Observatorio de la Nueva Guerra Fría #1

El recientemente lanzado Meduza.io entrevista a Mark Galeotti, profesor de la New York University, autor del blog In Moscow’s Shadow y autor de un par de libros bastante interesantes publicados por Osprey Publishing:

But essentially yes, we are now heading towards… I don’t want to really think of it as the new Cold War, it’s not a useful image. I’d rather think of it as the new Hot Peace.

Francia

Una información para matizar mi esquema gráfico de la Nueva Guerra Fría. Alain Soral y Dieudonné M’Bala M’Bala rompieron el año pasado con el Front National por la postura pro-israelí del eurodiputado Aymeric Chauprade, consejero internacional de Marine Le Pen. Soral y Dieudonné han fundado su propio partido, Reconciliación Nacional. El “nuevo” Frente Nacional de Marine Le Pen se ha distanciado del “viejo” partido de su padre en sus posturas hacia Israel y los homosexuales. Sin embargo Chauprade ha caído en desgracia dentro del partido por sus posturas homófobas y sobre el Islam, que en este último caso Marine Le Pen ha rechazado por cercanas a los neocón estadounidenses.

Rusia.

Este año se cumple el 70º aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial. El presidente polaco Bronislaw Komorowsk anunció que estaba considerando invitar a líderes europeos a conmemorar el aniversario el día 8 de mayo en Gdansk. Además, afirmó que el aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial no supone celebrar ninguna liberación para los pueblos de Europa del Este porque se vieron sometidos al yugo soviético. La ceremonia en Gdansk sería la excusa perfecta de muchos para dar plantón a Putin en Moscú el día 9, lo que no ha sentado nada bien en Rusia. El canal 5 de San Petersburgo este simpático vídeo de cómo los carros de combate ruso podrían plantarse en Varsovia y Berlín en poco tiempo para celebrar allí un desfile de la victoria.

Grecia y Chipre

Tras una reunión de los ministros de asuntos exteriores rusos y griego en Moscú, el ministro ruso afirmó “si llegase una petición del Gobierno griego no cabe duda de que tomaríamos en consideración el asunto”.  Por su parte el ministro de Defensa griego afirmó que “Grecia tiene la obligación de buscar fuentes de financiación alternativas en el supuesto de no alcanzar un acuerdo con sus socios de la Unión Europea” y mencionó EE.UU. China y Rusia.

Mientras, el pasado día 8 saltó la noticia de que Chipre había ofrecido la instalación de una base aérea y otra naval rusa en su territorio. La noticia fue desmentida luego por el ministro de Asuntos Exteriores chipriota, Ioannis Kasoulides, que informó que lo que había sido renovado era el acuerdo de cooperación militar y los contratos de mantenimiento de material militar ruso que posee la Guardia Nacional greco-chipriota. Recordemos además que Rusia acudió al rescate de la economía greco-chipriota, en cuyos bancos había importantes depósitos de ciudadanos rusos.

BMP-3 de la Guardia Nacional Chipriota
BMP-3 de la Guardia Nacional Chipriota

Venezuela y Nicaragua

El ministro de defensa ruso, Serguéi Shoigu, inició esta semana una gira por Hispanoamérica que le ha llevado por Venezuela, Nicaragua y Cuba, países de la Alianza Bolivariana. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, había visitado previamente Rusia en enero, donde Vladimir Putin afirmó que “Venezuela es uno de los aliados más importantes de ese país”, al punto de ser calificado como “un aliado estratégico”. Rusia y Venezuela incrementerán la cooperación militar, lo que supone que militares venezolanos estudiarán en academias militares rusas o que buques de la armada rusa frecuentarán los puertos venezolanos.

Anticipando la llegada del ministro ruso, el gobierno de Nicaragua negó su interés en adquirir cazas rusos Mikoyan Gurevich MiG-29, información publicada por el portal español defensa.com Después del fin de la guerra civil, las fuerzas armadas nicaragüenses pasaron largos años de penurias materiales. En los últimos años han recibido la donación de material militar proveniente de Rusia, como blindados BMP-1 y BTR-70M. En octubre de 2013 el país recibió la visita de dos bombarderos supersónicos rusos Tupolev Tu-160. La visita del ministro Shoigu a Nicaragua sirvió para firmar un acuerdo de cooperación militar, abriéndose la posibilidad de que la armada rusa instale allí una base para el “mantenimiento técnico” de su buques y puedan allí “reabastecerse, descansar y realizar pequeñas reparaciones”.

BTR-70M donado por Rusia a Nicaragua
BTR-70M donado por Rusia a Nicaragua

Argentina

El fiscal Gerardo Pollicita, sustituto del fallecido Alberto Nisman, imputó a la presidente Cristina Kirchner y al ministro Héctor Timerman por el supuesto encubrimiento de la investigación sobre la pista iraní en el atentado a la AMIA.

