Nostalgia de la pol�tica

Si uno sale a la calle reina casi la más absoluta normalidad. Las encuestas reflejan una horquilla en el que la intención de voto oscila sin que los crispantes Federicos hayan conseguido su objetivo de volver majareta a toda España. Bueno, a una parte sí.

Cuando en octubre de 2004 decidí dejar de hablar en mi blog de asuntos personales y pasarme a la política era de los convencidos de que Internet era un reflejo de la España real. Por aquellos entonces grupos y grupúsculos sin verdadero arraigo político en la sociedad española estaba sobrrepresentandos en la red. Son los riesgos de vivir volcado en la blogsfera. Uno cree que lo que aquí acontece es un reflejo de la España real. Luego sales a comprar al supermercado y te extraña no encontrar una muchedumbre con antorchas y horcas camino de la sede más cercana del PSOE.

Echo de menos hablar de política. No lo hago porque ya me falta tiempo para atender el blog como es debido para encima dedicarme a divagar sobre filosofía política y hablar de la realidad más allá del simplón “y tú más”. Así que prefiero recomendar blogs. Podría empezar por blogs que me resulten afines ideológicamente como el de Egócrata. Pero en estos tiempos que corren es mejor leer aquellos que nos permiten respirar aire fresco en este país. Con ustedes: Noches Confusas en el Siglo XXI y Libertad Dactilar.

3 thoughts on “Nostalgia de la pol�tica

  1. De la misma forma que otros ilustres mencionados y enlazados no puedo menos que sentirme honrado y decir, cínicamente por supuesto, que no es para tanto.

    Venga usted por su casa cuando quiera y deje, deje su poso y sus letras.

  2. Muy honrado con el enlace. La verdad es que intentar mantener la ecuanimidad en estos días es una labor difícil y poco grata. Los que no nos dejamos llevar por las mareas del “y tú más” sufrimos, por desgracia, las descalificaciones más variopintas por ambas partes. Encontrar quien te recomienda desde cualquier ideología es una de las pocas recompensas que obtienes y que te hace continuar en el objetivo de denunciar la irracionalidad

    Muchas gracias.

Los comentarios están cerrados.