No es lo mismo

Me resulta irónico que tras meses de escribir en este blog, dedicando el mayor tiempo a hablar de terrorismo y conflictos, haya sido una entrada sobre la degeneración de la etiqueta política «liberal» la que haya generado mayores picos de tráfico en mi blog.

Echándole un vistazo a las estadísticas podría pensar que sólo consigo muchas visitas precisamente cuando no hablo de los temas que me interesan. A excepción de esos momentos puntuales en los que la actualidad lanza al público a buscar en Internet. Como por ejemplo los días posteriores al 7-J londinense. Otro gran pico de tráfico se generó en los días que pasé en Eslovenia. Podría sacar la conclusión entonces de que mejor me dedico a hablar de otras cosas, pero los lectores que han llegado últimamente aquí parecen no irse. 😀

Además no recuerdo nada que haya escrito que llevara a tanta gente a citarme. En ciberpunk.net han sido David de Ugarte, Enrique Gómez, Sombra Digital, Netoratón, BurguerLiberal, Joseba y Stranulato. Fuera de ciberpunk.net tenemos por ejemplo a Enrique Castro y Libro de Notas. Hay algún ejemplo más, como el de aquel que pretendió hacerse el listo y sólo me dejo la duda de si era disléxico o víctima de la ESO porque parece que no entendió nada. (Yo me niego a reexplicarme. Le cedo la palabra a Manel.) Pero no fue el único despistado. Decía que todo esto me resultaba irónico porque me cuesta reconocerme en lo que supuestamente inspiré.

Allá por diciembre, cuando era joven e ingenuo, y desconocía que los Reyes Magos eran los padres, empecé una serie pendiente. Venía a decir que se equivocaban de cabo a rabo los que en el lado derecho de la blogsfera se dedicaban a teorizar sobre lo que es la Izquierda. Lo mismo metían a ZP y Stalin en el mismo saco, que colocaban a Hitler como tirano de izquierdas o hacían una definición de lo que se supone que es la Izquierda hecha a la medida como muñeco de trapo. Naveguen y verán como convierten al totalitarismo, estatismo, colectivismo, socialismo, marxismo, etc… en sinónimos de Izquierda.

El primer paso para deshacer el enredo fue aplicar un esquema bidimensional. Con ello conseguíamos colocar en su sitio a ZP, la CNT y Stalin por un lado. Y de paso a Hitler y la CDU. Pero la cosa no debía quedar ahí. Esperaba en algún futuro encontrar el tiempo para continuar la serie. Pero en aquel momento por simplicar obvié un paso importante: El eje horizontal Izquierda-Derecha quedó sobreentendido. Al fin y al cabo pretendía tener una vida más allá del blog. Pero si digo que era una tarea pendientes es porque soy de los que cree que ese eje no sólo sigue siendo existiendo sino que es fundamental. Y fundamental es tener claro por qué, y qué significa estar a este lado. Lo digo ahora que surge un agregador de blogs y un periódico digital progresistas (que es en España a la Izquierda lo que a la Derecha el liberalismo). Muevo la cabeza a un lado y a otro. No, no es esto, pienso. Incluso la definición de la Wikipedia me parece un puñado de ideas mal encaminadas.

Será mi (de)formación sociológica pero para mí es tan sencillo como entender que Izquierda y Derecha se diferencian porque entienden la estratificación de la estructura social de diferente forma. Ahora alguien me preguntará que defina estructura social (la Wikipedia en español, no ayuda nada). Simplificaré, otra vez, pidiéndoles que hablemos de desigualdad social. Posiblemente mis profes de la facultad me hubieran cateado por algo así, pero de momento nos vale. (Si pudieran leerse un libro que Vidal-Quadras publicó en 1997 adelantaríamos bastante para lo que vendrá más adelante).

