Guerras posmodernas: El nombre de la cosa

Los más sagaces lectores de mi blog se habrán dado cuenta. He cambiado el nombre. Hace poco me comentaba una lectora que le había llamado la atención cómo al buscar “Lobo Estepario” en Google los primeros resultados de la búsqueda eran blogs. La obra del bueno de Herman Hesse quedaba relegada a un segundo plano. Según ella, además, la mayoría de esos blogs hubieran producido rechazo en Harry Haller. En mi caso el título tenía sentido porque cuando comencé mi blog allá por el 29 de febrero de 2004 me limitaba a soltar mis soliloquios de forma anónima. Después de aquel artículo de Fernando Berlín que yo interpreté como una llamada a la acción me dediqué a hablar de todo menos de mí mismo. El siguiente paso fue federar mi blog con ciberpunk.net. Su crecimiento y mi nuevo blog me llevó a especializarme y buscar mi propio nicho de la cadena alimentaria de información.

A cada paso llamarse “El Lobo Estepario” tenía menos sentido. Y a cada paso tenía más claro mi interés por reflexionar sobre la transformación de los conflictos armados en el mundo actual. Una reflexión que pretendo articular de forma coherente en un futuro próximo. Mientras tanto, aquí irán encontrando piezas sueltas de ese puzzle que estoy montando en mi cabeza.

¿Y por qué “Guerras Posmodernas”? Hay toda una ensalada de términos y conceptos: Revolución de los Asuntos Militares, Guerra en Red, Ciberguerra, Guerras de 4ª Generación, Nuevas Guerras, Guerras Asimétricas, Guerras de Información, Guerras de la Tercera Ola y añado etcétera porque seguro me he dejado alguna en el tintero. Pero creo que ninguno de estos término recoge todos los aspectos de los cambios que están sucediendo. No todas las guerras futuras tendrán lugar en Internet o implicarán el uso de nuevas tecnología. La realidad es más confusa. De ahí que considere que asistimos a la superación de un modelo particular de guerra, la guerra moderna, cuyo arranque histórico no hay que fechar en la Guerra Fría, sino un poco más atrás. En el Renacimiento, nada menos. ¿A dónde nos lleva todo esto? Lo iremos descubriendo. Comienza el viaje.

15 thoughts on “Guerras posmodernas: El nombre de la cosa

  1. ¿hablas en tercera persona o das un trato de usted a tus lectores?

    será cosa de riqueza lingüística y ya está.

    pues sí, lo había notado. y también llegué sola a la razón, antes de leer tus explicaciones.

    la evolución del blog habla por sí misma.

    de cualquier forma: ya me he abrochado el cinturón.

    endavant!

  2. Hablo de usted con mis lectores. Soy una persona educada, además de ser lo habitual allí de donde vengo y que nunca menciono. 😉

  3. Buenas noches

    Ninguno de los terminos que usted cita es sinonimo de otro

    Revolución de los Asuntos Militares, Guerra en Red, Ciberguerra, Guerras de 4ª Generación, Nuevas Guerras, Guerras Asimétricas, Guerras de Información, Guerras de la Tercera Ola, son conceptos diferentes.

    Personalmete opino que guerras postmodernas, es una definición “tonta”, a lo culturilla Mecano.

    Le leere con atención.

    Aprovecho para felicitarle por su post de guerras y guerreros de la información http://lobo.lamatriz.org/?p=41

    Especialmente por el enlace al artista de los grafos.

    Una sola sugrencia, si va a hablar sobre estos conceptos, la geografia es importante.

    Seguro que será un debate interesante.

    Reciba un cordial saludo de uno que lee, entre otros http://www.libertaddigital.es, y que tiene correo, entre otros alojado en libertad digital, y que no suele insultar a los “otros”, por el correo que usa, o por el nick que utiliza

    No libelo digital, es por si esta ustes confundido.

  4. Juraría que lo he explicado…

    Se han acuñado muchos términos que se refieren a la transformación de la guerra en los últimos 15 años. Algunos se solapan y otros se refieren a fenómenos totalmente diferentes (p.e. RMA y “nuevas guerras”). De tal manera unos hacen referencia a aspectos muy concretos y se dejan aspectos fuera (p.e. “Guerras de la Tercera Ola” que hace referencia al cambio tecnológico y se deja fuera a lo que Mary Kaldor llama “Nuevas Guerras”). Es decir nuncha he creído ni he dado a entender que fueran sinónimos.