Alberto Hutschenreuter, profesor de Geopolítica en la Escuela Superior de Guerra Aérea de Argentina, afirmó en una entrevista para RIA Novosti con motivo de la visita del ministro de Defensa ruso que:

“Las relaciones y acuerdos con países como Nicaragua, Venezuela o Cuba implican que Rusia puede ofrecer una alternativa estratégica a estos países que desean incrementar capacidades nacionales y que consideran que América Latina debe priorizar sus intereses en clave autónoma y no en términos de intereses ajenos”

El banco ruso Vnesheconombank financiará la construcción de la central hidroelectríca Chihuido I en la provincia de Neuquén, en la que la empresa rusa Inter RAO Export aportará la maquinaria para la obra.

¿Se posicionará Grecia en la Nueva Guerra Fría?

La noche del domingo 26 estallaba mi timeline de euforia con la victoria en las elecciones griega de la Coalición de Izquierda Radical, conocida por sus siglas SYRIZA. En la mañana del lunes 26, en cambio corrió la estupefacción. SYRIZA, que se quedó a dos escaños de la mayoría absoluta, recibía el apoyo del partido Griegos Independientes, ANEL según sus siglas en griego, para formar gobierno.  ANEL es un partido ultraconservador cristiano ortodoxo, xenófobo, antisemita y conspiranoico. ¿Qué tenían en común? ANEL es el único partido griego relevante que compartía con SYRIZA llevar en su programa el oponerse a la Troika europea y renegociar la deuda.

Enseguida leí comentarios que explicaban el acuerdo de gobierno como un ejemplo de tacticismo político. Recordemos lo mucho que repite el eximio Pablo Iglesias que la política “es cabalgar contradicciones”. Hoy, por ejemplo, El País titula su editorial “Pragmatismo en Atenas”. El acuerdo se anunció a media mañana, así que es difícil imaginar que fuera improvisado. Ya con los hechos consumados, alguno advirtió que SYRIZA había reculado durante la campaña en materia de derechos LGTB. Ahí están las declaraciones de Tsipras, que calificó de “asunto científicamente controvertido” la adopción de niñas por parte de parejas del mismo sexo. Así que las negociaciones son seguramente previas.

Pero si volvemos de nuevo al eximio Pablo Iglesias y su discurso en torno a que el eje izquierda-derecha está superado por su nula capacidad explicativa en la política actual, podemos encontrar otros nexos entre SYRIZA y ANEL. Me refiero, cómo no, a entender esta alianza política desde la perspectiva de la Nueva Guerra Fría.

Buques de las armadas griegas e israelíes en un ejercicio bilateral en 2012
Buques de las armadas griega e israelí en un ejercicio bilateral en 2012

SYRIZA llevaba en su programa electoral la salida de Grecia de la OTAN y la ruptura de los acuerdos militares con Israel. Ante el exiguo espacio aéreo israelí, la fuerza aérea realiza entrenamientos en países europeos como Italia y Grecia. Pero Grecia posiblemente haya aportado algo realmente importante a Israel: Acceso a los sistemas de defensa antiaéreos S-300 instalados en Creta y que repetidamente Irán ha tratado de adquirir.

Alexis Tsipras viajó a Moscú meses después de la invasión rusa de Crimea y se declaró en contra de las sanciones a Rusia. En Moscú se reunió con personalidades rusas cercanas al Kremlin que tienen vetada la entrada en la Unión Europea. Alexander Dugin, ideólogo del nuevo euroasianismo, en su momento señaló a SYRIZA como un potencial aliado de Rusia. Por su parte, ANEL es tildado directamente de “partido pro-Kremlin” por Anton Shekhovtsov, al igual que un diario ateniense de lengua ruso lo denominaba hace poco el “partido ruso”.  Uno de sus parlamentarios es presidente de la Alianza Greco-Rusa.

SYRIZA y ANEL, junto con el Partido Comunista Griego (KKE) y Aurora Dorada, coincidieron en votar en contra el acuerdo de asociación de Ucrania a la Unión Europea. No está de más recordar lo ofendidos que se sintieron algunos cuando señalé que el  Front National francés y Podemos habían coincidido en votar no, en una lista que incluye también a Jobbik, Die Linke, Alternativa por Alemania, NPD, Izquierda Unida, Bildu, etc. Es una mezcla aparentemente incoherente de ultraderechistas y comunistas que sólo cobra sentido cuando buscamos los nexos en los términos ideológicos de la Nueva Guerra Fría como el nacional-populismo o el nacional-bolchevismo. Así, podría ser que Grecia sea tras el conflicto de Ucrania otro ejemplo donde los movimientos políticos y alianzas sólo tengan sentido dentra de las lógicas ideológicas de la Nueva Guerra Fría.