Detrás de esas diferentes explicaciones, por supuesto, subyacen diferentes cosmovisiones. Y a partir de esas mismas explicaciones, también, arrancan diferentes propuestas de acción (o inacción). ¿Qué cuáles son cada una? Y más allá de las divagaciones utópicas, ¿qué hacemos ahora mismo con los islamistas en suelo europeo y en dónde metemos temas como el copyleft? Ya dije que me apetece tener vida propia, y no pasarme las próximas semanas encerrado en la biblioteca de la facultad de Ciencia Política y Sociología de la Complutense para luego escribir unos post kilométricos. A no ser claro, que algún think-tank me ayude a llegar a fin de mes. 😉

De momento sé que alguno dirá que el análisis de la realidad del no-sé-qué-ismo está totalmente desfasado. Que el PSOE ya no es obrero, y que el Partido Popular aquí o allá ha montado un Estado del Bienester a la noruega. Que los de la camiseta del Che son unos capullos (jo, qué novedad) y que ellos la única cosmovisión que tienen es la que alcanzan con una María que no es esta. Que algunos, como dijo Manel se han hecho liberales a base de leer prospectos de insecticidas, tratados de zoología en japonés o meditando sobre los numeritos que se mueven en la carta de ajuste; imposible que sea por haber accedido a vulgares manuales de liberalismo.

Que sí, que si los ejes puede que sean eternos los partidos se han movido. Pero eso no es nada nuevo. La solidaridad obrera brilló por su ausencia en la Europa del verano de 1914. El consenso de posguerra entre socialdemocracia y democracia cristina derivó hacia un modelo de partidos omnibus (¿quién se toma en serio los programas electorales?). Podríamos continuar con la asombrosas alianzas en tiempos de la Guerra Fría (EE.UU.+China apoyando la UNITA). Y tenemos a esos libelelos llamando «campeón de la libertad» a un tal Reagan que apoyó dictadores de Monrovia a Manila. O a Corea del Norte, último paraíso del proletariado.

Parece que echamos de menos una Arcadia feliz en la que todo estaba más claro. Y seguimos confundiendo llamarse de izquierdas con ser de izquierdas. Proclamarse marxista, con haber leído a Marx. Y leer a Marx con entender a Marx. Fumarse un canuto con saber hacer la «o» con un canuto. Que no es lo mismo. Es distinto. No sé si me explico

7 comentarios sobre “No es lo mismo

  1. Yo desde que ley que hay que boicotear Eroski me di cuenta que la gente no tiene una vision real de la realidad. Boicotear eroski, esq todavia flipo.

  2. Buenos días

    No se, estimado Lobo, leo su post y entro en un fenómeno

    de «Esto ya lo pase», y ahora recuerdo:

    IZQUIERDA Y DERECHA. COMO CONTARSELO A LOS NIÑOS.

    La mejor definición que yo he leído, de lo que es ser de derechas y de Izquierdas, la pueden ustedes leer en ese genio de la escritura, LaFontene.

    En particular en la fábula de la hormiga y de la cigarra.

    La hormiga, trabajadora, humilde, sociables, responsable, productiva, solidaria, preocupada por el fututo…La hormiga, es la derecha.

    La cigarra, ya saben…recuerdan la fábula, la cigarra es la izquierda, lo mejor que se puede decir de ella, es que es bailarina.

    Es fácil, verdad?. Todo el mundo lo puede entender, no?

    Este cuento, hoy diríamos que es un cuento con licencia copyflet, define a la perfección según mi punto de vista que es Izquierda y derecha.

    La hormiga, trabajadora, humilde, poco protestota, pagando sus impuestos, montando empresas, para el bien común, es la derecha.

    La cigarra, gandula, poca trabajadora, poco estudiosa, cantora, toda la vida achicharrando con su mensaje del bien común y su praxis de egoísmo. La cigarra es la izquierda

    ¿Verdad que no es tan difícil de entender?.

    Advierto, para ser honrado que este debate ya se dio, hace algún tiempo, y el resultado, bien podría inspirar una película Neo_Fellini. El debate se dio en uno de esos extraordinarios Foros que mantiene

    Don Jesús en todos los ámbitos de Internet, debatalia.com:

    http://debatalia.com/index.php?showtopic=15609&st=0

    Si ustedes leen los post que mandaron los autodenominados de izquierdas, es para partirse, al final unos reivindicaban ser hormigas y otros cigarras.

    Por cierto que he observado que el Fernando Berlin, «el niño de Don Jesús» en Internet, se ha federado en Ciberpunk.