    “Guerras posmodernas” lo usé como título provisional cuando esbocé el proyecto de lo que pienso escribir (eso me recuerda que tengo que terminar la 4ª versión de la presentación del proyecto). No se me ocurrió nada mejor. Pero el día que esboce lo que yo creo que las actuales guerras vienen a superar se entenderá mejor. Lo poshmoderno me repatea. Pero por una vez cree se puede encajar. Si alguien me propone un título mejor y no me piensa cobrar por la idea, encantado de tomarla…

  5. Me falta guerras no trinitarias, aunque, dado el palabro, es comprensible.

    Por otra parte el término guerra posmoderna, aunque evocador de corrientes que no vienen al caso, me parece ajustado. Más que nada por referirse a la rotura del medio en el que la guerra moderna se desenvuelve (Estado, ejército, pueblo: la trinidad mentada). Que luego los prejuicios de cada uno le hagan rechazar más o menos el término “posmoderno” aun cuando es aplicado de forma razonable ya es cosa suya.

  6. Eh, Lobo, ¿ y la generalización de la función “humanitaria” de los ejércitos dónde la encasillamos? ¿En una especie de “guerras ultramodernas” a lo José Antonio Marina? ¿Crees que lo humanitario es un arma de “engaño masivo”?

  7. Aparte de las “guerras no trinitarias” de Martin Van Creveld, me había olvidado “Network Centric Warfare” del ejército estadounidense.

    Las misiones de paz son un ejemplo típico. Una organización supranacional (ONU, UE, etc.) forma una coalición para repartir hostias y magdalenas en una guerra donde suelen haber varias facciones subestatales en un estado en descomposición…

    Y sigue siendo Lobo…

  8. Muy buenas.

    Tal como yo lo veo:

    Guerra en Red: Guerra cuyo objetivo es destruir las redes de supervivencia del enemigo. Siempre ha existido. Lo novedoso, es que ahora hay muchas más redes de supervivencia que antes, y lo más novedoso es que están absolutamente Interconectadas. Hace un siglo por ejemplo no podías atacar un nodo y cuyo resultado fuera dejar al enemigo sin agua y Luz, hoy si. Lo novedoso es la interconexión, que permite atacar de forma ubicua, en cualquier lugar, a todas las redes interconectadas.

    Ciberguerra: El uso de los ordenadores en la guerra. Quizás exagerada, yo opino como el Teniente Coronel que meses antes del 11S, escribió en : Ningún ordenador puede contra una bayoneta en un campo de batalla. Lo novedoso de la ciberuela es que también son ubicuas.

    Nuevas Guerras = termino tonto que usan los políticos de café y los tertulianos de Prisa_Landia.

    Guerras de Información. Término que no dice nada nuevo, esencialmente la vida y la guerra siempre ha sido la lucha por la información.

    Guerras de tercera Ola. Son las guerras en las que se usará tecnología punta, por ejemplo en un campo de batalla donde lances bacterias que se coman el metal para atacar un blindado. Donde uses nanotecnología, bioquímica, física mediante pulsos electromagnéticos..etc. No es una definición que caracterice a la guerra, sino que hace referencia a la tecnología que usa. En su tiempo el uso de la honda por los indígenas de Mallorca y el hundimiento de la flora, la primera Romana que intento la invasión, sería calificado de tercera Ola. Tercera Ola = uso de nuevas tecnologías en la guerra. Por ejemplo los Robots que esta usando USA en la guerra de Iraq.

    Guerras Asimétricas: la guerra de David contra Goliat, nada nuevo bajo el sol. Su versión moderna fue inventada por los españoles, cuando en España había españoles, para liberarnos de la invasión y genocidio de la Francia Ilustrada y “Moderna”, de la que descienden los votantes de la izquierda hoy.

    Guerras de 4ª Generación: Concepto político de la guerra. Es una vuelta a la guerra de clanes contra estados o contra clanes, en la vuelta a la guerra antes, y como se producían las guerras antes de la firma del tratado de paz de Westfalia, que acabó con la guerra de los 30 años. Tiene esencialmente que ver con la destrucción del estado. Los ciudadanos que nutren las divisiones en G4 han cedido su fidelidad a su clan, a su cuadrilla, y se la han retirado al estado. Nunca morirían por el estado pero sí por su religión o su cuadrilla. Hoy España es el ejemplo de un país sometido a una guerra de cuarta generación doble, por un lado el Islam Yihadista para recuperar Al-Andalsu, por otra parte elementos indígenas que quieren destruir el estado y la nación española. Personalmente opino que ambas fuerzas que usan G4 para destruir el estado por diferentes motivos, el Islam de la Yihad y el independentismo indígena colaboran en ese fin común.

