Aliens vs. Predator

El viernes fui a ver Alien vs. Predator. Sí, ya lo sé… Pero bueno… La gracia de la película es ver al cazador cazado por una bestia aún más bestia, y como por el camino entre ambos se llevan a todos los humanos que sin comérselo ni bebérselo “pasaban” por allí. Vamos, algo así como la comparecencia de Aznar en la comisión del 11-M según algunos:

Como dice Íñigo de Ugarte, escuchar a Aznar y a los otros intentado jugar a los polis malos cerca de once horas no hay Dios que lo aguante. Así que todos hemos terminado leyendo los resúmenes de prensa (ya sabemos, en manos de la “izquierda”). Y yo me pregunto ¿qué fuman algunos? Yo, como no consumo cosas raras, me quedo en la inopia. Porque vamos a ver…

En Asturias se descubre ahora un desaguisado policial tremendo que sucedió durante el gobierno del PP, el cual hace pensar que el 11-M quizás pudo haber sido evitado… Y aquí no ha pasado nada.

Bin Laden amenaza directamente a España en un vídeo emitido por Al Yazira en octubre de 2003, y tiempo después el infeable Ministro de Interior afirmó que “no hay ningún dato que señale a España como objetivo prioritario de Al-Qaeda, ni siquiera como mero objetivo” [léase 11-M La Venganza de Casimiro García-Abadillo. La Esfera de los Libros. pág. 173. Más sobre el libro aquí]. Se descuida la lucha contra el terrorismo yihadista… Pero oiga, aquí no ha pasado nada. Pelillos a la mar.

Sin ninguna prueba objetiva y material el gobierno del PP anunció a bombo y platillo que el 11-M fue obra de ETA, y lo siguió manteniendo mientras la policía acumulaba pruebas sobre la autoría de terroristas yihadistas, pero aquí no sólo no ha pasado nada sino que la derecha quiere que se investigue la manipulación e intoxicación de un grupo mediático de “izquierda”. [Ahora me entero vía ElConfidencial.com que el teléfono hallado en la bomba sin explotar el 12-M por la mañana valía como una prueba más que apuntaba hacia la pista islamista].

Aznar se va por los cerros de Úbeda hablando de la corrupción y el GAL durante el gobierno de Felipe González, que se enteró de todo por la prensa, y afirma que no tuvo responsabilidad alguna en el telegrama enviado a las embajadas y petición de una resolución de la O.N.U. condenando a ETA y el atentado. ¿También se enteró por la prensa?

¡Menos mal que la “izquierda” controla los medios!, ¿no?

Algunos mal pensaos ya andan barruntando que ha habido un pacto bajo cuerda entre PP y PSOE para ser suavitos con el líder del otro partido. Habrá que ver qué pasará con ZP en la Comisión. Pero queda esa perenne sensación de que en los partidos que estaban en la oposición el 11-M nadie ha hecho los deberes. Si con pasearse por la blogsfera lo tenían chupado. Ayyyy… ¡Un poquito de por favor…!

[Esta entrada fue publicada originalmente en el blog Lobo Estepario de Zona Libre]

¿La comisión del 11-M trabajando y Aznar de rositas?

No tengo ni idea si la comisión parlamentaria del 11-M servirá para algo. Todavía no entiendo muy bien cuál es su función. Las responsabilidades políticas fueron resueltas el 14-M. Las penales son cosa de los jueces.

En EE.UU. la comisión del 11-S, al menos dio como resultado un informe que fue nominado para el National Book Award de lo bien redactado que está. Se le ha acusado, todo hay que decirlo, de tratar de no dejar mal a nadie. Pero al menos en EE.UU. existe la figura del “relator de la Comisión”, echada en falta por Mariano Rajoy y Manuel Marín. Igualito que aquí, vamos…

Aznar ha comparecido ante la comisión. Cuando lo hizo Acebes los portavoces de los partidos que el 11-M estaban en la oposición dejaron claro que no se habían estudiado la lección y Acebes fue jaleado al día siguiente por los suyos en un acto del PP. Me temo que posiblemente haya pasado lo mismo con Aznar.

Hace semanas leí “11-M La Venganza” de Casimiro García-Abadillo, director adjunto y responsable de información de El Mundo. Lo hice con un lápiz en la mano tomando notas al margen que condensé en un reseña de 11 páginas para un amigo. No sé si alguien le apetecerá leerse el texto, pero aquí está en formato MS Word.

Resumiendo: Incluso leyendo un libro de un simpatizante del PP que pretende dejar mal a la izquierda y a la Cadena SER por lo sucedido el 13-M se comprende que la gestión del 11-M por parte del gobierno fue un desastre. Y dice mucho del equilibrio ideológico que hay en este país en cuanto medios de comunicación (eso de que todos son de izquierdas) que a estas alturas “intoxicación”, “manipulación” y “mentiras” se quiera asociar con la que era la oposición en aquel momento. Parece que a veces hay que recordar que quien quedó con el culo al aire según fue avanzado la investigación fue el gobierno.

Aznar se negó en su comparecencia a que las palabras “me equivoqué” salieron de su boca. ¿Y siguen buscando fuera la culpa de sus errores y de su derrota?. ¿Aprenderá alguien en el PP la lección?

[Esta entrada fue publicada originalmente en el blog Lobo Estepario de Zona Libre]