    Amigos de Ciberpunk, el «ojo de Mordor» de Don Jesús, se ha fijado en Ciberpunk, ustedes verán, pero no dormiría yo tranquilo con ese ojo en mi nuca, aunque si el ojo de Don Jesús a través del Berlin se ha fijado en ustedes, es que son ustedes de su interés para su trituradora mediática,

    ¿ Puede querer Don Jesús comprar Ciberpunk?.

    Por cierto identificar la cigarra con la izquierda, con la izquierda Proislamica, es original de Oriana Fallalci, un servidor solo ha profundizado en el cuento de La Fontaine.

    Firmado: uno que sí hace Boicot a ErosKi, por financiar el terrorismo Batasuno

    Cordiales saludos

  3. Agradezco lo poco clarificador de tu analisis, porque en realidad, si hubieras optado por simplificaciones y redundancias no hubieras aportado gran cosa al debate.

    Vivimos en una sociedad compleja en la que el encaje de los ejes politicos no es sencillo, ya que la sociedad que los referenciaba sin duda ya no es la misma, ha cambiado , pero aun asi conceptos como derecha e izquierda siguen llenos de contenidos, nuevos y viejos contenidos que los llenan de nuevas dudas.

    Las banderas de la izquierda no pueden ser las mismas que las de la primera internacional, ni siquiera incluso las del congreso de Bad Godesberg del SPD , o las del 28 congreso del PSOE , pero si algo define a la izquierda es su voluntad de transformar la realidad ( no senor, la historia no se ha terminado , el progreso de las sociedades existe) y conseguir acercarnos a una modelo mas igualitario, mas libre y en la que la aportacion directa de los ciudadanos sea incluso diaria…..pero eso es tambien un valor de la izquierda, de mi izquierda, no de la que se le cayo encima el muro de berlin y a la que de paso, he de decirlo, tambien respeto, y tiene un papel en las democracias occidentales.

    Habra personas que caigan en las trampas que la derecha sigue poniendo en el camino , tratando de que la unica libertad en juego sea la de mercado ( en la que por cierto creo plenamente) , pero hay debates que no nos deben ser hurtados negando la mayor. No se han terminado ni las ideologias ni la historia, los ciudadanos individuales somos ahora el sujeto «revolucionario» de transformacion politica.

    Me hace gracia el nuevo imaginario estetico de un liberalismo europeo conservador ( porque en EEUU el concepto «liberal» define exactamente lo que aqui llamamos «socialdemocracia» , al estilo de john Rawls) que trata de generar cliches casposos sobre el concepto «progresismo» asociandolo a dos imagenes , la primera la del dogmatico y encorbatado miembro del politburo del PCUS y otra , la del progre setentero criado a base de tapas de libro de Marta Mannecker…

    Pues bien , si me decidiera a jugar ese juego tramposo podria definir como» liberal» a un tipo de empolvada peluca que esnifa rape en su blub y parte hacia al cottage el fin de semana.

    Pues bien, como dice Lobo…no es lo mismo.

  4. Querido Lobo. Debe ser tu destino verte reflejado en espejos de feria, de los que deforman tu imagen, tus ideas y hasta lo que has escrito. Piensa tal vez que tu piensas multidimensional y ellos mas bien lineal, (de linea cortita, vamos).

  5. Es paradójico oir la defensa que aqui se hace del modelo de trabajo protestante a través del cuento moralista, sobre todo de boca de un liberal, que no se dio cuenta de que este cuento es en realidad una apología de la planificación y del encuadramiento, es decir, una semilla de totalitarismo.

    El arquetipo de la hormiga trabajadora es la antítesis del individuo, pues simboliza al animal gregario, al títere que toma sentido como parte de su comunidad y que carece de atributos propios.

    Es típico en la simbología de las ideologías comunitaristas el recurso a la abeja o a la hormiga como modelo a seguir para integrarse en la sociedad de forma eficaz. También es un embrión de totalitarismo, por cuanto dota a la sociedad en conjunto, bajo la metáfora de la «colmena» de una personalidad propia superior a la individual, lo que venía siendo llamado por los modernos liberales «colectivismo».

    Al contrario, la cigarra hace gala de su individualismo, especialmente al no dejarse aconsejar, y se muestra como un ser «desencuadrado» o no integrado, portador de las características que la «colmena» considera indecentes.

