en la Universidad Europea de Madrid

Para quien siga este blog desde hace mucho tiempo me habrá visto quejarme varias veces sobre la ausencia en España de expertos en asuntos internacionales y expertos en áreas regionales. Aquí una y aquí otra, por ejemplo.

Relaciones Internacionales era un perfil de especialización en Ciencia Política, con lo que su visión estatocéntrica ha llenado el campo de la seguridad y defensa de expertos en temas tan aburridos como el Eje Euroatlántico o la Política Europea de Seguridad y Defensa, además de quedar intelectualmente cegados para los fenómenos protagonizados por actores no estatales transnacionales. Quedó en España un enorme espacio abierto en el que aterrizaron especialistas procedentes de Filología, Historia Contemporánea o Ciencias de la Comunicación, montando los estropicios que aquí he disecccionado una y otra vez.

Pues se acabó el quejarse. El lunes 14 acudí al campus de la Universidad Europea de Madrid en Villaviciosa de Odón para dar una charla a los alumnos de la asignatura de Diferencias Culturales e Interculturalidad del Grado de Relaciones Internacionales. Y es que por fin existe Relaciones Internacionales como una carrera universitaria donde los alumnos, entre otras muchas cosas, oyen hablar de Diplomacia Pública, grupos de presión, procesos de integración regional y crimen organizado. ¡Hasta les hablan de la perspectiva etic y emic o de las comunidades imaginadas y reales!

La prueba de que estamos ante una nueva generación que promete fue la receptividad a las ideas de la charla, en la que hice una introducción al modelo de Guerras Posmodernas y adelanté ideas sobre redes distribuidas en conflictos. Los estudiantes hicieron luego preguntas bastantes interesantes. En muchos casos no pude dar respuestas cerradas y precisas porque la cuestión planteada era bastante compleja. Sé que no haría justicia si mencionara unas cuantas preguntas aquí y diera la impresión de que el resto no merecieron ser recordadas. Pero basta saber que terminé hablando al contestar preguntas de las diferentes lógicas posmoderna (África, Iberoamérica) y moderna (Asia Pacífico), de si tienen sentido los ejércitos convencionales en la era de las guerras posmodernas, de la carrera tecnológica en Internet entre Estados y actores no estatales, de fuentes de información, etc. Algunas preguntas tocaron temas de los que tengo pensado escribir artículos académicos y otras me dieron ideas para escribir en un futuro una entrada en este blog. Espero que ellos disfrutaran tanto como lo hice yo.

La invitación a dar la charla partió del profesor Jorge Jiménez, que es una personal malvada y sin corazón, me llevó de visita por el campus para que viera la instalaciones de la Universidad Europea de Madrid. Precisamente a mí, alguien que estudió en una facultad albergada en un lóbrego edificio de estilo brutalista. Acompañándole en aquellas instalaciones con medios de ensueño me entró la congoja existencial de pensar qué otra vida pudo ser posible si hubiera dispuesto tras la secundaria de los recursos, conocimientos y horizontes que los alumnos a los que hablé se les ofrece. La vida no dispone de opción Ctrl+Z. Y me he quedado pensando qué les diría a todos ellos con esas ganas mías de siempre de que al menos alguien aproveche las lecciones sacadas de todos mis errores. ¡Corred, insensatos!

Charla en el I.E.S. San Matías de Taco

Por invitación de su jefe de estudios, Alejandro González, hoy di una charla en el Instituto de Enseñanza Secundaria “San Matías” de Taco. Mi público fueron estudiantes de 1º de Bachillerato y conté la historia de la yihad global empezando los antecedentes en 1979 y terminando con el ataque del ejército mauritano en el interior de Malí el pasado mes de septiembre.

Después de haber hablado en una mesa redonda celebrada en el edificio del Senado o ante los oficiales del Tercio de Armada uno debería estar curado de espanto pero hablar ante adolescentes me tenía un tanto inquieto. Durante algo más de una hora intenté hacer lo que personas como Rafael Robles y Santiago Navajas hacen todos los días, que es tratar de despertar la curiosidad y el interés de los alumnos. Aunque fuese contando como a Charlie Wilson le pillaron en una fiesta con cocaína y prostitutas o que el chichón que tiene Aymán Al Zawahiri en la frente de tanto rezar se lo ha provocado por bruto.

Quizás porque el tema lo tengo masticado y porque la experiencia debe empezar a notarse la cosa salió más fluida de lo que pensaba. El público ayudó a ello. Y las preguntas del final no fueron triviales. Y pude disfrutar de hablar en público de las cosas que me gustan.