Despachos desde el frente (6)

Mi recuperación del reciente periplo por las repúblicas bálticas y Polonia se ha prolongado. Como siempre, no estoy muy seguro si las noticias, artículos y documentos que llaman mi atención son de actualidad. Y es que anda la blogosfera hispánica revuelta con el asunto de la revista El Jueves y la muerte del Jesús de Polanco. Ante ambas cosas tengo poco decir. Tan sólo que retratan un país viendo como ha sucedido lo primero y las muestras de alegría que he leído ante lo segundo.

Así que permítanme dedicarme a lo mío que llevo tiempo descuidándolo. Por ejemplo, uno de mis propósitos de principio de año era prestar atención a América Latina. Se trata desde la perspectiva de este blog un continente curioso. Si en otros tiempos fue escenario de golpes de estados, insurgencias guerrilleras de todo tipo y terrorismo, la conflictividad política sigue hoy cauces dentro de términos relativamente pacíficos. Sin embargo las amanezas a la seguridad nacional persisten hoy en forma de grupos de delincuencia organizada.

Preparando una ponencia sobre maras descubrí las bandas de presos brasileñas que habían evolucionado hasta formar sindicatos del crimen, como el Primeiro Comando da Capital. Durante mi viaje encontré esta noticia en El País, sobre cómo los narcos en las favelas están instruyéndose militarmente. Y un apunte de John Robb sobre el crecimiento de la banda mexicana de los Zetas, un grupo formado por ex-militares, inmersa en la particular guerra del gobierno mexicano contra el narcotráfico.

En marzo escribí sobre el solapamiento de competencias entre distintas instituciones y administraciones públicas en España en materia de vigilancia y rescate en las costas y aguas territoriales. Y estos días he encontrado esta noticia: “Marina Mercante y Guardia Civil se disputan la tripulación del primer patrullero oceánico contra la inmigración clandestina”. Menuda sorpresa, ¿no?

La lucha contra los distintos tráficos ilícitos en el mar implican mirar mucho más allá de las aguas territoriales españolas y sus inmediatas. Guerra y Paz nos hablaba esta semana de Guinea Bissau, país del que The Economist considera un narcoestado. Empezamos hace tiempo mirando al Estrecho de Gibraltar, luego las pateras empezaron a partir del Sáhara Occidental , más tarde Mauritania y por último de Senegal. Ahora, más al sur todavía, surge un punto de distribucíón de droga. España tiene un desatendido flanco sur profundo, donde otros ya han puesto el pie.

2 thoughts on “Despachos desde el frente (6)

  1. Pues mira que me has leido la mente, precisamente estaba pensando en hablar sobre inmigracion en mi blog, aunque eso ya lo sabes, ;). Todo viene a cuento de un articulo de la BBC sobre Sudafrica en el que hablaban sobre como la gente esta huyendo de Zimbabwe, cruzando el rio Limpopo sorteando a los cocodrilos de la rivera para llegar al otro lado. LA frontera no esta vigilada y se cree que suelen cruzar la frontera unas 3000 personas al dia. Cuanto mas critica se hace la situacion en los paises en desarrollo, mas riesgos asumen a la hora de cruzar las fronteras y mas gente se atreve. Lo dicho, un hombre que no tiene nada , nada tiene que perder. Creo que es imprescindible hacer un analisis por parte de los gobiernos (que son los unicos que pueden tomar cartas en el asunto) analizar la situacion y buscar formas de evitar la inmigracion masiva y la perdida de vidas que se esta cobrando.

Los comentarios están cerrados.