Tres años sin Jorge Aspizua

El 7 de junio de 2011 falleció Jorge Aspizua, el autor de La Harka de Aspizua. Jorge era ante todo para mí un amigo. Nos conocimos porque compartíamos intereses comunes y luego descubrimos que compartíamos una cierta forma de ver la vida. Creo que esto último es lo que más me hace echarle de menos.

La primera vez que me invitó a su oficina, descubrí que nuestras bibliotecas y hasta nuestras colecciones de música se parecían. Creo que fue aquel día cuando nos hicimos de verdad amigos, bebiendo juntos y escuchando a Yehudi Menuhin y Ravi Shankar.

Jorge le daba mucha importancia a la historia militar mientras yo estaba volcado en el futuro de la guerra. Con su blog y hablando con él aprendí a no reinventar la rueda, buscando en el pasado antecedentes, lecciones aprendidas y analogías que proyectaran luz sobre el presente. Jorge siempre enriquecía mi análisis de las cosas. Me pregunto a menudo “y de todo esto, ¿qué hubiera opinado Jorge?”. Otras veces, ante las cosas que pasan en España, pienso que Jorge tuvo la suerte de no pasar la vergüenza de verlas. Pero estoy seguro que habría merecido la pena escuchar su análisis de la actual crisis de Ucrania.

Se fue Pedro y se fue Jorge. Yo les echo bastante de menos.

2 thoughts on “Tres años sin Jorge Aspizua

  1. Fueron sus blogs, la Harka de Aspizúa y eltirador solitario, los que me introdujeron en todo este mundillo de la geopolítica y la tecnología militar. Eran sencillamente geniales, unos maestros. De hecho, gracias a Jorge conocí Guerras Posmodernas y Flanco Sur. Sí que se les añora. Valga como homenaje el que sigo teniendo en favoritos los enlaces a sus vitácoras, pese a que eltirador ya desapareció.
    Allá donde estén, un abrazo fuerte.

Los comentarios están cerrados.