Rebatan mis ideas, por favor

Uno de los efectos de convertirme en navegante de Internet es que dedico muchísimo menos tiempo a ver la televisión. Y uno de los efectos de haberme introducido en la blogosfera es que apenas hago caso a las columnas de opinión de la prensa escrita.

Las columnas de opinión siempre me parecieron un género curioso. La mayoría de las veces tengo la impresión de que el autor ha escrito con la única motivación de cumplir su compromiso de x palabras al día. Así nos encontramos con las estrellitas mediático-periodísticas de turno hablándonos de sus impresiones sobre Operación Triunfo, lo que pasó el otro día comprando en el hipermercado o sus meditaciones profundas al volante de su coche viendo los peatones cruzar la calle mientras esperaba que el semáforo se pusiera verde.

Un blog te permite escribir cuando y desde dónde quieres (no, no trato de excusarme por pasar tanto tiempo sin publicar nada). Y no se trata de una verdad revelada. Para mí es un laboratorio de ideas, un diálogo con mis lectores. Por eso me llama la atención los comentarios que me llegan de vez en cuando aportando un punto de vista diferente, señalándome un punto flanco en mis razonamientos o corriegiendo un dato. ¡¡Chúpate esa!!, parecen decir. Como si yo en algún momento me creyera César Vidal. O un neococo o libelelo de esos, que se sueltan un rollo impresionante para decir que el programa político de la socialdemocracia se inspira en el fascismo y cuatro colegas le aplauden “Ahí, le has da’o. Desenmascarando a esos totalitarios”.

Así que no se frenen. Comenten y critiquen. Dialoguemos. Que yo todavía estoy aprendiendo.

6 respuestas a “Rebatan mis ideas, por favor

  1. ¿Tus ideas? Nada veo por aqui referente a eso. Hablas de lo que se habla en los mass-media. No aportas ideas, solo repites lo que ves y oyes. No tienes un sentido realmente crítico ni complementas con más información.

    Veo cierto aire de autosuficiencia cuando comentas que hay gente que cree que este weblog “revela verdades” ¿Como llegas a esa conclusión? Hay demasiada gente que piensa exactamente como tu, no te estrañe que no recibas más críticas. Es que bloggers como tu hay a patadas en la Red. Lo mismo que dices tu lo dicen otros muchos.

    No veo la lógica de tu crítica hacia lo que tu denominas neococos y libelos. Tu haces lo mismo que ellos, publicas bajo unas tendencias políticas concretas. Difundes ciertos mensajes y opiniones como casi todos. Lo del laboratorio de ideas creo que te viene demasiado grande, “Guerras posmodernas” es una página web personal y nada más.

    Un weblog no permite escribir desde cualquier sitio, no hay connexión a Internet en todas partes. Vigila con frases tan tagantes, te sueles equivocar a menudo, no solo en datos o detalles. No enlazas hacia otras informaciones que complementen tus escritos, no escribes como si esto fuera tu opinión personal y no contrastas las informaciones.

    Me pareces el típico blogger, más preocupado por la imagen que da y las visitas a su página. Se te estan subiendo los humos a la cabeza. Mi opinión es que eres demasiadio moderado y políticamente correcto.

    ¿Que tal la crítica? No te ofendas, te entrado muy duro. Lo reconozco, pero espero que esta crítica (bastante destructiva) te haga ver laSs cosas de otro modo.

Los comentarios están cerrados.