La política internacional es cosa de machotes

Bambino me hablaba ayer vía Jabber de un artículo de David Horowitz aparecido en el Jerusalem Post. Me queda la duda de que sea el mismo David Horowitz ex-marxista reconvertido en ideológoco neococo. El Horowitz que escribe en el Jerusalem Post sigue la línea de los adolescentes descerebrados que escriben en foros de temas militares y los neococos de aquí al lado:

[T]he response of the targeted nation will be resilience and a determined response, rather than capitulation. London is not Madrid.

Todavía trato de comprender qué comportamiento de España como nación les resultó a toda esta gente una rendición. Alguien en el foro de militaryphotos.net lo resumía así: “Al menos nosotros tras el 11-S invadimos un par de países y nos dedicamos a matar musulmanes”. Así de claro y así de sencillo. No hay que darle vueltas para entender que la invasión de Iraq fue una catarsis colectiva: Darle una paliza a alguien, aunque no tuviera nada que ver con el 11-S. Realizar una exhibición de poderío militar como advertencia. Las relaciones internacionales entendidas en una clave “masculina” enfermiza: Valentía, cojones, violencia…

Así se entiende que para algunos en la cadena Fox, esa que abría el segmento de noticias sobre la invasión de Iraq con un águila volando sobre el título “Guerra contra el Terror”, no hay mal que por bien no venga. Los atentandos del 7-J servirán para que esos metrosexuales europeos sientan más ganas de patear culos musulmanes y de paso, dejar en segundo plano de la agenda del G8 temas tan absurdos como la pobreza africana o el cambio climático.

5 respuestas a “La política internacional es cosa de machotes

  1. Así que capitulamos? Más que de machotes de seres primarios. Por cierto los EE.UU quieren cambiar la definición internacionalmente aceptada de tortura, para limitarla a cuando interese a ‘organos vitales’. Y ayer se cumplieron 10 años de la masacre de Srebrenica. Arte fue la única cadena que dedico un tiempo decente a su importancia.

    saluti

  2. ¡¡Coñes, vaya con el “ideóloco” israelí!! ¿Dónde quedaron los ideales de los Padres (y Madres) fundadores del Estado?.

    Menudos fachas se crían por ahí….

Los comentarios están cerrados.