Año nuevo

Arranqué 2015 con alojamiento nuevo para el blog en WordPress.com tras un período provisional que se alargó más de la cuenta en un servidor de Versvs, al que sólo queda darle las gracias. Con el cambio he escogido una plantilla diferente en la que han desaparecido categorías, el archivo, mis publicaciones en Twitter y las publicaciones en FlancoSur.com Quizás cambie de nuevo la plantilla en un futuro si encuentro una que me permita recuperar esos elementos pero manteniendo un diseño donde las imágenes y el texto ocupen más espacio.

hwhJaKC

2014 fue un año raro. Dediqué más entradas del blog que nunca a temas que se alejan de mi idea original de Guerras Posmodernas, como la Nueva Guerra Fría. Creo que habrá que seguir hablando del tema. Y no porque la guerra en Ucrania no ha acabado o el petróleo sigue cayendo. Sino porque hay que trazar el mapa del bloque antioccidental y sus compañeros de viaje en Occidente junto con sus órganos de propaganda. Precisamente el conflicto de Ucrania ha llamado mi atención sobre el papel de los Estados en las Guerras Posmodernas tras una década pendiente de los actores no estatales. El uso de fuerzas especiales, ciberguerra, drones, propaganda y terceros en proxy wars configuran una forma de hacer la guerra que no  es convencional. Además, últimamente he acumulado lecturas sobre redes distribuidas y guerra en red, con lo que espero retomar uno de los grandes temas pendientes del blog.

2015 será un año con algunas novedades más. Me he propuesto apuntar un poco más alto con mis artículos. Mi primera propuesta para el Instituto Español de Estudios Estratégicos fue aceptada. Ahora toca terminar de escribirlo. En marzo de 2015 se cumple el 10º aniversario de aquella entrada de blog “Flanco Sur Profundo”. Supongo que debería hacer una puesta al día de la comunicación académica que presenté en Granada en 2008. En 2005 fue abrir camino y hoy será escribir sobre un tema del que todo el mundo está convencido. La pregunta es, ¿en qué áreas toca abrir camino a solas?