La Flotilla hace aguas (I)

Estos días la II Flotilla a Gaza espera en puertos griegos la autorización del gobierno de ese país para partir. El objetivo de la Flotilla es entregar ayuda humanitaria a la población civil rompiendo el bloqueo a Gaza. Curiosamente nadie en la organización de la Flotilla parece haberse enterado que el bloqueo israelí a la Franja de Gaza ya no es efectivo desde que el gobierno egipcio abrió la frontera. Algo que tampoco parece ser de conocimiento general. El bloqueo a Gaza lo impusieron los gobiernos de Israel y Egipto conjuntamente pero las quejas y proclamas han ido siempre dirigidas hacia el lado que todos conocemos.

Así que en las actuales circunstancias si el verdadero objetivo de la Flotilla fuera asegurar la entrega de ayuda humanitaria habrían elegido como destino Egipto para desde allí llevarla por tierra a Gaza. La “opción terrestre” fue ofrecida por el anterior gobierno de Israel a la anterior Flotilla. En tal caso la ayuda hubiera sido descargada en un puerto israelí y desde allí transportada por carretera a Gaza como toda la ayuda humanitaria que Israel permite que entre en la Franja. Teniendo en cuenta que aquella primera flotilla transportaba material de construcción, mercancía que el gobierno de Israel impedía introducir e Gaza, hubiera supuesto una buena oportunidad de tener un show mediático con los activistas internacionales denunciando las restricciones impuestas. Pero sospecho que a pesar de todo se habría ofrecido una imagen demasiado colaborativa de las autoridades israelíes, que al fin y al cabo hasta permiten que los suministros y relevos de personal militar que Jordania envía por carretera al hospital de campaña desplegado en Gaza atraviesen regularmente su territorio.

La “opción terrestre” vía Egipto hubiera supuesto además un enorme ahorro porque nada impide contratar a cualquier naviera que viaje a Egipto el transporte de los container de 20 pies precisos para llevar la ayuda. Pero ante la negativa de ninguna naviera de alquilar sus barcos para viajar a Gaza se optó por comprarlos. Ese es un aspecto que desde el punto de vista de la ayuda humanitaria en la era de las flotillas y caravanas solidarias se pasa por alto. Si el puerto de Nuackhot en está conectado con Algeciras gracias a la naviera Maersk y con el puerto de Las Palmas gracias a la Naviera Armas, ¿qué sentido tenía montar en 2009 una caravana de camiones desde Barcelona para llegar hasta Mauritania atravesando la Penísula Ibérica, Marruecos y el Sáhara Occidental? No tiene sentido llamar “cooperantes” a los tres españoles que fueron secuestrados por Al Qaeda en el Magreb Islámico en 2009. Eran turistas con su chaleco de Coronel Tapiocca y cámara de fotos al cuello, dispuesto a vivir un safari aventura donde los pobres cumplen el papel de los animales de Masai Mara.

Los desproporcionados gastos en logística revelan siempre la verdadera naturaleza e intención de los organizadores. El presidente de la organización turca IHH declaró en mayo de 2010 que habían gastado 800.000 dólares en la compra del Mavi Marmara, un barco de pasajeros cuyo principal misión era transportar activistas y periodistas. ¿Cuánta ayuda humanitaria se podría haber comprado con lo que costó el barco? Me gustaría saber el valor de la ayuda transportada por el resto de barcos y hacer la comparación.

Tan escasa preocupación por reducir los gastos logísticos y maximizar la ayuda entregada junto con el completo desprecio a la realidad del bloqueo antes y después sólo puede significar que el verdadero objetivo de la Flotilla es político. No es una flotilla a favor de Gaza. Es una Flotilla contra Israel.

10 thoughts on “La Flotilla hace aguas (I)

  1. Es que es las dos cosas. Es a favor de Gaza y contra la política de Israel (no contra el país). Es que al mismo tiempo que se lleva la ayuda se denuncia el bloqueo del puerto de Gaza. A ver por qué si hay un puerto uno no puede llevar hasta ahí un barco, siempre que no lleve armas, lo que se soluciona con una simple inspección

  2. Durante la Guerra de las Malvinas los británicos establecieron una Zona de Exclusión Total en torno al archipiélago. Es típico de los conflictos bélicos. Lo recoge el derecho internacional. Y aunque ahora haya un alto el fuego tácito entre Hamás e Israel técnicamente es una situación de guerra.

  3. “Es típico de los conflictos bélicos”

    “técnicamente es una situación de guerra”

    Hombre, así es muy fácil. Pero también intelectualmente sonrojante y usted, por lo que he podido leer, de tonto no tiene un pelo. Más bien lo contrario.

    Saludos.

  4. No, para nada. Simplemente quería señalar que si partimos de esa premisa cualquier debate posterior es estéril. Gracias por contestar.

Los comentarios están cerrados.