Fin de semana de libros

Hace tiempo publiqué en este blog la lista de libros que componían mi biblioteca. Si partimos de la idea de que hablo para los cuatro gatos que en España entienden qué quieren decir las siglas RMA, CIMIC o 4GW. un blog como este debería acercar los temas de seguridad y defensa al público en general. Alguien me pedía hace poco que recomendara libros para profundizar los temas que aquí trato. Creo que es una buena idea.

Empezaré con un libro que aquí he nombrado y a cuyo presentación en España acudí el miércoles pasado. Se trata de “Ilícito”, cuyo autor es Moisés Naím. Tras pasar por el gobierno de Venezuela y el Banco Mundial, Naím es el actual director de la revista Foreign Policy. En España existe una edición en español que sale a la calle de mano de la Fundación para las Relaciones Internacionales y el Diálogo Exterior.

Ilícito de Moisés Naím“Ílicito” trata el tema del amplio mundo del tráfico ilegal: Armas, drogas, personas, bienes pirateados (desde música a bolsos de diseño), dinero negro, etc. Naím presenta todos estos fenómenos como distintas manifestaciones del “reverso tenebroso” de la globalización, y cómo unas y otras llegan a ser mercancías diferentes de las mismas redes. Leído desde España las referencias a la piratería de CDs musicales y DVDs genera suspicacia cuando se la quiere relacionar con las redes terroristas transnacionales. Los dueños de las marcas de lujo que venden bolsos de señora por más de 1.000 euros y cuyos diseños son pirateados con la misma calidad no generan mi simpatía. Como alguien apuntó en el debate que surgió tras la presentación del libro podemos debatir si estamos ante un fallo de los modelos de negocio de esas compañías. De hecho, el libro fue presentado en el Instituto de Empresa. Y aunque al principio me pareció un poco chocante y al llegar allí me sentí un marciano (era el único sin corbata o sin aspecto de estudiar un MBA), la charla de Naím me demostró lo interesante del enfoque empresarial. En sus palabras conseguir el diseño de un producto antes de que salga a la calle, conseguir que varias fábricas en China lo repliquen, trasladar los productos a Norteamérica, ponerlo a la venta por medio de inmigrantes irregulares que venden en las calles, gestionar los stocks, los pagos a los intermediarios, etc. es una “epoyeya gerencial”. Verlo todo como una cuestión empresarial lo aleja de los juicios de valor que empañan el análisis.

No he terminado de leer el libro, pero la charla de Naím me ha animado a avanzar por sus páginas con más rapidez. Por la charla y por vagar por las páginas que me faltan por leer sé que el autor hace énfasis en el carácter transnacional de estas redes que dejan en evidencia a los Estados-Nación y sus limitaciones. Los países tienen fronteras que limitan el ejercicio de su poder. Las redes trasnacionales no.

Quién quedó con ganas de más al leer mis aproximaciones al tráfico de armas y la emergencia de actores no estatales como amenazas a la seguridad ya tiene un buen libro para empezar.