Las guerras del futuro ya no son lo que era

Fulda es una ciudad alemana del estado de Hesse que a la mayoría no le sonará. En los tiempos de las dos Alemanias, la RFA y la RDA, Fulda quedaba en medio de la hipotética ruta del 8º Ejército de la Guardia soviético hacia Frankfrut, corazón financiero e industrial de la Alemania capitalista. El 11º Regimiento de Caballería del ejército de EE.UU. estuvo allí destinado en permanente vigilancia hasta 1994. Ya desde los años ’60 las publicaciones especializadas hablaban de la “Brecha de Fulda” (Fulda Gap) y las discusiones teóricas giraban sobre cómo detener una ofensiva acorazada soviética. La doctrina militar estadounidense de los años ’80 y todo los desarrollos tecnológicos (M1 Abrams, M2 Bradley, AH-64 Apache, A-10 Thunderbolt II, etc.) tenían en mente la Brecha de Fulda. Entonces la Unión Soviética se disolvió en 1991 y diez años después EE.UU. sufrió el mayor ataque terrorista de su historia. La guerra para la que el ejército estadounidense llevaba décadas preparándose nunca ocurrió. Pero quien tiene un martillo sólo ve clavos a su alrededor. La administración Bush conjuró la amaneza no estatal que suponía Al Qaeda sacándose de la manga el “Eje del Mal” e invandiendo Iraq.

¿Pero la marina? ¿Quién necesita un submarino de ataque nuclear en tiempos de terroristas suicidas? Décadas preparándose para cazar submarinos soviéticos en la brecha GIUK (Groenlandia, Islandia y Reino Unido) y escoltar convoyes entre EE.UU. y Europa en una nueva “Batalla del Atlántico” , y la marina todavía anda buscando su sitio en el siglo XXI. Y a veces lo intenta de formas no muy honestas.

A principios de este mes se filtraba desde la oficina del jefe de operaciones navales de la U.S. Navy una lista de propuestas. Y tiene gracia, porque no piden más barcos ni más misiles. Quieren expertos en regiones, oficiales de asuntos civiles, unidades de guerra fluvial (otra vez la “marina de aguas marrones”, más unidades reservistas y la capacidad de procesar información sobre tráfico martítimo (que aunque no lo digan proviene muchas veces de fuentes abiertas). ¿Estarán tomando nota por aquí cerca?

7 thoughts on “Las guerras del futuro ya no son lo que era

  1. pues sí, USA tuvo una respuesta mediocre (o pésima) ante esta agresión… pero supongo que es porque el presidente que debia tomar una desicion al respecto (Bush) tambien es mediocre… sera que el electorado estadounidense se esta volviendo mediocre en sus preferencias electorales?… me parece que el problema quiza subyace en la misma sociedad americana… espero que no pero me parece que entraron en una sutil curva de decadencia.

Los comentarios están cerrados.