    Ahora bien esto no quiere decir que el Islam use solo G4, el Islam Yihadista usa G4 en Occidente, donde no tiene el estado, pero donde tiene el estado, en Sudán, Nigeria..usa las técnicas medievales de guerra-saqueo-violación, las técnicas empleadas desde la conquista de la Meca por Mahoma, hasta el genocidio de los Armenios por los turcos, la geografía si importa

    Por cierto los estupidos, supportes marxitas_stalinisats de la dictadura chavista confunden guerars asimetricas con G4, la web esta llena de estos articulos chavistas, ver red roja.

    La idea de que USa ataca con G4, a Cahaves es absurda, pero identificar la guerra asimetrica con G4, es de rojo iletrado, o cuando menos, si el que lo hace tiene DNI Español, de dagnificado de la LOGSE.

    Lo novedoso en estas guerras son tres conceptos:

    Deslocalización y ubicuidad.

    No linealidad, causas muy próximas producirán efectos infinitamente diferentes.

    Desorden , entropía. El atacdo confudira y no distinguira enemigo de amigo.

    Cambio del escenario del campo de batalla, en Occidente, lo importante no es el territorio, lo importante es la sociedad, atacada, su sometimiento al atacante, y la desconexión de los nodos de la sociedad atacada y su sustitución por la red de los nodos conectados de la sociedad inmigrante, musulmán., en este caso, que ocupa el espacio social que ocupa la red de la cultura-sociedad atacada. En este nuevo escenario la conquista no es dle territorio, es la conquista de los medios. Conquista los mediso, y tus masas inmigratorias conquistarán el territorio.

    Estas características, podrían englobarse bajo el nombre, por ejemplo de:

    Guerras deslocalizadas no lineales en red.

    Pero un nombre más corto, les haría más justicia.

    “Las Guerras del Memex”.

    Por cierto es gratis un servidor defiende el conocimiento libre, y la libre difusión de ideas, y la reacción de los ciudadanos de España y Occidente por defenderse contra la invasión. Una cosa es segura el esatado en crisis no te va a defender.

    Saludos

  9. Unos apuntes rápidos.

    “Nuevas Guerras” no es un término tonto usado por los políticos o por PRISA. Es más, juraría que jamás lo he leído fuera de los círculos académicos. Siendo poco estrictos sería un equivalente al concepto “Guerras de Cuarta Generación”. Sólo que la perspectiva de Kaldor era la de una académica implicada en el trabajo de organizaciones humanitarias internacionales y el concepto 4GW parte de la perspectiva de las ff.aa. estadounidenses. Es decir Kaldor trata de estudiar todo lo que pasa por ahí, mientras los estudiosos de la 4GW piensan en términos “¿cómo intervenir en estos conflictos?” “¿cómo se comportarán nuestros enemigos?”

    Ciertamente la presencia de la información en la guerra es más viejo que andar con las piernas. Pero el concepto de “Information Warfare” e “Information Operations” hoy en día se refiere a algo muy concreto que en los tiempos de Sun Zi no existían: Las redes informáticas y los medios de comunicación. Sobre lo primero recomiendo el libro “Black Ice” publicado en España por McGraw Hill y del que David de Ugarte y yo mismo hemos hablado. Sobre lo segundo recomiendo un artículo publicado por un conocido mío hace no mucho en la revista Fuerza Naval sobre las maniobras de la OTAN “Loyal Mariner 05”.

    La última frase lo dice todo: “El estado en crisis no te va a defender”. Por ahí apunta Martin Van Creveld, Robert D. Kaplan y otros. Fuera de las “murallas de Roma” hablamos de la fragilidad de los estados o directamente su desmoronamiento y los actores privados (terroristas, piratas, mafias, maras, etc.)…

  10. jclavijo: ¿Crees que lo humanitario es un arma de “engaño masivo”?

    yo no lo “creo”: estoy convencida. sí.

    lobo: repartir hostias y magdalenas en una guerra donde suelen haber varias facciones subestatales en un estado en descomposición…

    lobo, ¿y si estiras los puntos suspensivos? te lo agradecería.

    (aunque sea en unos “apuntes rápidos”)

  11. Muy buenas.

    Todo lo esencial sobre la guerra, es mi opinión, se encuentra en el Sun Tzu.

    Y me he convencido, cuando para ilustrar un trabajo que verá su publicación dentro de muy poco, me propuse buscar las referencias más antiguas que pudiera encontrar a las guerras de Red y las Guerras de Cuarta Generación.

    Hasta ahora, esas referencias históricas tempranas las he encontrado, precisamente en el Sun Tzu. No es de extrañar 5000 años de historia y civilización nos contemplan.