    Finalmente el cuento, desde un determinismo poco fundado y marcadamente intencional, invoca al «dios castigo», como afirmación de los valores de la planificación, la integración y la preponderancia del animal social sobre el individualista, llevando a morir a la cigarra a manos de sus propios «vicios».

    Sin quererlo el librepensador quiere llevarnos a la «colmena», a los grandes números, a morir por la nación… todo ello mas bién antiliberal y muy colectivista (y ungido y demás retahila), o sino nos queda la muerte y el desprecio de los «colmenares».

    Parece ser que realmente la hormiga si representaría a cierta derecha, pero no precisamente a la liberal.

  6. # Librepensador:

    Podría añadir muchos adjetivos a esa definición de Izquierda-Derecha, pero ella misma es un fiel reflejo de la visón del mundo de la derecha. No es que vea mucho cine español (más bien casi nada), pero me viene al pelo una escena de «Los lunes al sol». El personaje que interpreta Javier Bardem le lee la fábula de la Cigarra y la Hormiga a un niño. Y se cabrea con el final: «Lo que que aquí no cuentan es por qué unos nacen cigarra y otros hormigas». Es algo que pretende argumentar en un futuro. Dame tiempo.

    Pero fíjate que tú mismo me hablas de personas: «La Izquierda es alguien que actúa de tal manera». Y yo precisamente quiero superar eso de fijarme en lo que hacen las personas. Yo quiero hablar de teoría política. De ideas. De mapas ideológicos para guiarme precisamente porque los partidos, los movimientos y las personas que se dicen de izquierda no me generan confianza.

    La discusión del foro que enlazas me parece más de lo mismo. Adolescentes o postadolescentes tirándose los trastos al a cabeza, pero con muy poca miga. Es lo que me pasa por mi (de)formación académica. Me parece que parece que para ser de izquierdas hay que tener alguna noción de teoría sociológica, de la misma manera que para ser liberal hay que tener cierta noción de teoría económica.

    Evidentemente con lo escrito aquí no pretendía dar todas las respuestas. Pero necesitaba adelantar algunas ideas, antes de abordar el tema con profundidad. (Ya he empezado a leer «Historia de las Ideas Políticas» de Touchard. Y lo que me queda).

    Bueno, en cuanto a Jesús del Gran Poder como paga religiosamente todos aquí loando a ZP. ¿No has visto lo mucho que hablo bien de su gobierno?

    # Alberto:

    No me quejo. Si alguno a partir de alguna idea que yo lance pero que malinterprete, llega a ideas mucho mejores y más brillantes que las mías me alegraré. Pero a veces me pregunto si no consigo explicarme o por ahí fuera tienen muy poco interés en hacerlo. Véase aquella cachonda parodia de la «Teoría de las Tías Buenas en los Movimientos Sociales», que un listo la entendió al revés y terminó llamándome nazi. X-D

    #Tynwald:

    La verdad, no lo había pensado así. Pero hay que ver el ojo que hay que tener con las fábulas. Parece que Libre Pensador tiene en mente al hippijo niño de papá viviendo del cuento o al liberado del sindicato cuando piensa en la izquierda. Pero, ¿no podría ser la cigarra un hijo de empresario vividor del cuento, y la hormiga una esforzada proletaria currando para sacar a su familia?

  7. De hecho es así, lo que pretendía hacer notar es que la interpretación del librepensador era propaganda reversible, precisamente por la «simplicidad» con la que la planteaba, porque un orden tan simple raramente será adecuado para la realidad.

    Mas allá de eso, yo creo que las fábulas tiene una clara intencionalidad doctrinal y en el caso de esta, me parece que se trata de la salvaguarda del «orden moral» inculcando la conveniencia del trabajo concreto contra el arte o la especulación filosófica que son mas improductivos a medio plazo.

    Y desde esa valoración se puede llegar, dejandose llevar un poco, al «muerte a la inteligencia» de Astray, aplicable a los intelectuales que no nos gustan, o a tragar con teorías infumables si las dice un señor con muchos títulos (lo que supondría, por tradición, que es muy «currante»).

    Sea lo que sea, todos estos «modelos ideológicos» no dejan de ser recursos para comprender la vida sin tener que pensar a cada momento. Pero son peligrosos y además tienen fecha de caducidad.

Los comentarios están cerrados.

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: