Despachos desde el frente (11)

-El Institute for National Security Studies de Tel Aviv ha publicado el Middle East Strategic Balance 2007-2008, con un capítulo dedicado a las fallos israelíes en la última guerra del Líbano. Sí, aquella que los blogs neocón españoles aplaudían con las orejas mientras un servidor decía que Israel se equivocaba.

-Un despacho de Europa Press recoge la lista de militares españoles muertos a bordo del ya superado Blindado Medio de Ruedas (BMR) español. Cuando no han sido huelcos en accidentes de tráfico han sido minas o artefactos explosivos encerrados. Es la hora de que sean sustituidos por un vehículo de transporte de tropas de ruedas de nueva generación y que el Ministerio de Defensa cumpla su promesa de comprar con celeridad vehículos a pruebas de minas (MRAP) para misiones internacionales.

banner MRAP ya

-Moeh trata en Guerra y Paz las declaraciones de Simon Mann implicado a José María Aznar en el intento de golpe de estado de Guinea Ecuatorial. La trama de casi todo el asunto la contó el corresponal de The Economist en Sudáfrica, Adam Roberts, en su libro The Wonga Coup. En la introducción Roberts cuenta las peripecias de su investigación que dejó un aspecto sin cubrir: El papel del gobierno español. La disposición inicial a colaborar se esfumó tan pronto Roberts pisó Madrid. Alguien algún día nos contará qué misiones iban a realizar en el Golfo de Guinea los dos buques de la Armada, que llevaban a bordo un destacamento de Infantería de Marina, cuyo viaje fue cancelado tras justificar el Ministerio de Exteriores torpemente su viaje. Y alguien algún día terminará de contarnos todos los estropicios a los que en política exterior nos quería llevar Aznar, el mismo que algunos dicen tuvo el mérito de poner a España en la lista de países que cuentan en el mundo mundial.

-Últimamente he tenido en mente escribir algo titulado “Quiero un ministro de defensa español que sea como el secretario Robert M. Gates. Basta decir que en EE.UU. ya hablan de que miembros de los equipos de Obama y McCain consideran la posibilidad de mantenerlo en el cargo.