    Referencia a las guerras de Red:

    “…Existen cinco clases de agentes secretos que se pueden utilizar: los agentes indígenas, los interiores, los dobles, los liquidables y los agentes flotantes. Cuando estos cinco tipos de agentes están actuando simultáneamente sin que nadie conozca sus procedimientos se les llama “La Divina Red” y constituyen el tesoro más preciado de un soberano…”

    Sun Tzu. “El arte de la guerra” ( Siglo V AC)

    Las guerras de red, siempre han existido y los ordenadores, los medios electrónicos y digitales no son lo que las caracteriza, solo son un nuevo maquillaje.

    Referencia a las Guerras de Cuarta Generación.

    “…De esta forma los que son expertos en el arte de la guerra someten al ejército enemigo sin combate. Toman las ciudades sin efectuar el asalto y derrocan un Estado sin operaciones prolongadas…”

    Sun Tzu. “El arte de la guerra” ( Siglo V AC)

    Sobre el tipo de guerra contra el que nos enfrentamos en Occidente, y el error de pensar que la tecnología, nos protege, la mejor cita que he encontrado es la de un oficial español, el Teniente Coronel del ejercito del Aire: Carlos Mestre Barea, que publicó en la Revista de Aeronáutica y Astronáutica, de ABRIL de 2001, meses antes del 11S, un artículo con el titulo:

    ¿Por qué perdimos la Guerra de 2.014?

    http://www.personal.able.es/cm.perez/2014.htm

    Del que he entresacado lo siguiente, para mostrar que lo esencial de esta guerra no son los ordenatas ni la tecnología.

    “…Nuestra estrategia fue hacer una guerra tan psicológicamente costosa para los ciudadanos occidentales que sus gobiernos perdieran la voluntad de vencer […] Para hacer eso, por supuesto que no nos considerábamos obligados a seguir las decadentes y restrictivas ideas occidentales sobre legalidad y moralidad. Lo que ellos llaman ‘Leyes de la Guerra’ o ‘Derecho Humanitario de los Conflictos Armados’ fue concebido para mantener a nuestra gente en la opresión desde la I Guerra Mundial. […].De los muchos errores que los occidentales cometieron algunos se hicieron claramente evidentes a lo largo de nuestra contienda; por ejemplo: asumieron como hecho incuestionable el que la ‘revolución tecnológica’ sólo favorecería a las naciones avanzadas; no consideraron que otros países con valores y filosofías completamente diferentes a las occidentales también podían vencer en una guerra de la era de la información. A pesar de lo que muchos expertos en estrategia habían pronosticado durante los años 90s, la ciber-ciencia no puede eliminar la crueldad inherente a los conflictos entre seres humanos. Le enseñamos a los occidentales que ningún ordenador puede enfrentarse en el campo de batalla a una simple bayoneta empuñada por un fanático. […]

    Carlos Mestre Barea

    Por otra parte, da la casualidad de que estoy leyendo, en paralelo, con otros textos, el libro de Black Ice” publicado en España por McGraw Hill, desde hace dos semanas, encontre por casualidad el libro en una librería, que coincidencias!. Y no solo es esa la casualidad, dentro del libro encontré otra, es cierto que “el mundo es un pañuelo”, “It is a small world”

    Pero bueno a lo que quería decir:

    Precisamente en este magnifico libro, se incide en que visualizar el ciberterrorismo como guerra de hackeadores de salón es un error.

    El peligro máximo viene a decir el autor, es que el enemigo, el Islam Yihadista” identifique nuestros nodos de grado máximo, y los ataque físicamente, o con pulsos electromagnéticos, con bombas o con guerra bacteriológica, química o nuclear, pero que los ataque físicamente con sangre y muertos, nada de limpios borrados de código inocuos.

    La extraordinaria serie 24 horas, en la sesión de este verano, ha representado en una serie de capítulos, lo que sería un ataque de 24 horas yihadista en Usa, o cualquier sitio de Europa, según las tesis de Black Ice.

    http://www.noticiasdot.com/publicaciones/2005/0105/1401/noticias140105/noticias140105-14.htm

    Yo estoy convencido que el ataque como simulación, para aprender, Al Qaeda siempre estudia y aprende, se produjo en Junio de 2005 , en Moscú, cuando mediante explosivos se hizo volar por los aires, un nodo, que controlaba a la vez la red de agua y la eléctrica de Moscú Capital y provincia.

    48 horas sin energía y sin agua, y ¡ solo fue un ensayo!

    Saludos

  12. Es curioso pero las guerras de cuarta generación comparten características fundamentales con las prewestfalianas… que por cierto nadie se ha tomado la molestia de clasificar porque las de primera empiezan en 1648…, factores como la depredación, la avaricia… los estados fallidos… existían antes de la formación de los Estados -Nación.

Los comentarios están cerrados.